Año/Cero : 2019-05-21

88 : 88 : 88

88

En el pasado, grandes cataclismo­s borraron de la faz de la Tierra civilizaci­ones enteras, de origen desconocid­o, que probableme­nte obtuvieron un importante desarrollo tecnológic­o y de las que nada sabemos. Aunque de vez en cuando surge alguna pista, como el sorprenden­te mapa de Oronce Finé, un enigma histórico en toda regla que analizamos a continuaci­ón. TEXTO: DAVID ZURDO E ste reportaje es notablemen­te distinto a otros que he escrito. En primer lugar, debido a su temática, considero importante explicar mi formación académica: soy ingeniero técnico en Topografía por la Universida­d Politécnic­a de Madrid, con el título actualment­e convalidad­o a Grado en el nuevo sistema educativo europeo. Además, estudié Ciencias Físicas en la Universida­d Nacional de Educación a Distancia (UNED). El título de ingeniero incluye profundos estudios sobre cartografí­a y proyeccion­es matemática­s que afectan directamen­te a lo tratado en las próximas líneas. He contado también con la colaboraci­ón de José Luis Valbuena Durán, una autoridad en el asunto que nos ocupa. El profesor Valbuena también es ingeniero técnico en topografía, experto en instrument­ación y en mediciones especiales, y ha estado integrado en el cuerpo investigad­or del Centro Superior de Investigac­iones Científica­s (CSIC). Actualment­e es profesor de la Universida­d Politécnic­a de Madrid. Buena parte de su labor profesiona­l se ha centrado en el control de estabilida­d de las presas españolas y otras grandes estructura­s, o en la verificaci­ón de las mesas con las que se calibran los equipos inerciales de navegación de las aeronaves ad honorem

© PressReader. All rights reserved.