Año/Cero : 2019-05-21

9 : 9 : 9

9

18 12 22 REPORTAJE UFOLOGÍA PARAPSI COLOGÍA EL EJÉRCITO DE EE UU RECONOCE LA EXISTENCIA DE OVNIS EL SEXTO SENTIDO COMO ARMA DE GUERRA LEONARDO DNA PROJECT, LO ÚLTIMO DE LEONARDO dado, este pueblo con un ejército organizado, una máquina de guerra a la que nadie había logrado vencer, de repente decidió dejar de invadir y empezó a construir sus ciudades bajo tierra, protegiénd­ose de algo que, al parecer, era más poderoso que ellos. Y es precisamen­te aquí, una vez que he accedido al interior de esta ciudad subterráne­a recién abierta al público y descubiert­a hace cuatro años, cuando las dudas, que no son pocas, se amontonan en la cabeza. Precisamen­te buscando respuestas recurro a mi amigo el escritor Josep Guijarro y le pregunto su opinión de viajero y gran apasionado de los enigmas del pasado: «Hace muchos años autores como Peter Kolosimo aseguraron su camino. Al fin y al cabo, aquel ejército estaba preparado para la guerra y la invasión. Eran los hititas, fieros soldados que ubicaron su capital Hattusa en Anatolia, desde donde gestionaro­n hasta el último rincón del imperio. Sea como fuere, su memoria se perdió, al punto de que cuando en 1834 el arqueólogo Charles Texier halló unas ruinas cerca de la aldea turca de Bogäzkoy, tuvieron que pasar años para que se determinar­a que se trataba de la citada capital del imperio hitita, al que, como las ruinas que se ocultan bajo tierra, el tiempo pareció haberse tragado sin dejar vestigios de su existencia. Pero hoy sabemos más. Por ejemplo, que en un momento como una deliciosa incógnita: las ciudades subterráne­as. EL MISTERIO HITITA Antes de acceder a este mundo de contraluce­s, conviene recordar que en Capadocia se han descubiert­o a día de hoy varios centenares de ciudades bajo tierra, de las que algo más de treinta se pueden visitar, algunas de las cuales fueron pobladas por los primeros habitantes, hace cinco milenios. Pero el periodo en el que se produjo el desarrollo constructi­vo y defensivo que vemos hoy, nos obliga a remontarno­s a hace casi cuatro mil años, cuando un pueblo guerrero, venido del norte, atravesó el mar Negro y fue arrasando con todos los que se cruzaron en HASTA AHORA LA CIUDAD MÁS VISITADA ERA DERINKUYU, UNA URBE DE SIETE PISOS PARA 20.000 PERSONAS. SALATLI MERCURY ES AÚN MÁS GRANDE. 09

© PressReader. All rights reserved.