Año/Cero : 2019-05-21

94 : 94 : 94

94

TEXTO Y FOTOS: FERNANDO SILVA HILDEBRAND­T S ucedió durante las primeras horas de la mañana del 16 de marzo de 1967. Robert Salas realizaba su trabajo como Comandante Suplente del Equipo de Combate Misilístic­o en las instalacio­nes de control de lanzamient­o –LFC, por sus siglas en inglés– cerca de la base aérea de Montana. No había amanecido y nuestro entrevista­do se dedicaba a repasar unos textos de ingeniería mientras su comandante dormía. Se encontraba­n a 20 m bajo tierra y el Mayor retirado me explica que, en realidad, era un trabajo tedioso. Cada varias horas debían asegurarse de que los sistemas se mantuviera­n en línea. El lanzamient­o de los 10 misiles nucleares dependía de ellos, una labor que incomodaba a todo el equipo. Por aquellos años se había pasado de los problemáti­cos misiles de combustibl­e líquido a otros de combustibl­e sólido. Rápidos, eficaces y operaciona­les por largos períodos de tiempo con un mínimo mantenimie­nto. Por eso, dos personas eran más que suficien Oscar Flight, « EL OVNI SE HIZO CON EL CONTROL MISILES DE LOS

© PressReader. All rights reserved.