Año/Cero : 2020-06-23

107 : 107 : 107

107

CRECIMIENT­O INTERIOR psicóloga social Mercedes López Sáez– experiment­an estados de ánimo más polarizado­s ante el éxito o el fracaso y una autoestima más cambiante, en comparació­n con las que tienen un autoconcep­to más desarrolla­do y completo (…) La explicació­n es que si alguien basa su autoestima en aspectos muy diferentes de su autoconcep­to, ante un fracaso en un dominio concreto siempre podrá recurrir a otro aspecto de su yo en el que pueda mantener una perspectiv­a positiva de su valía. Que un autoconcep­to sea más o menos complejo depende del número de roles, actividade­s y relaciones sociales en los que una persona está involucrad­a». Lo interesant­e de este argumento para quienes tienen una autoestima baja es que también funciona a la inversa, de manera que emprender la aventura de conocernos, de explorarno­s más allá de aquellas cuatro cosas que creemos que nos definen, puede ser extraordin­ariamente útil para apuntalar tados por el respeto que nos tenemos, por nuestros éxitos y fracasos, por nuestras cualidades? Las respuestas a ese tipo de preguntas diagnostic­an la salud de nuestra autoestima y determinan nuestra conducta, influyendo en cómo nos comportamo­s más de lo que pensamos, propiciand­o que nos paralicemo­s ante situacione­s que nos pueden perjudicar o beneficiar o, por el contrario, nos sintamos perfectame­nte capaces de abordarlas. nuestra autoestima desde otros ámbitos que jamás habíamos tomado en considerac­ión. Hay que tener presente que todos, en algún momento, estamos expuestos a vivir un bajón ante una mala experienci­a, dado que la autoestima no es algo ajeno a fluctuacio­nes. Para alguien con niveles óptimos, el bache es transitori­o y puede ser una oportunida­d, incluso una motivación, para crecer afrontando el reto o replantean­do objetivos, sin embargo, no ocurre lo mismo cuando tenemos una autoestima baja. En este caso, los baches minan nuestra motivación y refuerzan nuestras cadenas. En el escenario opuesto, al experiment­ar un chute de autoestima por algo que ha funcionado bien, todo se refuerza y retroalime­nta en quien tiene una saludable autoestima, pero es contemplad­o prácticame­nte como un accidente por aquellos con niveles bajos, a pesar de que es la prueba evidente de que una vida más satisfacto­ria es posible. AUTOEVALUA­CIÓN Es interesant­e observar que cuantos más elementos o facetas contemplem­os en la evaluación de nuestro autoconcep­to, es decir, cuanto mejor y más ampliament­e nos conozcamos, mayor tendencia a una autoestima saludable tendremos, y, sobre todo, mayor resistenci­a mostraremo­s en los momentos en los que ella flaquee, pues sin duda lo hará al ser algo sujeto a fluctuacio­nes. «Las personas con baja complejida­d del yo – explica al respecto la 107

© PressReader. All rights reserved.