Año/Cero : 2020-06-23

49 : 49 : 49

49

Vamos HAN PASADO 30 AÑOS a transitar por el mundo de los tópicos: el tiempo vuela, parece que fue ayer, ha sido un abrir y cerrar de ojos… Y todo eso es cierto, pero todo tiene luces y sombras. Cuando apareció AÑO/CERO estaba naciendo a este mundo. Quizá el parto debería durar toda la vida, para no perder la ilusión. Entonces era uno de los jóvenes muy jóvenes que quería hacerme un hueco en la divulgació­n de los temas de misterio. La aparición de AÑO/CERO vino en un momento dulce para la investigac­ión y divulgació­n de estos asuntos. Entonces, se hablaba del pasado como un tiempo dorado. Hoy, hablamos de la aparición de AÑO/CERO como un momento dulce del pasado. Podemos decirlo: vino en un momento dulce que hizo más dulce. Si lo vemos con la perspectiv­a que da el tiempo, en esos primeros números de la revista se publicaron una serie de temas que fueron claves para que la aparición de Bruno Cardeñosa Por La principal caracterís­tica que AÑO/CERO imprime a sus textos es que ahondan en temas que luego serán claves en la sociedad AÑO/ CERO fuera una explosión. La oleada de OVNIs triangular­es en Bélgica o la visión alternativ­a de la Primera Guerra de Irak – eran temas muy comentados entonces y que apareciero­n en los primeros números de la revista– ya presentaba­n una posición muy presente en la revista: ser alternativ­a. Y esa es la caracterís­tica que esta publicació­n siempre ha imprimido a sus textos: ahondar en temas y posturas que luego van a ser importante­s en la sociedad. En la actualidad y desde hace más de un lustro, o una década, las revistas están atravesand­o una crisis enorme. Se vende menos, se distribuye peor, se defiende poco el periodismo y la sociedad quiere leer titulares y no temas profundos como los textos que propone AÑO/CERO. Desde que mis trabajos comenzaron a publicarse en la revista – cada reportaje era una celebració­n para mí–, me di cuenta de que los que mandaban en la revista se partían la cara por mí y, además, trabajaban y corregían con pulcritud y exigencia mis textos. Ese tipo de cuidado era lo que hacía grande a la publicació­n. Y eso es lo que ha hecho posible que AÑO/CERO llegue hasta aquí: ¡30 años! 49

© PressReader. All rights reserved.