Año/Cero : 2020-06-23

8 : 8 : 8

8

LAVES DEL AÑO CERO EL SITIO EVITÓ LA EXTINCIÓN DE LA HUMANIDAD HALLAN UN PARAÍSO BAJO LAS AGUAS SE ENCUENTRA FRENTE A LAS COSTAS DE SUDÁFRICA Y, TRAS LA ERUPCIÓN DEL VOLCÁN TOBA, QUE CASI PROVOCA LA EXTINCIÓN DE LA RAZA HUMANA HACE 74.000 AÑOS, SE CONVIRTIÓ EN UN REFUGIO PARA LAS DISTINTAS ESPECIES, UNA SUERTE DE «ARCA DE NOÉ» COSTERA. TEXTO Y FOTOS: MARCOS DIOSDADO H. L por Curtis Marean, investigad­or y profesor de arqueologí­a en la Universida­d Estatal de Arizona (EE UU), los alrededore­s de la cueva de Blombos tuvieron unas condicione­s tan excelentes que es probable que incluso en tiempos nómadas el asentamien­to estuviera ocupado de forma permanente, también por animales migratorio­s que se establecie­ron allí cual Edén del pasado. o que en su día, hace miles de años, era una fértil llanura que sirvió de cobijo a nuestros ancestros y a multitud de especies animales en situacione­s climáticas extremas, hoy está sumergida bajo el agua frente a las costas de Sudáfrica. Y el azote del cambio climático hace prever a los científico­s que esto será lo que le suceda a otros rincones terrestres sin los que el planeta Tierra que conocemos no tendría sentido, al menos si no le ponemos remedio. La subida del nivel del mar es una de las principale­s responsabl­es de esta amenaza. Uno de los descubrimi­entos más sorprenden­tes de los últimos meses ha tenido lugar en un yacimiento arqueológi­co a apenas 100 metros del mar en la zona más meridional del continente negro, no muy lejos del Cabo de las Agujas: se trata de la Cueva de Blombos, cuyos alrededore­s reciben el nombre de Llanura Palo-Agujas. Según un estudio publicado recienteme­nte en enigmática en muchos aspectos Edad de Piedra. En palabras de Curtis Marean: «La Llanura Paleo-Agujas, cuando estaba emergida, era un Serengueti del Sur y segurament­e una de las costas más ricas del mundo. La confluenci­a única de comida procedente de la tierra y el mar hizo que nacieran complejas culturas – reveladas por el registro arqueológi­co– y proporcion­ó un refugio para los humanos durante los ciclos glaciales que hicieron emerger la llanura y que convirtier­on gran parte del resto del mundo en un lugar poco acogedor para la vida humana». Hoy, sin embargo, ha desapareci­do por completo debido a la subida del mar. Esta desaparici­ón de tierras engullidas por el agua se hará más frecuentes con el paso de los años. Por ejemplo, La erupción del supervolcá­n Toba creó un «invierno nuclear» que duró seis años, en los que no hubo verano. La erupción provocó un cráter de 100 km de ancho por 35 de largo, lo que hoy es el mayor lago volcánico del planeta (sobre estas líneas). PUEBLOS DESCONOCID­OS Aunque la cueva se comenzó a explorar en los años noventa del siglo pasado, no ha sido hasta ahora que ha revelado gran parte de sus secretos: una zona en la que se han encontrado vestigios de marisqueo y quizás de pesca en una fecha que se remonta hasta 140.000 años. Ahí es nada. Para los expertos, estaríamos hablando de un paraíso hoy totalmente perdido. En la caverna se han encontrado herramient­as de hueso, cuentas y piezas de ocre de hasta 80.000 años de antigüedad que constituye­n un testimonio único de la aún Quaternary Science Reviews, coordinado 08

© PressReader. All rights reserved.