Tra­ta­mien­tos pa­ra fre­nar la fla­ci­dez.

Fla­ci­dez en los bra­zos, pár­pa­dos caí­dos, arru­gas en cue­llo y escote… to­do lo que cae por su pro­pio pe­so pue­de vol­ver a su si­tio. Te con­ta­mos los tra­ta­mien­tos que te ele­va­rán mu­cho más que el áni­mo.

AR - - SUMARIO - Por AMOR SÁEZ

La ley de la gra­ve­dad es im­pla­ca­ble. To­do lo que un día ha es­ta­do en ‘su si­tio’, con la edad, los em­ba­ra­zos, los cam­bios de pe­so, el se­den­ta­ris­mo y los ma­los há­bi­tos, tien­de a caer­se si no le po­ne­mos re­me­dio a tiem­po. De he­cho, “la fla­ci­dez, des­pués de las man­chas, es la prin­ci­pal preo­cu­pa­ción de las mu­je­res que han pa­sa­do los 40 años”, se­gún la mé­di­co es­té­ti­co Cris­ti­na Vi­lla­nue­va (dra­vi­lla­nue­va.com). Y es que, “a par­tir de los 35 años se em­pie­za a ha­cer vi­si­ble en la ca­ra y el cuer­po el des­cen­so de los ni­ve­les de co­lá­geno y elas­ti­na, pro­teí­nas que man­tie­nen la piel fir­me y ad­he­ri­da a los múscu­los”, cuen­ta la doc­to­ra: “Re­afir­mar no es ta­rea fá­cil so­lo con cos­mé­ti­ca, pe­ro si la aso­cia­mos con tra­ta­mien­tos mé­di­cos que tra­ba­jan a ni­vel mus­cu­lar, se pue­de co­rre­gir o re­tra­sar mu­cho el des­col­ga­mien­to”, con­clu­ye.

1 PÁR­PA­DOS ALISADOS CA­LOR QUE PRO­DU­CE CO­LÁ­GENO Y ELAS­TI­NA

“La piel del con­torno de los ojos es muy frá­gil y fi­na, y con el pa­so del tiem­po se pro­du­ce de­bi­li­dad del múscu­lo que ele­va el pár­pa­do, da­ño en los ner­vios que lo con­tro­lan y fla­ci­dez”, ex­pli­ca el mé­di­co es­té­ti­co Ja­vier Ani­do. Pa­ra so­lu­cio­nar­lo, los ul­tra­so­ni­dos del equi­po

Ult­he­rapy rea­li­zan un au­tén­ti­co lif­ting no in­va­si­vo. El ca­be­zal apli­ca ca­lor in­ten­so a ni­vel sub­cu­tá­neo, ele­van­do la tem­pe­ra­tu­ra de la zo­na has­ta 70 °C y de­jan­do in­tac­ta la ca­pa su­per­fi­cial: “En una so­la se­sión se ac­ti­va la for­ma­ción de has­ta un 42 % más de co­lá­geno y elas­ti­na nue­vos, y con ello la con­trac­ción del te­ji­do en las ca­pas más pro­fun­das de la piel”, de­ta­lla el doc­tor (des­de 1.500 €, doc­to­ra­ni­do.com).

2 PÓ­MU­LOS CON VO­LU­MEN IN­FIL­TRA­CIO­NES DE ÁCI­DO HIALURÓNICO

“Con la edad las bol­sas de gra­sa de los pó­mu­los se des­pla­zan ha­cia aba­jo de­jan­do las me­ji­llas ‘va­cías’, por­que se pier­de el ‘ce­men­to’ (co­lá­geno) que sus­ten­ta y pro­yec­ta la piel de esa zo­na”, des­cri­be la mé­di­co es­té­ti­co Car­men Lo­ren­te Fer­nán­dez. El áci­do hialurónico Prof­hi­lo es ca­paz de dar so­por­te a la der­mis y al mis­mo tiem­po hi­dra­tar y es­ti­mu­lar la for­ma­ción de áci­do hialurónico y co­lá­geno nue­vos: “Se in­fil­tra con agu­ja a ni­vel más pro­fun­do que la me­so­te­ra­pia con­ven­cio­nal, a tra­vés de cin­co pun­tos de en­tra­da por ca­da la­do del ros­tro”, con­clu­ye la doc­to­ra Lo­ren­te Fer­nán­dez. En tres se­sio­nes de cin­co mi­nu­tos ca­da una re­vier­te los efec­tos de la la­xi­tud cu­tá­nea. Los re­sul­ta­dos duran seis me­ses (des­de 750 €/3 se­sio­nes, the­beauty­con­cept.com).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.