DE­TOX MEN­TAL en Ma­llor­ca

AR - - BIENESTAR -

El tiem­po se de­tie­ne al sur de Ma­llor­ca, en el mis­mo lu­gar en el que ha­ce si­glos una tri­bu be­re­ber po­bló por pri­me­ra vez Lluc­ma­jor. A aque­lla tri­bu la de­no­mi­na­ron Los Go­me­ros, y de ahí sur­ge el nom­bre de Fin­ca Go­me­ra, una an­ti­gua ca­sa de fi­na­les del si­glo XVII, en me­dio de un pa­raí­so na­tu­ral de 280 hec­tá­reas de sal­va­je na­tu­ra­le­za. Un oa­sis de paz de ape­nas un año de ‘nue­va’ vi­da en una de las zo­nas más pri­vi­le­gia­das y me­nos po­bla­da de la is­la ba­lear, que ha de­ci­di­do po­ner en mar­cha el ar­tis­ta fran­cés Do­mi­ni­que Da­vid, quien ha en­con­tra­do aquí una ma­ne­ra inequí­vo­ca de dar un gi­ro de 360° a su día a día. Y con su pro­pia ex­pe­rien­cia por de­lan­te, Do­mi­ni­que nos in­vi­ta a des­cu­brir la me­jor ma­ne­ra de des­co­nec­tar del mun­da­nal rui­do y a co­nec­tar el cuer­po con la men­te.

Con­ce­bi­do co­mo un ho­tel pa­ra adul­tos y es­pe­cial­men­te di­se­ña­do pa­ra ha­cer pla­nes en pa­re­ja, tie­ne ape­nas diez ha­bi­ta­cio­nes y un sin­fín de pro­pues­tas pa­ra los aman­tes de la na­tu­ra­le­za en es­ta­do pu­ro, con ru­tas en bi­ci­cle­ta (dis­po­ni­bles en la ca­sa ru­ral) y golf co­mo ac­ti­vi­da­des des­ta­ca­das. Den­tro de las ins­ta­la­cio­nes, en las que se ama­ne­ce con un desa­yuno pre­pa­ra­do por el pro­pio due­ño del es­ta­ble­ci­mien­to a ba­se de pa­nes eco­ló­gi­cos, zu­mos na­tu­ra­les re­cién ex­pri­mi­dos y que­sos lo­ca­les, exis­te la op­ción ex­clu­si­va de en­car­gar ma­sa­jes per­so­na­li­za­dos en la ha­bi­ta­ción. El Ma­sa­je de la ca­sa con­sis­te en una ho­ra de yo­ga en la que se com­bi­nan res­pi­ra­ción, re­la­ja­ción y me­di­ta­ción. Des­pués, un ma­sa­je po­dal thai de 35 mi­nu­tos que es­ti­mu­la los pun­tos re­fle­jos del pie y pro­mue­ve la li­bre cir­cu­la­ción de la ener­gía. A con­ti­nua­ción, un ma­sa­je cor­po­ral con acei­tes esen­cia­les pa­ra re­du­cir el es­trés y la an­sie­dad que ali­via do­lo­res de ca­be­za e hi­dra­ta la piel. Fi­nal­men­te, un fa­cial de 15 mi­nu­tos que mo­vi­li­za la cir­cu­la­ción, re­ju­ve­ne­ce y re­afir­ma, al tiem­po que pro­por­cio­na una sen­sa­ción de se­re­ni­dad ge­ne­ral.

El pro­fe­sor de yo­ga es­ta­ble­ce la ru­ti­na que ca­da uno desee o ne­ce­si­te se­gún su mo­men­to vi­tal, bien en el por­che de la pis­ci­na ha­bi­li­ta­do pa­ra ello, bien en la ha­bi­ta­ción. Tam­bién se or­ga­ni­zan pa­seos por la fin­ca, en­tre vi­ñe­dos, en­ci­nas, oli­vos y al­ga­rro­bos, con la vis­ta pues­ta en el Me­di­te­rrá­neo, que aso­ma a ape­nas 15 mi­nu­tos en co­che, y que nos per­mi­ti­rá dis­fru­tar de los azu­les tur­que­sa tan ca­rac­te­rís­ti­cos de la zo­na.

HO­TEL FIN­CA GO­ME­RA 1. Las cla­ses de yo­ga per­so­na­li­za­das, en la ha­bi­ta­ción o al ai­re li­bre, son una fuer­te apues­ta del ho­tel. 2. Los desa­yu­nos, a ba­se de pa­nes eco­ló­gi­cos y pro­duc­tos lo­ca­les. 3. Vis­ta de la pis­ci­na del ho­tel. 4. Sui­te con te­rra­za.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.