PA­RAÍ­SO UR­BANO

AR - - VIAJE -

En­tre los cas­ti­llos de San­ta Ca­ta­li­na y San Se­bas­tián es­tá la pla­ya más co­que­ta y po­pu­lar de la ca­pi­tal ga­di­ta­na, La Ca­le­ta. Aquí cual­quier plan se tor­na en ma­ra­vi­llo­so: ver ama­ne­cer, dar­se un ba­ño a ple­na luz del sol, eva­dir­se con un buen li­bro en las ma­nos o enamo­rar­se de un atar­de­cer, que en es­ta ciu­dad siem­pre tie­ne una luz es­pe­cial. A la al­tu­ra de sus pla­yas es­tán sus ba­rrios, ca­da uno con una per­so­na­li­dad de­fi­ni­da. Jun­to a La Ca­le­ta se ex­tien­de el de La Vi­ña, el más car­na­va­le­ro, con sus ba­res y ta­ber­nas a pie de ca­lle; el del Pó­pu­lo, el más an­ti­guo, pre­si­di­do por la ca­te­dral y co­no­ci­do por su gran am­bien­te noc­turno; el de San­ta Ma­ría, cu­na del fla­men­co, y el del Men­ti­de­ro, zo­na de agra­da­bles jar­di­nes y pla­zas, don­de no hay que per­der­se el par­que Ge­no­vés. El de­no­mi­na­dor co­mún de to­dos ellos es su ofer­ta gas­tro­nó­mi­ca, por­que en ‘Cái’ se co­me y be­be co­mo en nin­gún la­do. No va­yas sin lle­var apun­ta­dos en tu cua­derno de via­je la ta­ber­na La Sor­pre­sa, cu­ya car­ta gi­ra en torno al atún ro­jo de Bar­ba­te; el ca­fé Ro­yalty, don­de el pes­ca­do fres­co de la bahía sa­be a glo­ria, y el Ven­to­rri­llo el Cha­to, con sus es­pec­ta­cu­la­res vis­tas y sus de­li­cio­sos gui­sos. Y cer­ca de La Ca­le­ta es­tá el alo­ja­mien­to per­fec­to pa­ra sen­tir que es­tás en el pa­raí­so: el re­no­va­do Pa­ra­dor de Cádiz, de mo­der­na ar­qui­tec­tu­ra y con vis­tas a la bahía. So­lo por su ex­clu­si­va pis­ci­na y su spa me­re­ce la pe­na el via­je.

Pla­ya de Pa­ja­res.

Blan­ca Suá­rez ha en­con­tra­do en Cádiz su des­tino fa­vo­ri­to.

Pa­ra­dor de Cádiz.

Res­tau­ran­te Ven­to­rri­llo El Cha­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.