Co­yun­tu­ra: El con­cep­to de mul­ti­fi­de­li­dad ga­na te­rreno

Que el con­su­mi­dor es­pa­ñol me­dio y sus há­bi­tos de con­su­mo se ha­llan in­mer­sos en un cons­tan­te pro­ce­so de rein­ven­ción es ya una reali­dad in­ne­ga­ble. En un en­torno en el que la di­gi­ta­li­za­ción es om­ni­pre­sen­te en nues­tras vi­das, pre­pa­rar la com­pra an­tes de la vi

ARAL - - SUMARIO - Jau­me Be­trian CEO | OFE RTIA Y CO­FUN­DA­DOR

Di­lu­ci­dar cuál es el com­por­ta­mien­to del con­su­mi­dor es­pa­ñol en los su­per­mer­ca­dos así co­mo en­tre­ver sus nue­vas ten­den­cias de com­pra son re­tos re­cu­rren­tes pa­ra la in­dus­tria y des­de Ofer­tia.com, la pá­gi­na web y app de ofer­tas y pro­duc­tos lo­ca­les, he­mos que­ri­do arro­jar un po­co de luz a am­bas cues­tio­nes me­dian­te una en­cues­ta rea­li­za­da a más de 1.000 usua­rios. En ba­se a los re­sul­ta­dos ob­te­ni­dos, he­mos pu­bli­ca­do re­cien­te­men­te un com­ple­to es­tu­dio del que pue­den ex­traer­se al­gu­nas con­clu­sio­nes de in­te­rés pa­ra to­das las par­tes im­pli­ca­das en es­te nue­vo pa­no­ra­ma. Así pues, en­tre los da­tos más sig­ni­fi­ca­ti­vos del es­tu­dio fi­gu­ra que el con­su­mi­dor es­pa­ñol vi­si­ta una me­dia de dos o más ca­de­nas de su­per­mer­ca­dos di­fe­ren­tes pa­ra rea­li­zar sus com­pras. Ello es un cla­ro ejem­plo de có­mo el con­cep­to de mul­ti­fi­de­li­dad es­tá ga­nan­do ca­da vez más te­rreno a otros co­mo el de pro­xi­mi­dad a la ho­ra de pre­pa­rar la com­pra y an­ti­ci­par­se a las ofer­tas que los es­ta­ble­ci­mien­tos po­nen a nues­tra dis­po­si­ción, ya que su­po­ne un con­si­de­ra­ble aho­rro pa­ra el bolsillo. Mer­ca­do­na, Ca­rre­four, Lidl y Al­di, por es­te or­den, re­pre­sen­tan las ca­de­nas de su­per­mer­ca­dos pre­fe­ri­das ac­tual­men­te por el con­su­mi­dor es­pa­ñol. Por otro la­do, la fre­cuen­cia con la que és­te acu­de al su­per­mer­ca­do pa­ra rea­li­zar sus com­pras es sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te ele­va­da. Mien­tras que un 69,8% ad­mi­te ha­cer­lo en­tre dos y cua­tro ve­ces por se­ma­na, un 21,4% ha­ce lo pro­pio una vez por se­ma­na y só­lo un 8,6% ca­da dos se­ma­nas. El es­tu­dio, ade­más, po­ne de re­lie­ve un he­cho que no de­ja a na­die in­di­fe­ren­te: la im­por­tan­cia que a día de hoy, y a pe­sar del au­ge de las op­cio­nes de com­pra on­li­ne, si­gue man­te­nien­do la tien­da fí­si­ca pa­ra el shop­per, so­bre to­do a la ho­ra de ad­qui­rir pro­duc­tos fres­cos. Y es que un 87,7% de los usua­rios re­co­no­ce no in­cluir nun­ca nin­gún pro­duc­to de ali­men­ta­ción en su com­pra on­li­ne, un da­to que co­bra ma­yor fuer­za aún cuan­do la ma­yor par­te del 12,2% res­tan­te ase­gu­ra que su com­pra on­li­ne con­sis­te bá­si­ca­men­te en pro­duc­tos de lim­pie­za e hi­gie­ne y be­bi­das. En ge­ne­ral, los da­tos que apa­re­cen en el es­tu­dio com­ple­to ra­dio­gra­fían el con­su­mi­dor es­pa­ñol co­mo un su­je­to pa­ra el que si­guen sien­do im­por­tan­tes tan­to las pro­mo­cio­nes co­mo la ex­pe­rien­cia en tien­da, pe­ro tam­bién pa­ra el que el con­cep­to de fi­de­li­dad a una úni­ca ca­de­na de

su­per­mer­ca­dos se des­va­ne­ce sin ce­sar. En es­te sen­ti­do, las nue­vas he­rra­mien­tas pa­ra pre­pa­rar la com­pra y ac­ce­der fá­cil­men­te a la in­for­ma­ción de in­te­rés so­bre los pro­duc­tos desea­dos con­fie­ren ca­da vez más po­der de de­ci­sión al con­su­mi­dor es­pa­ñol, au­men­tan­do al mis­mo tiem­po la ne­ce­si­dad de las ca­de­nas de su­per­mer­ca­dos de con­tar una es­tra­te­gia di­gi­tal ho­lís­ti­ca orien­ta­da no só­lo al ecom­mer­ce sino tam­bién a di­ri­gir trá­fi­co ha­cia la tien­da fí­si­ca. Con to­dos los da­tos del es­tu­dio de Ofer­tia.com en­ci­ma de la me­sa, la es­tra­te­gia más efi­cien­te pa­ra atraer al con­su­mi­dor es­pa­ñol a la tien­da fí­si­ca pa­sa por com­pren­der ba­jo qué cri­te­rios se ri­ge és­te: la ya men­cio­na­da mul­ti­fi­de­li­dad, una ces­ta de la com­pra ca­da vez más pe­que­ña pe­ro sin em­bar­go re­cu­rren­te y el cre­cien­te va­lor que ad­quie­ren tan­to las ofer­tas co­mo los pre­cios de los pro­duc­tos de in­te­rés. Lo que a sim­ple vis­ta puede pa­re­cer una ame­na­za, su­po­ne en reali­dad una opor­tu­ni­dad pa­ra for­ma­tos de pro­xi­mi­dad en los que se pre­mia el ser­vi­cio, se cui­dan los pro­duc­tos fres­cos y se po­ten­cia la con­vi­ven­cia. A nues­tro en­ten­der, el su­per­mer­ca­do lo­cal va a evo­lu­cio­nar pa­ra ofre­cer ser­vi­cios de ali­men­ta­ción pre­pa­ra­da, mez­clan­do el con­cep­to de sú­per con el de res­tau­ra­ción e in­clu­yen­do pro­pues­tas con las que el con­su­mi­dor es­pa­ñol pue­da ir más allá de sim­ple­men­te lle­nar su ca­rri­to de la com­pra. Ello, sin du­da, pro­pi­cia­rá un pa­no­ra­ma muy dis­tin­to al que co­no­ce­mos hoy día, en el que en­tre otras cues­tio­nes ha­brá que plan­tear­se la con­ti­nui­dad de las tien­das fí­si­cas pe­ro en nin­gún ca­so su fin, y que exi­gi­rá una evo­lu­ción pro­fun­da y con­ti­nua­da de to­do el sec­tor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.