ART MADRID

UNA FE­RIA DI­FE­REN­TE Y AC­CE­SI­BLE

Arte por Excelencias - - ESPAÑA - Por RA­MÓN CASALÉ SO­LER

Re­cien­te­men­te se ha ce­le­bra­do la edi­ción 15 de la Fe­ria de Ar­te Con­tem­po­rá­neo Art Madrid, en la que han par­ti­ci­pa­do 41 ga­le­rías y ca­si 200 ar­tis­tas de di­ver­sos paí­ses, des­ta­can­do la pre­sen­cia de las ga­le­rías es­pa­ño­las y por­tu­gue­sas. En cam­bio, so­la­men­te han con­cu­rri­do dos del con­ti­nen­te ame­ri­cano: Co­lla­ge Ha­ba­na, de la ca­pi­tal cu­ba­na, y la ecua­to­ria­na Más Ar­te, ga­le­ría ta­ller de Qui­to, aun­que tam­bién han ex­pues­to sus obras va­rios ar­tis­tas la­ti­noa­me­ri­ca­nos en sa­las de otros paí­ses. Asi­mis­mo, se han desa­rro­lla­do una serie de ac­ti­vi­da­des pa­ra­le­las a la Fe­ria, co­mo por ejem­plo Art Madrid-pro­yec­tor 20, so­bre vi­deoar­te, ba­jo el co­mi­sa­ria­do de Ma­rio Gu­tié­rrez, don­de se han vis­to in­vo­lu­cra­dos di­ver­sos vi­deoar­tis­tas a par­tir de ofre­cer cla­ses ma­gis­tra­les, en­cuen­tros pro­fe­sio­na­les y pre­sen­ta­cio­nes, así co­mo per­for­man­ces, pro­yec­cio­nes de fes­ti­va­les in­ter­na­cio­na­les y pe­que­ños ta­lle­res teó­ri­co-prác­ti­cos. Ade­más, el pro­gra­ma One Pro­ject, con el tí­tu­lo Sal­va­jes. La ca­ge aux fau­ves, cu­yo co­mi­sa­rio, Fer­nan­do Gó­mez de la Cues­ta, ha mos­tra­do una apues­ta atre­vi­da y trans­gre­so­ra, desa­rro­llan­do un es­pa­cio de diá­lo­go don­de di­ver­sos ar­tis­tas se reúnen en un de­ter­mi­na­do lu­gar pa­ra mos­trar sus pro­yec­tos. Las ga­le­rías par­ti­ci­pan­tes en es­te pro­gra­ma son DDR Art Ga­llery de Madrid, Ga­le­ría ATC de San­ta Cruz de Te­ne­ri­fe, Plas­tic Murs de Va­len­cia y Ka­plan Pro­jects y MA Ar­te Con­tem­po­rá­neo de Pal­ma de Mallorca.

La pro­pues­ta de Art Madrid’20 es abierta y glo­bal, lo que per­mi­te al pú­bli­co des­cu­brir y ad­qui­rir obras de ca­li­dad a pre­cios ase­qui­bles, por lo que la coin­ci­den­cia con otros even­tos fe­ria­les en la ca­pi­tal es­pa­ño­la —Ar­co, Just­mad, Dra­wing Room— no im­pi­de su ce­le­bra­ción, ya que ca­da una de ellas tie­ne su pro­pio pú­bli­co. En la pre­sen­te edi­ción se han acer­ca­do a la Ga­le­ría de Cris­tal del Pa­la­cio de Ci­be­les, en pleno cen­tro de la ciu­dad, vein­te mil vi­si­tan­tes, una afluen­cia cer­ca­na a años an­te­rio­res.

En cuan­to a los ar­tis­tas y ga­le­rías pre­sen­tes en la fe­ria, me cen­tra­ré so­la­men­te en los que con­cier­nen al mun­do ibe­roa­me­ri­cano, con pro­pues­tas, en la mayoría de los ca­sos, muy in­tere­san­tes. La ecua­to­ria­na Más Ar­te es la pri­me­ra vez que par­ti­ci­pa en la fe­ria. Fun­da­da en 2016, es­tá orien­ta­da al ar­te emer­gen­te. De los ar­tis­tas que han mos­tra­do sus trabajos des­ta­can los ecua­to­ria­nos Paul Ro­se­ro y Ka­ren Mi­ran­da, a tra­vés de la fo­to­gra­fía, don­de se aú­nan la na­tu­ra­le­za y el ser hu­mano en un en­torno cer­cano al su­rrea­lis­mo.

Pro­ve­nien­te de Cu­ba so­bre­sa­le la pre­sen­cia de Co­lla­ge Ha­ba­na. Des­de el año 2004 en­ca­be­za la pro­mo­ción y co­mer­cia­li­za­ción de las ar­tes vi­sua­les del Fon­do Cubano de Bie­nes Cul­tu­ra­les. En es­ta oca­sión han mos­tra­do sus trabajos los jó­ve­nes crea­do­res Ale­jan­dro Gomez Can­gas, Ge­rar­do Li­ran­za y Onay Ros­quet. Los tres ex­hi­ben óleos so­bre lien­zo en los que la fi­gu­ra­ción de Gomez y Li­ran­za y la abs­trac­ción geo­mé­tri­ca de Ros­quet con­fi­gu­ran una ma­ne­ra de re­pre­sen­tar «poé­ti­cas aso­cia­das a la con­di­ción hu­ma­na». La serie Tem­plo (2016-2018), de Li­ran­za, pa­re­ce ex­traí­da del te­rreno fo­to­grá­fi­co en lu­gar del pic­tó­ri­co, ya que mues­tra unas na­ves in­dus­tria­les a me­dio ca­mino en­tre el aban­dono y la reha­bi­li­ta­ción. La so­le­dad, el mis­te­rio y el si­len­cio anidan en esas cons­truc­cio­nes.

De Por­tu­gal par­ti­ci­pan cua­tro ga­le­rías, en­tre ellas Pau­la Nu­nes Ar­te Con­tem­po­râ­nea, de Vi­la Fran­ca de Xi­ra, que ha pre­sen­ta­do la obra de di­ver­sos crea­do­res, en­tre los cua­les so­bre­sa­le la bra­si­le­ña Ni­na Fran­co con dos obras que es­tán en­tre­la­za­das a mo­do de ins­ta­la­ción, se en­cuen­tran col­ga­das en la pa­red uni­das por unas per­chas e hi­los de co­lor ro­jo. La pie­za se ti­tu­la Clan­des­ti­nas (2019), crea­da a par­tir de la pin­tu­ra, la fo­to­gra­fía y di­ver­sos ma­te­ria­les, con­for­man­do una obra con­cep­tual don­de la figura de la mu­jer apa­re­ce amor­da­za­da, sin te­ner la opor­tu­ni­dad de ex­pre­sar su opi­nión.

Pro­ve­nien­te de Lis­boa, la ga­le­ría Sào Ma­me­de, con la por­tu­gue­sa Su­sa­na Chas­se y los es­pa­ño­les Gon­zá­lez Bra­vo y Ma­nuel Sa­li­nas, ha mos­tra­do una serie de pinturas abs­trac­tas don­de el pro­ta­go­nis­ta es el co­lor. La ga­le­ría Nuno Sa­cra­men­to es­tá si­tua­da en la pe­que­ña po­bla­ción por­tu­gue­sa de Íl­ha­vo, cer­ca­na a Avei­ro, lo­ca­li­dad don­de abrió sus puer­tas en el año 2003, has­ta que seis años más tar­de se tras­la­dó a la se­de ac­tual. En la fe­ria so­lo ha pre­sen­ta­do a la ar­tis­ta de Opor­to Teresa Car­nei­ro, en cu­yas obras apa­re­cen mu­je­res jó­ve­nes en

ac­ti­tud ex­pec­tan­te. Al­gu­nas lle­van una ca­re­ta con unas ore­jas muy gran­des que re­cuer­dan los an­ti­fa­ces car­na­va­les­cos, aun­que más bien se pue­den re­la­cio­nar con el mun­do ani­mal. De to­dos mo­dos, se per­ci­be per­fec­ta­men­te su do­mi­nio del di­bu­jo. Otra ga­le­ría lis­boe­ta es Art Loun­ge Ga­llery, con ar­tis­tas de di­fe­ren­tes na­cio­na­li­da­des, des­ta­can­do el tra­ba­jo con­cep­tual de la va­len­cia­na Car­men Calvo y de la es­cul­to­ra bar­ce­lo­ne­sa Mi­reia Se­rra.

Res­pec­to a ga­le­rías no la­ti­noa­me­ri­ca­nas, pe­ro que ex­hi­ben obras de ar­tis­tas per­te­ne­cien­tes a di­cho con­ti­nen­te, te­ne­mos a la Zie­linsky, de Barcelona, con los ar­gen­ti­nos Die­go Pu­jal, Gon­za­lo Ma­ciel y Joa­quín La­lan­ne. Pu­jal ex­hi­be sus im­pre­sio­nes en 3D que re­cuer­dan los co­lla­ges del da­daís­ta Jean Arp, de­cons­tru­yen­do las for­mas geo­mé­tri­cas que apa­re­cen en sus cua­dros a mo­do de puz­le. A Ma­ciel ya lo co­no­cen los lec­to­res de la re­vis­ta, re­cien­te­men­te se pu­bli­có un ar­tícu­lo so­bre su tra­ba­jo en la mis­ma ga­le­ría. Su obra des­ta­ca por la ma­ne­ra tan crea­ti­va de re­pre­sen­tar el co­lor y la luz, a tra­vés de la im­pre­sión de tin­tas pig­men­ta­das so­bre pa­pel que producen un efec­to vi­sual cer­cano a la ilu­mi­na­ción ar­ti­fi­cial por su fos­fo­res­cen­cia. Y el último ar­gen­tino es el bo­nae­ren­se Joa­quín La­lan­ne con unos óleos que se acer­can al pop-art pe­ro des­de la pers­pec­ti­va ac­tual, con una serie de per­so­na­jes ex­traí­dos del co­mic en­vuel­tos en un con­tex­to mu­seís­ti­co. El bra­si­le­ño Eduar­do Mar­co mues­tra una vis­ta de Es­tam­bul ale­ja­da de los es­te­reo­ti­pos ha­bi­tua­les, la de las in­nu­me­ra­bles mez­qui­tas que lle­nan la ciu­dad. En pri­mer plano sur­gen unos edi­fi­cios en rui­nas y al fon­do otros de pie, pe­ro que pue­den co­rres­pon­der a cual­quier ur­be del pla­ne­ta. El pin­tor uru­gua­yo y re­si­den­te en Barcelona des­de ha­ce cin­co dé­ca­das Ya­man­dú Ca­no­sa ha pre­sen­ta­do una serie de pie­zas don­de pre­do­mi­nan di­ver­sos ele­men­tos geo­grá­fi­cos,

A DIF­FE­RENT AND APPROACHAB­LE FAIR

Re­cently, the 15th edi­tion of the “Art Madrid'20 Con­tem­po­rary Art Fair” was held, in which 41 ga­lle­ries and al­most 200 ar­tists from dif­fe­rent coun­tries par­ti­ci­pa­ted, with Spanish and Por­tu­gue­se ga­lle­ries stan­ding out with their pre­sen­ce. On the ot­her hand, only two from the Ame­ri­can con­ti­nent at­ten­ded: “Co­lla­ge Ha­ba­na”, from the Cu­ban ca­pi­tal, and “Más Ar­te” from Ecua­dor, a works­hop ga­llery from Qui­to, alt­hough se­ve­ral La­tin Ame­ri­can ar­tists al­so ex­hi­bi­ted pe­ro con la par­ti­cu­la­ri­dad de que los mues­tra des­de una óp­ti­ca iró­ni­ca.

En la ga­le­ría va­len­cia­na Al­ba Ca­bre­ra ha ex­hi­bi­do una ins­ta­la­ción la ve­ne­zo­la­na Ma­ria An­gé­li­ca Vi­so, que con­sis­te en una serie de pie­zas geo­mé­tri­cas de alu­mi­nio anodi­za­do y ace­ro inoxi­da­ble, pin­ta­das en dos co­lo­res: el ma­gen­ta y el azul. A es­tas

their works in the halls of ot­her coun­tries. Li­ke­wi­se, a se­ries of ac­ti­vi­ties pa­ra­llel to the Fair we­re held, such as Art Madrid-pro­jec­tor 20, on vi­deo art, un­der the com­mis­sion of Ma­rio Gu­tié­rrez, whe­re va­rious vi­deo ar­tists ha­ve been in­vol­ved by gi­ving mas­ter clas­ses, pro­fes­sio­nal mee­tings and pre­sen­ta­tions, as well as per­for­man­ces, scree­nings of in­ter­na­tio­nal fes­ti­vals and small theo­re­ti­cal-prac­ti­cal works­hops. In ad­di­tion, the­re was the “One Pro­ject” pro­gram, with the pie­zas las de­no­mi­na Geo­me­trías or­gá­ni­cas.

En el stand es­ta­ban col­ga­das en la pa­red y se­pa­ra­das alea­to­ria­men­te, por lo que se pue­den con­si­de­rar ele­men­tos mó­vi­les. La ar­tis­ta hu­ye de la geo­me­tría con­ven­cio­nal crean­do unas for­mas to­tal­men­te di­fe­ren­tes. El rec­tán­gu­lo, el cua­dra­do o el círcu­lo no exis­ten en su obra.

title “Sal­va­jes. La ca­ge aux fau­ves”, who­se cu­ra­tor, Fer­nan­do Gó­mez de la Cues­ta, has shown a da­ring and trans­gres­si­ve com­mit­ment, un­fol­ding a dia­lo­gue op­por­tu­nity whe­re va­rious ar­tists meet in a cer­tain pla­ce to show­ca­se their pro­jects. The ga­lle­ries par­ti­ci­pa­ting in this pro­gram are DDR Art Ga­llery of Madrid, ATC Ga­llery of San­ta Cruz de Te­ne­ri­fe, Plas­tic Murs of Va­len­cia and Ka­plan Pro­jects and MA Ar­te Con­tem­po­rá­neo of Pal­ma de Mallorca.

En la edi­ción 15 de Art Madrid, la ga­le­ría Co­lla­ge Ha­ba­na ha vuel­to a mos­trar par­te del ar­te emer­gen­te que se ha­ce en la Is­la, y ha traí­do a tres ar­tis­tas jó­ve­nes que tra­ba­jan el te­ma de las acu­mu­la­cio­nes: Ge­rar­do Li­ran­za, Onay Ros­quet y Ale­jan­dro Gó­mez Can­gas.

Ar­te por Ex­ce­len­cias, me­dia part­ner de la fe­ria de ar­te con­tem­po­rá­neo —que tu­vo lu­gar en la ca­pi­tal es­pa­ño­la en­tre el 26 de fe­bre­ro y el 1ro. de mar­zo—, vi­si­tó su stand y con­ver­só con ellos so­bre sus pinturas y otros temas de la ac­tua­li­dad ar­tís­ti­ca cu­ba­na, co­mo el con­cur­so Post-it pa­ra crea­do­res emer­gen­tes, con el cual han es­ta­do tam­bién re­la­cio­na­dos.

Des­de 2004 Co­lla­ge Ha­ba­na li­de­ra la pro­mo­ción y co­mer­cia­li­za­ción de las ar­tes vi­sua­les en el Fon­do Cubano de Bie­nes Cul­tu­ra­les. Ba­jo su di­rec­ción fun­cio­nan un gru­po de ga­le­rías con di­fe­ren­tes per­fi­les, en­tre las que se en­cuen­tran Ga­le­ría Ga­liano, Ga­le­ría Ar­tis 718, Ga­le­ría Ca­sa 8, Ga­le­ría 23 y 12 y Ga­le­ría Orí­ge­nes.

Co­lla­ge es una de las ve­te­ra­nas de Art Madrid, de las quin­ce edi­cio­nes de la fe­ria han par­ti­ci­pa­do en ca­tor­ce, ex­hi­bien­do la obra de pre­mios na­cio­na­les de ar­tes plás­ti­cas co­mo Ma­nuel Men­di­ve y

Ro­ber­to Fa­be­lo. Ha­ce tres años cam­bió su apues­ta se­gu­ra y co­men­zó a pro­mo­cio­nar a crea­do­res emer­gen­tes, al­go que apa­ren­te­men­te ha fun­cio­na­do, pues uno de los ar­tis­tas que les acom­pa­ñó en 2018 y 2019, Rol­dán Lau­zán, hoy ex­po­ne en una de las me­jo­res pa­re­des de la Ga­le­ría de Cris­tal, en el stand de la ga­le­ría ma­dri­le­ña BAT Al­ber­to Cor­ne­jo, jun­to al tam­bién cubano Gus­ta­vo Díaz So­sa, otro de los crea­do­res im­pres­cin­di­bles en la fe­ria.

San­dra Gar­cía He­rre­ra, una de las es­pe­cia­lis­tas de la ga­le­ría ha­ba­ne­ra, nos con­fir­ma es­ta apues­ta por el ar­te emer­gen­te: «Pre­sen­ta­mos a tres ar­tis­tas de la nó­mi­na de Ga­le­ría Ga­liano, de los die­ci­séis que te­ne­mos. Lo que he­mos he­cho es uni­fi­car­los ba­jo el pre­tex­to de la pin­tu­ra co­mo ma­ni­fes­ta­ción. Aun­que se tra­te de una fe­ria, nos gus­ta dar­le un ca­rác­ter de ex­po­si­ción a la pro­pues­ta, sin de­te­ner­nos de­ma­sia­do en el ca­rác­ter co­mer­cial o no del even­to.

»No so­mos par­ti­da­rios de ati­bo­rrar las pa­re­des de obras ni de que el stand ter­mi­ne pa­re­cien­do un bazar. Por eso que­ría­mos una idea co­mún, y los tres ar­tis­tas tra­ba­jan con acu­mu­la­cio­nes de ob­je­tos, de per­so­nas y de tiem­po. Es el ca­so de Ge­rar­do Li­ran­za, quien tra­ba­ja trés de la vi­da ac­tual; de he­cho, la serie que es­tá aquí ve­nía sin tí­tu­lo, y a úl­ti­ma ho­ra le pu­so Trá­mi­tes de via­je, por­que fue to­do tan en­go­rro­so pa­ra po­der ve­nir…

»Ale­jan­dro Gó­mez Can­gas, a pe­sar de ser jo­ven, ya es re­co­no­ci­do en la es­ce­na ar­tís­ti­ca co­mo “el pin­tor de las multitudes”, por­que su obra siem­pre se ha ca­rac­te­ri­za­do por re­pre­sen­tar gru­pos ma­si­vos de per­so­nas. Es­ta vez ha pre­sen­ta­do pie­zas sui gé­ne­ris den­tro de su tra­yec­to­ria, don­de re­pre­sen­ta a sus fi­gu­ras a una ma­yor es­ca­la, ca­si hu­ma­na.

»Te­nía­mos mo­ti­vos pa­ra uni­fi­car­los a los tres —con un mar­ca­do ofi­cio en la pin­tu­ra y con las acu­mu­la­cio­nes co­mo pro­ble­má­ti­ca que atra­vie­sa la pro­duc­ción de to­dos— en una mis­ma pro­pues­ta ex­po­si­ti­va pa­ra Art Madrid.

Los en­con­tra­mos im­bui­dos en el aje­treo nor­mal de un día de fe­ria, en­tre el ir y ve­nir de cu­rio­sos, co­lec­cio­nis­tas y com­pra­do­res. Y nos sa­tis­fa­ce, no más lle­gar, ver có­mo el nú­me­ro 49 de nues­tra re­vis­ta se es­tá usan­do pa­ra atraer a los po­si­bles com­pra­do­res.

Se tra­ta de va­rias pinturas mo­no­ro­má­ti­cas que tie­nen que ver con el dee­rio­ro de la in­dus­tria en Cu­ba y a ni­vel

«Es una vi­sión un po­co fría de lo que su­ce­dió con el tra­ba­jo ma­nual del obre­ro. Es­ta serie tie­ne que ver en con­cre­to con el de­te­rio­ro de la in­dus­tria azu­ca­re­ra en Cu­ba, el des­man­te­la­mien­to de los cen­tra­les, y có­mo afec­tó an­tro­po­ló­gi­ca­men­te a la po­bla­ción que vi­vía en esos ba­te­yes», nos con­fie­sa Ge­rar­do Li­ran­za (San An­to­nio de los Ba­ños, 1987). Es un te­ma que el gra­dua­do de la Aca­de­mia de San Ale­jan­dro vie­ne tra­ba­jan­do des­de 2011. «Lo dis­fru­to mu­cho, por­que me fas­ci­na el pai­sa­je in­dus­trial, el jugar con las lí­neas. En su mo­men­to via­jé a esos si­tios e hi­ce fo­to­gra­fías, in­clu­so en di­fe­ren­tes eta­pas del des­man­te­la­mien­to de un mis­mo cen­tral, pe­ro mu­chos de es­tos pai­sa­jes son aho­ra re­crea­dos, rein­ven­ta­dos en el mis­mo pro­ce­so de tra­ba­jo».

Los óleos de Onay Ros­quet (La Ha­ba­na, 1987) son par­te de una serie nue­va, en la que ha em­pe­za­do a in­cluir más co­lor, y tam­bién tra­ta so­bre acu­mu­la­cio­nes. «Yo em­pe­cé con las acu­mu­la­cio­nes ha­ce cua­tro o cin­co años, acu­mu­lan­do ob­je­tos, en es­te ca­so pa­pe­les… La pri

me­ra serie que tie­ne que ver con el pa­pel la ex­pu­se ha­ce un año en la ga­le­ría sui­za Ar­te­mor­fo­sis, con se­de en Zú­rich. Se lla­mó At­tach­ments y tra­ta­ba so­bre la bu­ro­cra­cia. El pa­pel es ca­si un ad­jun­to a la per­so­na, al­go que ya no pue­de de­jar de exis­tir.

»En­tre tan­ta mo­der­ni­dad y lo rá­pi­do que se mue­ve el mun­do, es co­mo una co­sa ra­ra, so­bre to­do pa­ra los cu­ba­nos, que el pa­pel no de­je de ser im­por­tan­te, al con­tra­rio, se su­man más trá­mi­tes y do­cu­men­tos que te van en­ro­llan­do la vi­da», nos di­ce el jo­ven pin­tor, cu­yo tra­ba­jo es­tá pre­sen­te en nu­me­ro­sas co­lec­cio­nes pri­va­das de Amé­ri­ca y Eu­ro­pa.

Onay re­co­no­ce la im­por­tan­cia de una fe­ria co­mo es­ta pa­ra dar vi­si­bi­li­dad a su tra­ba­jo. «En una inau­gu­ra­ción en una ga­le­ría no con­si­gues el flu­jo de pú­bli­co que hay en es­tos cin­co días». Tam­bién va­lo­ra la opor­tu­ni­dad que da Post-it, el con­cur­so de ar­tes vi­sua­les pa­ra ar­tis­tas emer­gen­tes que or­ga­ni­za Co­lla­ge Ha­ba­na des­de 2013. «Si no exis­tie­ra, mu­chos de los jó­ve­nes que aho­ra mis­mo es­ta­mos ex­po­nien­do aquí lo hu­bié­ra­mos te­ni­do más di­fí­cil. En Cu­ba no hay mu­chos even­tos re­la­cio­na­dos con el ar­te jo­ven. Y es­te con­cur­so es un ter­mó­me­tro de lo que es­tá pa­san­do y una pla­ta­for­ma pa­ra apo­yar a los que em­pie­zan».

Ale­jan­dro Gó­mez Can­gas (Vi­lla Cla­ra, 1986) se en­fo­ca en la ten­sión que ca­da per­so­na ex­pe­ri­men­ta al tra­tar de afir­mar y man­te­ner su in­di­vi­dua­li­dad. «Más que las multitudes, me in­tere­sa la figura hu­ma­na, y más allá de la figura hu­ma­na, la re­pre­sen­ta­ción del cubano. Es un in­ten­to de ha­cer un re­tra­to social de la Cu­ba con­tem­po­rá­nea. Aun­que ca­da cua­dro es más que una fo­to: in­ten­ta de­cir al­go más. Es­te ha si­do un leit­mo­tiv en to­da mi ca­rre­ra. Lo em­pe­cé a tra­ba­jar en 2006 y le he ido in­clu­yen­do co­sas», nos cuen­ta.

En Art Madrid ve­mos dos obras su­yas. La pri­me­ra y más gran­de, Com­po­si­ción pu­ni­ti­va no. 2, for­mó par­te de su úl­ti­ma ex­po­si­ción per­so­nal en la ga­le­ría ha­ba­ne­ra Vi­lla Manuela. La se­gun­da la

CO­LLA­GE HA­BA­NA SEDUCES ART MADRID AGAIN

In the 15th edi­tion of Art Madrid, the Co­lla­ge Ha­ba­na ga­llery has on­ce again shown part of the emer­ging art that is ma­de on the Is­land, and has brought th­ree young ar­tists who work on the the­me of ac­cu­mu­la­tions: Ge­rar­do Li­ran­za, Onay Ros­quet and Ale­jan­dro Gó­mez Can­gas hi­zo es­pe­cí­fi­ca­men­te pa­ra la fe­ria, usan­do otra lí­nea que ha es­ta­do in­ves­ti­gan­do: las ve­la­du­ras y los re­fle­jos. «Siem­pre me ha in­tere­sa­do tra­tar la figura hu­ma­na sola, y sola creo que ha­bla mu­cho o di­ce mu­cho del lu­gar que la ro­dea. Las per­so­nas tam­bién ha­cen el lu­gar. Hay fon­dos pla­nos que no te in­di­can un lu­gar es­pe­cí­fi­co. Son cu­ba­nos y uno los iden­ti­fi­ca. Los co­lo­res apor­tan tam­bién con­te­ni­do y pue­den de­cir al­go más», re­ma­ta el gra­dua­do del Ins­ti­tu­to Su­pe­rior de Ar­te de La Ha­ba­na (ISA).

An­tes de se­guir nues­tro re­co­rri­do por Art Madrid, don­de hay mu­cho que ver —más de cua­ren­ta ga­le­rías y dos­cien­tos ar­tis­tas de nue­ve paí­ses de Eu­ro­pa, Amé­ri­ca y Asia—, vol­ve­mos con San­dra pa­ra sa­ber có­mo ha ido la más re­cien­te edi­ción de Post-it, en 2019. «Bien. Se es­tán re­ci­bien­do mu­chos pro­yec­tos, que­dan se­lec­cio­na­dos muy po­cos. A pe­sar de que los ju­ra­dos de las tres úl­ti­mas edi­cio­nes han si­do di­fe­ren­tes, han coin­ci­di­do en que hay que ser más es­tric­tos en la se­lec­ción, por­que se pre­sen­tan obras de muy ma­la ca­li­dad».

¿ES SÍN­TO­MA DE LO QUE ES­TÁ PA­SAN­DO EN EL AR­TE JO­VEN CUBANO?

Es­tá pa­san­do no so­lo en el ar­te cubano, es un fe­nó­meno in­ter­na­cio­nal. En oca­sio­nes hay mu­cho fa­ci­lis­mo, mu­chas ga­nas de lle­gar rá­pi­do a la me­ta. Y el ar­te es una ca­rre­ra de re­sis­ten­cia, de pa­cien­cia. De­bi­do a las cir­cuns­tan­cias es­pe­cia­les que te­ne­mos en Cu­ba, al­gu­nos ar­tis­tas qui­sie­ran el ca­mino más cor­to pa­ra ob­te­ner gran­des lo­gros en po­co tiem­po. So­mos deu­do­res de es­cue­las de ar­te de ele­va­dí­si­mo pres­ti­gio y tra­di­ción, pe­ro eso no los con­vier­te au­to­má­ti­ca­men­te en gran­des ar­tis­tas una vez gra­dua­dos, hay que tra­ba­jar mu­cho pa­ra ello. El tra­ba­jo en la ga­le­ría me ha obli­ga­do a po­ner­les los pies so­bre la tie­rra en al­gu­nos ca­sos y te­ner que de­cir­les que su obra to­da­vía ne­ce­si­ta in­ves­ti­ga­ción.

Tam­bién es­tán las redes so­cia­les y su in­ci­den­cia en el tra­ba­jo de mu­chos

Ar­te por Ex­ce­len­cias, a me­dia part­ner of this con­tem­po­rary art fair - which took pla­ce in the Spanish ca­pi­tal du­ring Fe­bruary 26-March 1 - vi­si­ted its stand and tal­ked with them about their pain­tings and ot­her topics of Cu­ban ar­tis­tic news, such as the Post-it con­test for emer­ging crea­tors, from which ever­yo­ne has emer­ged. de es­tos jó­ve­nes. A ve­ces producen pen­san­do ya en la pu­bli­ca­ción que ha­rán y en el efec­to que es­to va a ge­ne­rar. Es­tán muy en­fo­ca­dos en te­ner un si­tio web ac­tua­li­za­do, un feed in­tere­san­te en Ins­ta­gram… y esa competenci­a no siem­pre es po­si­ti­va, por­que es­tá en­fo­ca­da mu­chas ve­ces en la bús­que­da de un es­ta­tus den­tro de la es­ce­na ar­tís­ti­ca, y es­to por su­pues­to los des­con­cen­tra de lo que de­be­ría ser su ob­je­ti­vo prin­ci­pal: crear.

Esa no es la idea de ser ar­tis­tas, pri­me­ro tie­nen que es­tar la sen­si­bi­li­dad y las ga­nas de tra­ba­jar y des­pués to­do va lle­gan­do. Pa­ra eso es­tán las ga­le­rías y las per­so­nas que se van in­tere­san­do en tu tra­ba­jo, sea pa­ra ad­qui­rir­lo, ex­po­ner­lo, pro­mo­cio­nar­lo… es al­go que su­ce­de a es­ca­la glo­bal. De los ar­tis­tas emer­gen­tes que te en­cuen­tras, so­lo a unos po­cos se les avi­zo­ra una ca­rre­ra pro­mi­so­ria o co­mo mí­ni­mo cons­tan­te.

CO­LLA­GE HA­BA­NA TIE­NE BUEN OJO PA­RA ES­CO­GER A SUS EMER­GEN­TES. ¿QUÉ SIEN­TES CUAN­DO VES A ROL­DÁN TRA­BA­JAN­DO CON UNA GA­LE­RÍA MA­DRI­LE­ÑA?

Sa­tis­fac­ción, pe­ro siem­pre hay al­go de nos­tal­gia, por­que quie­res se­guir tra­ba­jan­do con to­dos, ser par­te de su evo­lu­ción co­mo ar­tis­tas. Pe­ro esa es la idea, que me­jo­ren y se abran pa­so. Cuan­do tra­ba­jas con ar­tis­tas emer­gen­tes sa­bes que la idea es que se tras­la­den ha­cia otros es­pa­cios, que otras ga­le­rías ex­pon­gan y pro­mo­cio­nen sus pie­zas. Y ahí es cuan­do sa­bes que se hi­zo un buen tra­ba­jo. No es­toy se­gu­ra si lo de la ga­le­ría BAT con Rol­dán fue an­tes o des­pués de ve­nir con no­so­tros a Art Madrid y aquí se con­so­li­dó, pe­ro Co­lla­ge pu­so su pe­da­ci­to. Y Post-it es par­te de eso. Se in­vier­te mu­cho en ellos, en arries­gar­se a ve­nir a una fe­ria co­mo es­ta con tres ar­tis­tas jó­ve­nes, cuan­do mu­cha gen­te nos cues­tio­na por qué no se­guir ex­hi­bien­do a gran­des maes­tros del ar­te cubano. Si a es­tos ar­tis­tas les va bien en su ca­rre­ra, se­rán los fu­tu­ros ar­tis­tas con­sa­gra­dos.

Sin­ce 2004, Co­lla­ge Ha­ba­na leads the pro­mo­tion and com­mer­cia­li­za­tion of Vi­sual Arts for the “Fon­do Cubano de Bie­nes Cul­tu­ra­les” (Cu­ban Fund of Cul­tu­ral As­sets). Un­der its di­rec­tion, the­re is a group of ga­lle­ries with dif­fe­rent pro­fi­les, in­clu­ding “Ga­le­ría Ga­liano,” “Ga­le­ría Ar­tis 718,” “Ga­le­ría Ca­sa 8,” “Ga­le­ría 23 y 12,” and “Ga­le­ría Orí­ge­nes.”

Arri­ba: Ma­ría An­gé­li­ca Vi­so. Aba­jo: Teresa Car­nei­ro.

San­dra Gar­cía y los ar­tis­tas en el stand de Co­lla­ge Ha­ba­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.