UNA PRE­SEN­CIA IMPRESCIND­IBLY NE­CE­SA­RIA

Arte por Excelencias - - ITALIA - Por DU­NA VIEZZOLI

La asis­ten­cia de La­ti­noa­me­ri­ca a la Mues­tra In­ter­na­cio­nal de Ar­te Ci­ne­ma­to­gra­fi­co de Ve­ne­cia, la más an­ti­gua del mun­do, es ca­da año más im­por­tan­te. Du­ran­te la ul­ti­ma edi­ción, la re­pre­sen­ta­ción la­ti­na es­tu­vo pre­sen­te en las ca­te­go­rías de pe­lí­cu­las en con­cur­so, de­mos­tra­ción tan­gi­ble de la aten­ción de Eu­ro­pa al ar­te ci­ne­ma­to­gra­fi­co de los paí­ses que van del Río Bra­vo a la Pa­ta­go­nia, con pre­sen­cia im­pres­cin­di­ble y ne­ce­sa­ria.

Argentina es­tu­vo pre­sen­te con la di­rec­to­ra Lu­cre­cia Mar­tel, pre­si­den­ta del ju­ra­do, con­si­de­ra­da por el di­rec­tor de la mues­tra, Al­ber­to Bar­be­ra, «la más im­por­tan­te di­rec­to­ra de La­ti­noa­mé­ri­ca y una de las me­jo­res del mun­do».

Otro gran pro­ta­go­nis­ta fue Chi­le, con Pa­blo La­rraín, en con­cur­so con Ema, una obra re­vo­lu­cio­na­ria por el con­te­ni­do y van­guar­dis­ta en la for­ma, que ha­bla abier­ta­men­te a las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes y abre pers­pec­ti­vas ha­cia el fu­tu­ro del ci­ne. El di­rec­tor fue pre­mia­do por el ju­ra­do de jo­ve­nes crí­ti­cos ci­ne­ma­to­gra­fi­cos Arca Cinema Gio­va­ni, que en­tre­ga uno de los pre­mios co­la­te­ra­les más an­he­la­dos de la mues­tra. Muy bien con­si­de­ra­da fue la in­ter­pre­ta­ción de la pro­ta­go­nis­ta Ma­ria­na Di Gi­ro­la­mo, en su pri­mer rol pro­ta­gó­ni­co, ca­paz de ex­pre­sar to­da la ener­gía que los jó­ve­nes de­mues­tran más ca­da día. La pre­sen­cia chi­le­na se hi­zo pa­ten­te tam­bién en otras sec­cio­nes del Fes­ti­val, con dos obras con pro­ta­go­nis­mo del re­co­no­ci­do ac­tor Al­fre­do Cas­tro —El prín­ci­pe, de Se­bas­tián Mu­ñoz, y Blan­co en blan­co, de Théo Court— pre­sen­te en am­bos es­tre­nos y muy emo­cio­na­do por com­par­tir con el pú­bli­co su con­cep­ción acerca de la ci­ne­ma­to­gra­fía chi­le­na con­tem­po­rá­nea y por co­men­tar las te­má­ti­cas po­lé­mi­cas e im­pac­tan­tes de las dos pe­lí­cu­las: la ho­mo­se­xua­li­dad en los años se­ten­ta, a tra­vés de una am­bien­ta­ción cru­da y des­pia­da­da de una cár­cel, y el ge­no­ci­dio del pue­blo in­dí­ge­na selk­nam en la Tie­rra del Fue­go a co­mien­zos del si­glo xx. Al­fre­do ganó el pre­mio Oriz­zon­ti a la me­jor in­ter­pre­ta­ción.

Cu­ba fue re­pre­sen­ta­da por la pe­li­cu­la

Wasp Net­work, del di­rec­tor fran­cés Oli­vier As­sa­yas, quien de­ci­dió in­da­gar la his­to­ria con­tem­po­rá­nea a tra­vés de un len­te hu­ma­nis­ta, in­tere­sa­do por los con­flic­tos de la Gue­rra Fría que de­fi­nie­ron a su pro­pia ge­ne­ra­ción y de­li­nea­ron el con­torno del pre­sen­te. Des­de su pers­pec­ti­va eu­ro­pea, lo­gró re­pre­sen­tar una ima­gen de Cu­ba en los años no­ven­ta sin más­ca­ras ni ideo­lo­gías, de­vol­vien­do los he­chos de los Cin­co Hé­roes con la sen­ci­llez, la pro­fun­di­dad y el res­pec­to ne­ce­sa­rios pa­ra ha­blar de unos acon­te­ci­mien­tos de­ma­sia­do cer­ca­nos y que que­da­rán en los li­bros de His­to­ria. Se re­ve­ló con­vin­cen­te la ac­tua­ción de la ac­triz es­pa­ño­la Pe­né­lo­pe Cruz, ca­paz de ac­tuar con un acen­to cubano muy lo­gra­do.

En la sec­ción Ve­ne­zia Clas­si­ci se pre­sen­tó, res­tau­ra­do por la Ci­ne­ma­te­ca de Cu­ba, el fil­me La muer­te de un

bu­ró­cra­ta, de To­más Gu­tié­rrez Alea, quien en 1966 con­de­nó con su sá­ti­ra amar­ga el ab­sur­do del mun­do con­tem­po­rá­neo.

El ci­ne co­lom­biano fue en­ca­be­za­do por el di­rec­tor Ci­ro Gue­rra, quien, por pri­me­ra vez con una pro­duc­ción ita­lia­na y un cas­ting an­gló­fono (Johnny Depp y Mark Ry­lan­ce), no per­dió su im­pre­sio­nan­te fuer­za vi­sual, pa­ra se­guir son­dean­do las pro­fun­di­da­des de la co­rrup­ción, sin ador­nos, y tras­po­ner al ci­ne Wai­ting for

the Bar­ba­rians (Es­pe­ran­do a los bár­ba­ros), obra del pre­mio No­bel sud­afri­cano John Coet­zee, au­tor tam­bién del guion.

Mé­xi­co, cu­yos di­rec­to­res con­quis­ta­ron las dos edi­cio­nes pa­sa­das de la mues­tra con el León de Oro pa­ra Gui­ller­mo del To­ro en 2017 y Al­fon­so Cua­rón en 2018, par­ti­ci­pó es­te año en la sec­ción Se­ma­na de la Crí­ti­ca con la pe­lí­cu­la

San­cto­rum, por el di­rec­tor Joshua Gil. Con es­tas obras, La­ti­noa­me­ri­ca con­fir­ma su pa­pel de­ci­si­vo —por te­má­ti­cas y len­gua­jes, con obras in­cen­dia­rias e im­pac­tan­tes— en es­te even­to universal del ar­te ci­ne­ma­to­grá­fi­co.

UNA PRE­SEN­CIA IM­PRES­CIN­DI­BLE Y NE­CE­SA­RIA

La asis­ten­cia de La­ti­noa­me­ri­ca a la Mues­tra In­ter­na­cio­nal de Ar­te Ci­ne­ma­to­gra­fi­co de Ve­ne­cia, la más an­ti­gua del mun­do, es ca­da año más im­por­tan­te. Du­ran­te la ul­ti­ma edi­ción, la re­pre­sen­ta­ción la­ti­na es­tu­vo pre­sen­te las ca­te­go­rías de pe­lí­cu­las en con­cur­so, de­mos­tra­ción tan­gi­ble de la aten­ción de Eu­ro­pa al ar­te ci­ne­ma­to­gra­fi­co de los paí­ses que van del Río Bra­vo a la Pa­ta­go­nia, con pre­sen­cia im­pres­cin­di­ble y ne­ce­sa­ria.

Argentina es­tu­vo pre­sen­te con la di­rec­to­ra Lu­cre­cia Mar­tel, pre­si­den­ta del ju­ra­do, con­si­de­ra­da por el di­rec­tor de la mues­tra, Al­ber­to Bar­be­ra, «la más im­por­tan­te di­rec­to­ra de La­ti­noa­mé­ri­ca y una de las me­jo­res del mun­do».

Otro gran pro­ta­go­nis­ta fue Chi­le, con Pa­blo La­rraín. El di­rec­tor fue pre­mia­do por el ju­ra­do de jo­ve­nes crí­ti­cos ci­ne­ma­to­gra­fi­cos Arca Cinema Gio­va­ni, que en­tre­ga uno de los pre­mios co­la­te­ra­les más an­he­la­do de la mues­tra.

Cu­ba fue re­pre­sen­ta­da por la pe­li­cu­la Wasp Net­work, del di­rec­tor fran­cés Oli­vier As­sa­yas, quien de­ci­dió in­da­gar la his­to­ria con­tem­po­ra­nea a tra­vés de un len­te hu­ma­nis­ta, in­tere­sa­do por los con­flic­tos de la Gue­rra Fria que de­fi­nie­ron a su pro­pia ge­ne­ra­ción y de­li­nea­ron el con­torno del pre­sen­te.

Pa­blo La­rraín y Gael Gar­cía Bernal.

Lu­cre­cia Mar­tel en Ve­ne­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.