El len­te de JR re­co­rre Cu­ba

Arte por Excelencias - - CUBA - Por ERIAN PE­ÑA PUPO Fo­to WILKER LÓ­PEZ

Uno de los ar­tis­tas con ma­yor nú­me­ro de se­gui­do­res en las redes so­cia­les.

Co­mo par­te del proyecto Las cró­ni­cas de Cu­ba 2019, el ar­tis­ta ca­lle­je­ro y fo­tó­gra­fo fran­cés Jean Re­né, más co­no­ci­do por su pseu­dó­ni­mo JR, re­co­rre con su equi­po va­rias ciu­da­des del país.

En ca­da una de es­tas ur­bes y pue­blos, JR cap­tu­ra al­go más de cien ros­tros. Le in­tere­san las ex­pre­sio­nes, aque­llo que se es­con­de en la mi­ra­da, en el sem­blan­te, en el pen­sa­mien­to… Tie­ne con Las

cró­ni­cas de Cu­ba el ob­je­ti­vo de re­crear el le­ga­do his­tó­ri­co, cul­tu­ral y social a par­tir de la voz e ima­gen del país —so­bre to­do quie­nes lo ha­bi­tan— a tiem­po real. El proyecto se basa en la co­la­bo­ra­ción e in­ter­ac­ción en­tre el equi­po ges­tor y la so­cie­dad cu­ba­na, que es do­cu­men­ta­da por me­dio de videos, au­dios…

En Hol­guín, con el aus­pi­cio del Cen­tro Provincial de las Ar­tes Plás­ti­cas, su equi­po, in­te­gra­do tam­bién por otros fo­tó­gra­fos y rea­li­za­do­res, tra­ba­jó en las in­me­dia­cio­nes del Com­ple­jo Cul­tu­ral Pla­za de La Mar­que­ta, don­de co­lo­ca­ron la car­pa y la am­plia pan­ta­lla ver­de.

La téc­ni­ca uti­li­za­da lla­ma­ba la aten­ción de quie­nes pa­sa­ban cer­ca, mien­tras JR, uno de los ar­tis­tas ca­lle­je­ros más fa­mo­sos del pla­ne­ta, sin qui­tar­se el som­bre­ro y las ga­fas de sol ca­rac­te­rís­ti­cas, fo­to­gra­fió a mú­si­cos, ac­to­res, es­cri­to­res, pe­ro tam­bién a vendedores ca­lle­je­ros, tra­ba­ja­do­res de lim­pie­za… «¿Pue­de el ar­te cam­biar el mun­do? Qui­zás de­be­ría­mos cam­biar la pre­gun­ta: ¿pue­de el ar­te cam­biar a las per­so­nas?», se cues­tio­na JR.

Uno de los as­pec­tos más des­ta­ca­dos de su tra­ba­jo es la hu­ma­ni­dad de las imá­ge­nes con las cua­les vi­si­bi­li­za a los es­tig­ma­ti­za­dos y ex­clui­dos de la so­cie­dad. En tiem­pos don­de pri­ma la in­to­le­ran­cia y la dis­cri­mi­na­ción, JR pre­fie­re po­ner­se del la­do de la so­lu­ción. «Ser op­ti­mis­ta hoy es más ori­gi­nal que ser pe­si­mis­ta. Los ar­tis­tas en­fren­ta­mos el desafío de te­ner los ojos bien abier­tos an­te el mun­do y de ver las co­sas más allá de lo que mues­tran los me­dios. Ha­ce po­co es­tu­ve en So­ma­lia y fue una ex­pe­rien­cia in­creí­ble. Los gran­des mu­ros son in­ter­nos, y me gus­ta de­rri­bar­los ha­cien­do co­sas que la gen­te cree im­po­si­bles», ase­gu­ra el ar­tis­ta, na­ci­do en 1983.

JR tra­ba­ja la fron­te­ra en­tre el ar­te y el ac­ti­vis­mo, pues ex­hi­be li­bre­men­te su obra en las ca­lles y te­ja­dos del mun­do, cap­tu­ran­do la aten­ción de quie­nes no vi­si­tan los gran­des mu­seos.

El tam­bién ci­neas­ta fran­cés se ha con­ver­ti­do en un fe­nó­meno di­gi­tal gra­cias a su más de un mi­llón de se­gui­do­res en Ins­ta­gram. De he­cho, hoy es uno de los ar­tis­tas con ma­yor nú­me­ro de se­gui­do­res en las redes so­cia­les. Pro­ba­ble­men­te, JR tam­po­co se ima­gi­nó el im­pac­to que ten­drían sus re­tra­tos cuan­do en 2001 se en­con­tró una cá­ma­ra aban­do­na­da en el me­tro de Pa­rís y em­pren­dió un via­je por Eu­ro­pa pa­ra fo­to­gra­fiar a to­do ti­po de per­so­nas y pe­gar clan­des­ti­na­men­te las imá­ge­nes en las ca­lles de la ca­pi­tal ga­la.

En 2006, ins­ta­ló de for­ma ile­gal la serie Re­tra­tos de una ge­ne­ra­ción en las pa­re­des de los ba­rrios bur­gue­ses de Pa­rís,

cau­san­do con­mo­ción por tra­tar­se de fo­tos de los in­te­gran­tes de las ban­das ur­ba­nas que ha­bi­ta­ban la pe­ri­fe­ria de la ur­be eu­ro­pea. El año si­guien­te se tras­la­dó a la fron­te­ra en­tre Is­rael y Pa­les­ti­na pa­ra fo­to­gra­fiar a per­so­nas co­mu­nes —es­ta vez ha­cien­do mue­cas— y pe­gar­las a am­bos la­dos del mu­ro. El proyecto, uno de sus trabajos más con­tro­ver­ti­dos y de de­nun­cia social, se ti­tu­ló Fa­ce2­fa­ce. Lle­gó in­clu­so a pe­gar un re­tra­to —de más de cin­cuen­ta me­tros de al­to— de un ju­dío en la ca­sa de un pa­les­tino, y en Is­rael co­lo­có re­tra­tos de pa­les­ti­nos en una to­rre de vi­gi­lan­cia. «Los hé­roes de es­te proyecto fue­ron aque­llos pa­les­ti­nos e is­rae­líes que, sin co­no­cer­me de na­da, me per­mi­tie­ron pe­gar re­tra­tos de sus ve­ci­nos en las pa­re­des de su ca­sa», con­tó.

Es pre­ci­sa­men­te en el en­cuen­tro del ciu­da­dano co­mún con el re­tra­to don­de se ha­lla la esen­cia de su tra­ba­jo. «Tie­ne que ver con ex­plo­rar lo que sig­ni­fi­ca ser un ar­tis­ta, así co­mo el sen­ti­do y el po­der de la ima­gen en el ci­ne o so­bre una pa­red», ase­gu­ra.

En 2012 JR fue in­vi­ta­do a la Bie­nal de La Ha­ba­na, don­de co­la­bo­ró con el ar­tis­ta cu­ba­noa­me­ri­cano Jo­sé Par­lá en el proyecto Las arru­gas de la ciu­dad en los mu­ros de la ciu­dad. Se reunió con do­ce­nas de an­cia­nos, cu­yos re­tra­tos ador­na­ron las ca­lles. En 2019 el ar­tis­ta vi­sual

plas­mó en los mu­ros ex­te­rio­res de la ca­pi­ta­li­na Ga­le­ría Con­ti­nua el re­tra­to de Alain, un ni­ño re­si­den­te de la ur­be, cu­ya ima­gen cap­tu­ró.

En paí­ses co­mo Ma­la­sia, Bra­sil y Ke­nia do­cu­men­tó la reali­dad de las mu­je­res que son blan­co de la vio­len­cia y la dis­cri­mi­na­ción en dis­tin­tos con­tex­tos. Dos años des­pués, el proyecto se mos­tró en el do­cu­men­tal Wo­men Are Heroes, pre­sen­ta­do en el Fes­ti­val de Can­nes, pe­ro fue en 2011, tras re­ci­bir el pre­mio TED, que ga­na­ría fa­ma mun­dial al con­vo­car el proyecto In­si­de Out, con el cual per­so­nas del mun­do en­te­ro po­dían con­tar sus his­to­rias a tra­vés de la fo­to­gra­fía. JR se com­pro­me­tía a im­pri­mir y re­en­viar las fo­tos de los par­ti­ci­pan­tes pa­ra que es­tos las ins­ta­la­ran en las pa­re­des y los mu­ros de su co­mu­ni­dad. «Fue una ex­pe­rien­cia in­creí­ble cuan­do pien­sas en la na­tu­ra­le­za de lo que se tra­tó. Per­so­nas de to­do el mun­do con­tan­do su reali­dad sin la in­ter­me­dia­ción de nin­gún ti­po de pa­tro­ci­nio», co­men­ta el au­tor de Ros­tros

y lu­ga­res, no­mi­na­do al Os­car al Me­jor Lar­go­me­tra­je Do­cu­men­tal y rea­li­za­do jun­to a Ag­nés Var­da, una de las gran­des di­rec­to­ras de ci­ne, re­cien­te­men­te fa­lle­ci­da. Am­bos via­ja­ron, en una in­tere­san­te y emo­ti­va tra­ve­sía, a tra­vés de la Fran­cia ru­ral, to­man­do múl­ti­ples imá­ge­nes en ca­da pa­ra­da. Ade­más di­ri­gió los cor­tos Les Bos­quets y Ellis, pro­ta­go­ni­za­do es­te último por Ro­bert de Ni­ro.

En 2016 fue in­vi­ta­do a tra­ba­jar en el fa­mo­so Mu­seo del Lou­vre. JR hi­zo «des­apa­re­cer» la fa­mo­sa pi­rá­mi­de de cris­tal que se en­cuen­tra jus­to en la pla­za del Mu­seo. Pe­gó una fo­to­gra­fía gi­gan­te que re­pro­du­ce el pa­be­llón Sully, crean­do una ilu­sión de que la es­truc­tu­ra de cris­tal cons­trui­da en 1989 por I. M. Pei ha­bía des­apa­re­ci­do. Se­gún ha co­men­ta­do, el significad­o de es­ta ac­ción es que los vi­si­tan­tes del mu­seo ni si­quie­ra ob­ser­va­ban el mo­nu­men­to de fren­te, sino que le da­ban la es­pal­da pa­ra ha­cer­se un

selfie. Su idea fue ha­cer des­apa­re­cer la pi­rá­mi­de pa­ra que de esa for­ma «se vie­ra me­jor». En­tre sus pro­yec­tos más sin­gu­la­res en­con­tra­mos las gi­gan­tes­cas ins­ta­la­cio­nes es­cul­tó­ri­cas crea­das en Río de Ja­nei­ro du­ran­te los Jue­gos Olím­pi­cos de 2016, uti­li­zan­do an­da­mios, a es­ca­la de la ciu­dad, y po­nien­do én­fa­sis en la be­lle­za del mo­vi­mien­to atlé­ti­co; ade­más su co­la­bo­ra­ción con el New York City Ba­llet, usan­do el len­gua­je del ba­llet pa­ra con­tar los dis­tur­bios en los su­bur­bios fran­ce­ses en 2005, y una ins­ta­la­ción con cua­tro mil ros­tros den­tro y so­bre el Panteón en Pa­rís.

JR ha pa­sa­do de ser un ar­tis­ta anó­ni­mo que crea «ar­te pe­ne­tran­te» que se mues­tra a la vis­ta en edi­fi­cios de los ba­rrios ba­jos de Pa­rís, en las pa­re­des del Orien­te Me­dio, en los puen­tes ro­tos de Áfri­ca o en las fa­ve­las de Bra­sil, a es­tar re­pre­sen­ta­do por di­ver­sas ga­le­rías ex­hi­bien­do en Pa­rís, Hong Kong, Miami y Nue­va York, y con ex­po­si­cio­nes re­tros­pec­ti­vas en im­por­tan­tes ga­le­rías y mu­seos de To­kio (Wa­ta­ri-um) y CAC en Cin­cin­na­ti, Frie­der Bur­da en Ba­den-ba­den en 2014 y Ho­ca Foun­da­tion en Hong Kong en 2015.

Siem­pre man­tie­ne su con­fian­za en el ar­te, pues sa­be que so­lo es­te «pue­de cam­biar el mun­do, por­que es ca­paz de trans­for­mar la per­cep­ción de las co­sas y de los otros».

JR'S LENS TRAVELS AROUND CU­BA

As part of the pro­ject “Las cró­ni­cas de Cu­ba 2019”, the French street ar­tist and pho­to­grap­her Jean Re­né, best known by his pseu­donym JR, travels with his team around se­ve­ral ci­ties in the country.

In each of the­se ci­ties and towns, JR cap­tu­res just over a hun­dred faces. He is in­ter­es­ted in ex­pres­sions, tho­se hid­den in their eyes, in their coun­te­nan­ce, in their thoughts... He pur­suing, with “Las cró­ni­cas de Cu­ba 2019”, the ob­jec­ti­ve of re­crea­ting the his­to­ri­cal, cul­tu­ral and social le­gacy from the voi­ces and images of the country abo­ve all tho­se who in­ha­bit it - in real ti­me. The pro­ject is ba­sed on a co­lla­bo­ra­tion and in­ter­ac­tion bet­ween the ma­na­ge­ment team and the Cu­ban so­ciety, which are do­cu­men­ted th­rough videos, au­dios...

In Hol­guín, un­der the aus­pi­ces of the Provincial Cen­ter of Plas­tic Arts, his team, al­so com­po­sed of ot­her pho­to­grap­hers and filmmakers, wor­ked in the vi­ci­nity of the “Pla­za de La Mar­que­ta” Cul­tu­ral Com­plex, whe­re they pla­ced their tent and the lar­ge green screen.

The “Ba­llet Na­cio­nal de Cu­ba” has re­tur­ned to Me­xi­co, af­ter a de­ca­de and a half of ab­sen­ce. It did so per­for­ming on grand sta­ges, as co­rres­ponds to its top si­te in the world of in­ter­na­tio­nal dan­ce, and brought Gi­se­lle, ac­cor­ding to spe­cia­li­zed cri­tics the most bri­lliant cho­reo­graphy by Ali­cia Alon­so, ins­pi­red by the ori­gi­nal by Jean Co­ra­lli and Ju­les Pe­rrot.

The mu­si­cal ac­com­pa­ni­ment by the Symp­hony Or­ches­tra of the “Be­ne­mé­ri­ta Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma de Puebla” (BUAP), was a per­for­man­ce mat­ching its pres­ti­ge and that of the fa­mous Cu­ban ba­llet com­pany.

Me­mo­ries tell that “Gi­se­lle” has a great im­por­tan­ce wit­hin the Na­tio­nal Ba­llet of Cu­ba, due to its mea­ning it­self sin­ce that Ju­ne 28, 1841 when it had its world pre­mie­re at the Pa­ris Ope­ra, going th­rough No­vem­ber 2, 1943, when Ali­cia Alon­so per­for­med it for the first ti­me du­ring the New York Ba­llet Thea­ter sea­son, and al­so be­cau­se with this work and with Ali­cia Alon­so, her ex­cep­tio­nal per­for­mer, Cu­ba trans­cen­ded for the first ti­me in the in­ter­na­tio­nal field of dan­ce.

Le in­tere­san las ex­pre­sio­nes, aque­llo que se es­con­de en la mi­ra­da…

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.