La­rrea y Ru­bia­les, con Te­bas al fon­do

AS (Andalucía) - - Te­ma Del Día -

Den­tro de dos lu­nes, es de­cir, el 9 de abril, ha­brá por fin elec­ción a la pre­si­den­cia de la Fe­de­ra­ción de Fút­bol y Vi­llar se­rá só­lo un re­cuer­do. Ha si­do di­fí­cil es­to. La ca­pa­ci­dad de re­sis­ten­cia de Vi­llar fue tal que só­lo la UCO pu­do sa­car­le del si­llón, cuan­do ya can­ta­ba su enési­mo triun­fo, al ver­se ga­na­dor de su pul­so con el an­te­rior se­cre­ta­rio de Es­ta­do, Mi­guel Car­de­nal. El mi­nis­tro Mén­dez de Vi­go, mal in­for­ma­do so­bre la cues­tión, aca­ri­ció la ilu­sión in­ge­nua de fa­bri­car­le una sa­li­da ho­no­ra­ble. Ca­yó Car­de­nal ya Vi­llar se le pu­so al­fom­bra pa­ra ga­nar unas nue­vas elec­cio­nes, en la idea de que a me­dio pla­zo di­mi­ti­ría y da­ría pa­so a Ru­bia­les. Aque­llo re­sul­tó un pan co­mo unas tor­tas. Tan­to, que tras la de­ten­ción de

Vi­llar y el co­no­ci­mien­to de las es­cu­chas (que vi­nie­ron a ser la per­fec­ta na­rra­ción de lo que aquí he­mos lla­ma­do siem­pre ‘vi­lla­ra­to’), el Go­bierno, con el fu­ror del con­ver­so, in­ten­tó re­vo­car la asam­blea, esa mis­ma asam­blea que ha­bía ben­de­ci­do an­tes en bus­ca de la ‘sa­li­da ho­no­ra­ble’. Cha­pu­za tras cha­pu­za, eso tam­bién pin­chó. La

FI­FA es­ti­ró las ore­jas, aquí sa­ca­mos pe­cho, pe­ro nos vi­si­tó la se­cre­ta­ria ge­ne­ral, Fat­ma Sa­mou­ra y, fe­liz mi­la­gro, el Con­se­jo de

Es­ta­do di­jo que sí va­lía esa asam­blea. Así que son los mis­mos que ha­bía los que eli­gen aho­ra en­tre La­rrea y Ru­bia­les. Es­tos días se ace­le­ra la cam­pa­ña. Aquí les pre­sen­ta­mos, en en­tre­vis­tas de Mar­co Ruiz, el idea­rio de am­bos. De aquí al día 9 se­gui­re­mos in­for­mán­do­les de to­do lo que ha­ya. La­rrea, que ha tra­ba­ja­do mu­chí­si­mos años con Vi­llar y ha ma­ne­ja­do la ca­ja, asun­to de­li­ca­do, lle­va me­ses ejer­cien­do pro­vi­sio­nal­men­te, y la ver­dad es que lo ha he­cho con pru­den­cia y tino. Ru­bia­les ha pre­si­di­do la AFE con buen pul­so, aun­que le han so­bra­do cier­tos pu­jos de sin­di­ca­lis­ta du­ro. Lle­va des­de 2010 en la Fe­de­ra­ción y pe­lea, ade­más de con­tra La­rrea, con­tra Te­bas, que le ha de­cla­ra­do la enemi­ga. Vo­tan 139 asam­bleís­tas. Se pre­su­me muy apre­ta­do.

“ASÍ QUE SON LOS

MIS­MOS QUE HA­BÍA

LOS QUE ELI­GEN

AHO­RA EN­TRE...”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.