Los go­les de Les­chuk va­len sie­te pun­tos

Las vic­to­rias an­te Al­cor­cón, Te­ne­ri­fe y Al­ba­ce­te lle­van su rú­bri­ca

AS (Andalucía) - - Málaga - CAR­LOS CA­RI­ÑO

Ha­cía tiem­po que un fut­bo­lis­ta no en­can­di­la­ba tan­to en La Ro­sa­le­da co­mo Gus­ta­vo Blan­co Les­chuk. El de­lan­te­ro ar­gen­tino ha caí­do de pie. Sus cua­tro go­les han su­pues­to sie­te pun­tos pa­ra el Má­la­ga. Mar­có el 1-0 al Al­cor­cón (dos pun­tos), tam­bién el 1-0 al Te­ne­ri­fe (otros dos pun­tos) y los dos go­les de la re­mon­ta­da al Al­ba­ce­te (tres pun­tos más). ‘Mís­ter Ren­ta­ble’ en es­ta­do pu­ro.

Pe­ro la afi­ción no só­lo le va­lo­ra e ido­la­tra por ha­ber ano­ta­do go­les tan de­ci­si­vos. Su ca­pa­ci­dad de tra­ba­jo y sa­cri­fi­cio es im­pre­sio­nan­te. Pro­te­ge el ba­lón de ma­ra­vi­lla y no es­ca­ti­ma de­ta­lles de enor­me ca­li­dad co­mo, por ejem­plo, una ma­ra­vi­llo­sa asis­ten­cia de ta­cón a Da­ni Pa­che­co en la se­gun­da mi­tad del en­cuen­tro con­tra el con­jun­to man­che­go. Ade­más, Mu­ñiz le ha en­co­men­da­do co­mo una de sus prin­ci­pa­les mi­sio­nes su­je­tar a las de­fen­sas con­tra­rios, pre­sio­nar­les pa­ra en­tor­pe­cer su sa­li­da de ba­lón y ra­len­ti­zar los con­tra­gol­pes. Es­ta es otra de las cla­ves del buen fun­cio­na­mien­to del Má­la­ga, que só­lo ha en­ca­ja­do cua­tro go­les en es­tas nue­ve jor­na­das, un de­ta­lle cla­ve pa­ra en­ten­der su li­de­ra­to en es­ta com­pli­ca­da Se­gun­da Di­vi­sión.

Gus­ta­vo Blan­co Les­chuk (en su ca­mi­se­ta po­ne Blan­co Les­chuk en ho­me­na­je a sus pa­dres) es­tá ce­di­do por el Shakh­tar Do­netsk. Tie­ne con­tra­to con el equi­po ucra­niano has­ta 2020 y, en una en­tre­vis­ta con­ce­di­da en AS, ad­mi­tió que el Má­la­ga tie­ne una op­ción de com­pra so­bre él.

Ob­via­men­te, ha vuel­to a ser es­co­gi­do MVP, fut­bo­lis­ta más va­lio­so, por la afi­ción blan­quia­zul. Sus dos go­les sir­vie­ron al Má­la­ga pa­ra su­mar tres pun­tos más y man­te­ner la ra­cha vic­to­rio­sa del equi­po blan­quia­zul en La Ro­sa­le­da.

El ‘Ti­bu­rón Blan­co’, co­mo em­pie­za a ser co­no­ci­do por los afi­cio­na­dos, mos­tra­ba su fe­li­ci­dad por la vic­to­ria del Má­la­ga y por su apor­ta­ción per­so­nal con dos go­les y mu­cho fút­bol en sus bo­tas. Y no se que­ja nun­ca de las pa­ta­das que re­ci­be, que son unas cuan­tas. Ya sa­be­mos que en Se­gun­da Di­vi­sión no hay VAR por el mo­men­to. “Pue­de que re­ci­ba más por mi for­ma de ju­gar, pe­ro es­to es fút­bol. Los de­fen­so­res me ‘pe­gan’, pe­ro si el ár­bi­tro no pita las fal­tas no pue­do de­cir na­da”, co­men­ta­ba con hu­mil­dad.

Que­da cla­ro que Gus­ta­vo Blan­co Les­chuk ya se ha con­ver­ti­do en el enemi­go nú­me­ro uno de las de­fen­sas con­tra­rias en LaLi­ga 1|2|3. “Es­ta­mos muy fe­li­ces por la vic­to­ria, pe­ro hay que se­guir así, es­to es muy lar­go”, des­ta­ca el arie­te blan­quia­zul, que se ha me­ti­do en el bol­si­llo al ma­la­guis­mo.

Fu­tu­ro

El Má­la­ga tie­ne una op­ción de com­pra por el de­lan­te­ro ar­gen­tino

Hu­mil­dad “Es­ta­mos fe­li­ces, pe­ro hay que se­guir así. Es­to es muy lar­go”

MIS­TER REN­TA­BLE. Blan­co Les­chuk con­du­ce el ba­lón du­ran­te un par­ti­do en La Ro­sa­le­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.