Ri­ver-Bo­ca, un par­ti­do fue­ra de si­tio

AS (Andalucía) - - Tema Del Día - ALFREDO RELAÑO

Qui­zá por­que aca­bo de ce­rrar el úl­ti­mo li­bro de Ser­gio del Mo­lino, ‘Lu­ga­res fue­ra de si­tio,’ se me ha ocu­rri­do ti­tu­lar así: un par­ti­do fue­ra de si­tio. Un par­ti­do a diez mil ki­ló­me­tros de su si­tio. Me­not­ti, co­mo tan­tos ar­gen­ti­nos, lo sien­te co­mo un fra­ca­so. Él, di­ce, es­tá acos­tum­bra­do a esas co­sas de las pe­dra­das al au­to­bús. Qui­zá sea que ha lle­ga­do la ho­ra de des­acos­tum­brar­se... En to­do ca­so, tie­ne ra­zón cuan­do di­ce que echó de me­nos una reu­nión de los pre­si­den­tes, ca­pi­ta­nes y en­tre­na­do­res de Ri­ver y Bo­ca pa­ra ha­cer un lla­ma­mien­to a la con­cor­dia y a la sen­sa­tez. No se dio. Ri­ver qui­so ju­gar de in­me­dia­to, con ri­va­les he­ri­dos, Bo­ca re­cla­mó la Co­pa. En fin, que el par­ti­do es en Ma­drid, don­de es muy bien­ve­ni­do. Aquí se ad­mi­ra el fút­bol ar­gen­tino y se mi­ti­fi­ca des­de siem­pre es­te cho­que en­tre los dos gran­des de Bue­nos Ai­res, el ge­nuino Clá­si­co, al que un día ro­bé (o to­mé pres­ta­do) el nom­bre pa­ra los Ma­drid-Ba­rça, cuan­do ad­qui­rie­ron im­por­tan­cia uni­ver­sal. Es­te ya es el Su­per­clá­si­co, al­go úni­co. La ida fue 2-2, y no hay valor pre­fe­ren­te pa­ra los go­les fue­ra. Hoy Ri­ver es lo­cal, pe­ro ni le va­len más aque­llos go­les ni su lo­ca­lía se con­ver­ti­rá en ma­yor apo­yo. Eso úl­ti­mo lo per­dió por los bes­tias que ata­ca­ron el au­to­bús en un des­cui­do im­per­do­na­ble, tam­bién hay que de­cir­lo, de las au­to­ri­da­des. Pa­ra los ma­dri­le­ños es co­mo ha­cer tu­ris­mo fut­bo­lís­ti­co sin sa­lir de ca­sa. Ri­ver y Bo­ca nos vie­nen con su ca­rac­te­rís­ti­ca de siem­pre: Ri­ver con me­jor fút­bol, Bo­ca equi­li­bran­do con ‘la ga­rra’. El es­mo­quin con­tra el ‘ove­rol’, so­lían es­cri­bir allá. Pe­ro es­te es a prio­ri el me­jor de to­dos, por­que es­tá en jue­go un tí­tu­lo má­xi­mo que nun­ca se dispu­taron en­tre sí a ca­ra o cruz. To­da fi­nal es un duelo en­tre el de­seo de ga­nar y el mie­do a per­der. Es­ta más que nin­gu­na, por­que de un tiem­po acá pe­sa más, lás­ti­ma, el go­zo por hu­mi­llar al ri­val que el dis­fru­te del triun­fo pro­pio. Sol es­pe­ra a Ri­ver, Co­lón es­pe­ra a Bo­ca. Los neu­tra­les es­pe­ra­mos paz y un buen par­ti­do.

“SOL ES­PE­RA A RI­VER, CO­LÓN ES­PE­RA A BO­CA. LOS NEU­TRA­LES ES­PE­RA­MOS...”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.