Mes­si li­qui­da al Es­pan­yol

Ex­hi­bi­ción de Leo, con dos go­les de fal­ta ● El Es­pan­yol sa­lió ame­dren­ta­do y nau­fra­gó en la pri­me­ra par­te ● Dem­bé­lé si­gue cre­cien­do

AS (Andalucía) - - Espanyol-barcelona - SANTI GI­MÉ­NEZ RE­POR­TA­JE GRÁ­FI­CO FE­RRAN ZUERAS, GOR­KA LEIZA Y RO­DOL­FO ,OLINA

Mes­si aca­bó con cual­quier dis­cu­sión en torno al der­bi bar­ce­lo­nés con otro par­ti­do pa­ra el re­cuer­do si no fue­ra por­que sus ex­hi­bi­cio­nes jue­gan en con­tra su­ya y ha­cen que lo ex­tra­or­di­na­rio pa­rez­ca nor­mal en su es­ca­la de ge­nia­li­dad. Leo ha­ce co­sas so­bre el cés­ped que si las hi­cie­ra cual­quier otro se­rían de otro pla­ne­ta, pe­ro con él, uno se acos­tum­bra a que lo ex­tra­or­di­na­rio sea ca­si nor­mal y afe­rra­do a su ge­nia­li­dad ha­bi­tual el Ba­rça aplas­tó al Es­pan­yol por 0-4.

El ar­gen­tino dic­tó sen­ten­cia an­te un Es­pan­yol que pa­gó muy ca­ra su ti­mi­dez de en­tra­da an­te un Ba­rça que li­qui­dó al equi­po de Ru­bi en 45 pri­me­ros mi­nu­tos que se ju­ga­ron al rit­mo que dic­tó Leo en una ex­hi­bi­ción fa­bu­lo­sa. Una más en su ca­rre­ra en la que ma­sa­cró al con­jun­to es­pa­ño­lis­ta ca­da vez que con­tro­la­ba el ba­lón mar­can­do la di­fe­ren­cia an­te un equi­po que des­per­di­ció la pri­me­ra par­te y que tem­bla­ba ca­da vez que el ar­gen­tino eje­cu­ta­ba un gol­pe fran­co, con­du­cía el ba­lón, or­ga­ni­za­ba el jue­go, re­cu­pe­ra­ba ba­lo­nes o lle­ga­ba re­ma­tan­do de ca­be­za des­de la se­gun­da línea.

La ex­hi­bi­ción del ar­gen­tino fue com­ple­ta. Lo bor­dó en el ba­lón pa­ra­do por la es­cua­dra de­re­cha y la iz­quier­da, re­tra­tó a cual­quier de­fen­sa que tra­tó de dispu­tar­le la pe­lo­ta en al es­pa­cio o en es­tá­ti­co. Re­ma­tó de ca­be­za al pos­te, asis­tió a Dem­bé­lé en el se­gun­do gol cu­lé y do­mi­nó el jue­go de ca­bo a ra­bo. An­te una ex­hi­bi­ción así, muy po­co pue­de ha­cer­se.

El plan­tea­mien­to de Ru­bi, que bus­ca­ba alar­gar el par­ti­do bus­can­do una se­gun­da par­te des­ca­ra­da se fue a pi­que en cuan­to Mes­si con­tro­ló con ven­ta­ja su pri­mer ba­lón y en­ca­ró a la de­fen­sa lo­cal pa­ra fa­bri­car­se una fal­ta a me­di­da que Duar­te, que com­pa­re­ció de ur­gen­cia pa­ra su­plir a Her­mo­so, le con­ce­dió en una ac­ción sui­ci­da. El ar­gen­tino com­ple­tó la ac­ción con una eje­cu­ción del gol­pe fran­co sen­sa­cio­nal que hi­zo inú­til el vue­lo de Die­go Ló­pez. Era la ter­ce­ra fal­ta que con­vier­te el ar­gen­tino es­ta tem­po­ra­da. En la se­gun­da par­te con­ver­ti­ría otra por el otro la­do.

Con el 0-1, el Ba­rça in­ti­mi­dó al un Es­pan­yol que ya lle­gó ame­dren­ta­do des­de el vestuario y ahí em­pe­zó un fes­ti­val bar­ce­lo­nis­ta que se fun­da­men­tó en la ca­pa­ci­dad fí­si­ca de Vidal, la vi­sión tác­ti­ca de Bus­quets, la ge­nia­li­dad de Mes­si y la ve­lo­ci­dad de Dem­bé­lé, que a los 26 mi­nu­tos mar­có el se­gun­do tan­to.

Con el Es­pan­yol des­ar­bo­la­do y fian­do to­da su suer­te a las ju­ga­das a ba­lón pa­ra­do sin te­ner en el cam­po a Gra­ne­ro, su me­jor lan­za­dor, el Ba­rça em­pe­zó a gus­tar­se a la con­tra, don­de Suá­rez mar­ti­ri­za­ba a los cen­tra­les lo­ca­les. David Ló­pez se de­jó ga­nar un pul­so con el uru­gua­yo que mar­có el ter­ce­ro en­tre las pier­nas del por­te­ro es­pa­ño­lis­ta jus­to an­tes del des­can­so. El par­ti­do se da­ba por li­qui­da­do.

En el arran­que de la se­gun­da par­te, el Es­pan­yol se pa­re­ció más al equi­po que es­ta tem­po­ra­da ha ale­gra­do la vi­da a sus se­gui­do­res, pe­ro Mes­si en­frió la reac­ción de los pe­ri­cos con otra ge­nia­li­dad a ba­lón pa­ra­do. Era el 0-4 y el pú­bli­co le­van­tó la ban­de­ra blan­ca y em­pe­zó a ir­se a ca­sa. Los que se fue­ron no vie­ron el tan­to de Duar­te que el VAR no con­ce­dió por fue­ra de jue­go.

Sin des­pei­nar­se, los bar­ce­lo­nis­tas re­gu­la­ron fuer­zas pa­ra lle­gar a puer­to an­te un Es­pan­yol que se vio im­po­ten­te an­te la enési­ma ex­hi­bi­ción de Mes­si, que li­de­ró a un Ba­rça que, cuan­do sa­le mo­ti­va­do pa­re­ce fue­ra del al­can­ce de cual­quier ri­val. Le fal­ta la re­gu­la­ri­dad, pe­ro los cin­co al Ma­drid y los cua­tro al Es­pan­yol son una se­ñal cla­ra de la po­ten­cia de es­te equi­po.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.