AS (Andalucía)

La segunda temporada cobrará más y a partir de la tercera disminuirá

-

significa un esfuerzo inicial por parte del jugador que el club considera ejemplar y que demuestra su voluntad por quedarse. Eso sí, cobrará una cantidad de prima de renovación por determinar.

En la temporada siguiente, Messi vería aumentada su ficha de manera muy notable y al final de la misma tendría la potestad de cortar su contrato. Si lo hiciera, siempre le quedaría la posibilida­d de ir a Miami, si decidiera seguir en el Barça, en las tres temporadas siguientes su ficha sería decrecient­e progresiva­mente. Un cambio radical en la manera de actuar del club, que hasta el momento iba pagando a los jugadores la parte más jugosa de su contrato en sus últimos años.

Tome la decisión que tome el futbolista al final de la segunda temporada, el monto del contrato de manera global no superaría los 200 millones de euros, cifra que es el límite que marcaba LaLiga. De momento, Messi sigue en Argentina de vacaciones, pero todo apunta a que la solución de su continuida­d está más cerca que nunca.

Este gesto de Messi supone para el Barça un alivio absoluto a nivel deportivo, pero también económico, puesto que baja significat­ivamente la masa salarial al tiempo que supone un ejemplo a mostrar para otros jugadores cuando tengan que sentarse con ellos para que rebajen su salario.

Así pues, cuando se solucione la renovación de Messi de manera oficial, le tocará el turno a Busquets, Alba, Sergi Roberto o Piqué, quien ya ha admitido su buena predisposi­ción a bajarse el sueldo siguiendo el ejemplo de Messi.

De confirmars­e esta acción, Laporta habría conseguido sumar de nuevo un éxito importante que le permitirá iniciar su plan previsto.

Contrato

 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain