Idiá­kez que­da muy se­ña­la­do

AS (Aragon) - - Numancia-real Zaragoza - JA­VIER MA­RÍN ■

El Real Za­ra­go­za ya en­ca­de­na cin­co par­ti­dos sin co­no­cer la vic­to­ria. Dos pun­tos de quin­ce po­si­bles que po­nen to­das las mi­ra­das so­bre Ima­nol Idiá­kez. El téc­ni­co, co­mo es ló­gi­co, no es el úni­co cul­pa­ble, pe­ro lo que es in­ne­ga­ble es que no ha sa­bi­do apro­ve­char la he­ren­cia de la pa­sa­da tem­po­ra­da y que ya acu­mu­la va­rias de­ci­sio­nes en la elec­ción de ju­ga­do­res bas­tan­te dis­cu­ti­bles. Las úl­ti­mas, ayer. So­ro apun­ta­ba a ti­tu­lar an­te las ba­jas de Marc Gual y Pa­pu e Idiá­kez se de­ci­dió por Ja­mes Ig­be­ke­me en la me­dia­pun­ta. Al ni­ge­riano, que bri­lla es­pe­cial­men­te en el ida y vuel­ta, no se le vio es­pe­cial­men­te có­mo­do en esa po­si­ción. A ello hay que su­mar la sus­ti­tu­ción de Egua­ras en el des­can­so. ¿No se­ría me­jor, si el me­dio­cen­tro na­va­rro no es­tá en ple­nas con­di­cio­nes fí­si­cas, co­mo es nor­mal tras una pu­bal­gia, que sa­lie­ra en la se­gun­da par­te, cuan­do el ri­val es­tá más can­sa­do y la pre­sión no es tan as­fi­xian­te?

Al mar­gen de nom­bres, el Real Za­ra­go­za tie­ne un se­rio pro­ble­ma con ba­lón. Si el ri­val se cie­rra atrás, mal; si pre­sio­na, tam­bién mal. No hay lí­neas de pa­ses, no hay plan B y en la pri­me­ra par­te de ayer ni si­quie­ra ha­bía un me­dia­pun­ta que pu­die­ra fil­trar un pa­se en­tre lí­neas. Y ha­bía tres sa­nos en la plan­ti­lla. Es cier­to que el equi­po ara­go­nés me­jo­ró en la se­gun­da par­te, que el gol del Nu­man­cia lle­gó tras un pe­nal­ti tan des­afor­tu­na­do co­mo ri­gu­ro­so y que las le­sio­nes se es­tán ce­ban­do des­de el pri­mer día, pe­ro el Za­ra­go­za lle­va ca­yén­do­se des­de la go­lea­da en Ovie­do y no hay sig­nos de reacción.

Idiá­kez tie­ne por de­lan­te dos par­ti­dos en La Ro­ma­re­da, el de Co­pa con­tra el Cá­diz y el del Li­ga fren­te al Te­ne­ri­fe, pa­ra en­con­trar so­lu­cio­nes y re­ver­tir la si­tua­ción. Ya son cin­co par­ti­dos sin ga­nar y no hay na­die más dé­bil que un en­tre­na­dor que no ga­na par­ti­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.