AS (Aragon)

Ya trabaja

El delantero ha llegado en perfecto estado, pero es poco probable que debute hoy ante el Nàstic ● Koeman le acogió con cariño

- JAVIER MIGUEL BARCELONA

Hacía más de un año que el binomio Ronald Koeman y Memphis Depay no coincidía en un terreno de juego. Desde que el técnico holandés decidiera abandonar la selección oranje para poner rumbo a Barcelona, la pareja se separó de forma inevitable. Y eso que Koeman intentó el verano pasado con todas sus fuerzas traerse a Memphis a Barcelona, pero todos los intentos toparon con el grave problema del límite de la masa salarial. Un año después, el técnico volvió a la carga (en invierno lo hizo también, pero de forma tímida), con más éxito en esta ocasión, ya que el delantero aterrizó el lunes en Barcelona tras aceptar un contrato de dos temporadas.

El delantero está afrontando una semana muy apretada desde que llegó a Barcelona. El lunes se sometió a un control de antígenos para posteriorm­ente pasar la protocolar­ia revisión médica. Después le dio tiempo a hablar para los medios oficiales del club y hasta posar con la camiseta blaugrana con su nombre, pero todavía sin dorsal, y visitar el Museu del FC Barcelona.

Ayer le tocó madrugar para realizar el primer entrenamie­nto con sus nuevos compañeros. El primero que salió a recibir a Memphis fue Ronald Koeman, quien le hizo de cicerone en la Ciutat Esportiva.

Tras unas breves palabras del entrenador, el holandés saludó uno a uno a los blaugrana, a la vez que le enseñaban su nueva taquilla. Piqué ejerció las labores de capitán y estuvo todo el rato al lado del delantero en sus primeros pasos

Presentaci­ón Está prevista para mañana, cuando Laporta vuelva de su viaje a Israel

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain