Las vi­gi­lan­cias so­bre Huth y la pre­sión co­mo ar­ma

Im­por­tan­te ba­ja de Ma­roz­san

AS (Catalunya) - - Mundial Femenino De Francia 2019 - DE

La exi­gen­cia. Apro­ba­do el es­treno, más por el re­sul­ta­do que por la no­ta­bi­li­dad del jue­go, Es­pa­ña y Ale­ma­nia quie­ren ha­cer pre­va­le­cer su po­si­ción en el gru­po. Aun­que el du­bi­ta­ti­vo con­cur­so de la Manns­chaft en el de­but an­te Chi­na dis­cu­tió su con­di­ción de fa­vo­ri­ta a to­do, es una se­lec­ción de mag­ni­tud su­pe­rior, con múl­ti­ples re­cur­sos y muy ofen­si­va (19 re­ma­tes por par­ti­do).

Los cui­da­dos. Ale­ma­nia otor­ga un pa­pel re­le­van­te a las ban­das en su par­ti­tu­ra ofen­si­va (36 ata­ques de me­dia por la de­re­cha y 37 por la iz­quier­da). Hen­drich y Si­mon, o Gwinn si de­ci­den asu­mir más ries­gos, lle­gan a lí­nea de fon­do e im­po­nen el es­fuer­zo de­fen­si­vo de las ex­tre­mos e in­te­rio­res ri­va­les. Es­pa­ña de­be­rá co­rre­gir sus po­si­cio­nes pa­ra so­co­rrer a To­rre­jón y Co­rre­de­ra. An­te la ba­ja de Ma­roz­san, Huth aso­ma co­mo la prin­ci­pal ame­na­za por su des­bor­de e in­te­li­gen­cia pa­ra re­ci­bir en zo­nas po­co tran­si­ta­das du­ran­te si­tua­cio­nes de con­tra­ata­que. Nun­ca pue­den fal­tar las vi­gi­lan­cias de la Se­lec­ción co­mo su­ce­dió en el gol de Kgatla­na fren­te a Su­dá­fri­ca. Los apo­yos en­tre lí­neas de Popp, las rup­tu­ras de Da­britz y el po­de­río en la es­tra­te­gia, pe­se a per­der el buen pie de Ma­roz­san, tam­bién es­ce­ni­fi­can la ri­que­za fut­bo­lís­ti­ca ger­ma­na.

Va­len­tía. Ata­car a Ale­ma­nia siem­pre es una ma­nio­bra con­vin­cen­te pa­ra des­na­tu­ra­li­zar­la. Pe­se al cla­ro triun­fo fi­nal, Es­pa­ña no pu­do di­si­mu­lar su fal­ta de fi­na­li­za­ción an­te Su­dá­fri­ca. Se de­be en­con­trar a tra­vés del ba­lón, ga­nar pro­fun­di­dad con Ma­rio­na y Lu­cía y ac­ti­var a Jen­ni en zo­nas más cer­ca­nas al área. La Se­lec­ción tam­bién po­dría bus­car rea­li­zar una pre­sión avan­za­da y be­ne­fi­ciar­se de las inexac­ti­tu­des de Ale­ma­nia en la sa­li­da que ya ca­si le hi­cie­ron tro­pe­zar con­tra Chi­na. La cen­tral Door­soun y la por­te­ra Schult se ex­ce­den en es­tos erro­res. Las de Vil­da han de ais­lar a Leu­polz, con un gran cam­bio de orien­ta­ción (85% de acier­to en el pa­se an­te Chi­na). Ale­ma­nia ya no es una ri­val inal­can­za­ble pa­ra Es­pa­ña.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.