AS (Catalunya)

Coutinho el desapareci­do

El fichaje más caro de la historia del club tiene el alta médica desde el Gamper, pero sigue sin debutar

- JAVIER MIGUEL

Cuando en Can Barça se pronuncia el nombre de Philippe Coutinho suele acompañars­e con un silencio incómodo. El oscurantis­mo que mueve todo lo que rodea al delantero brasileño invita a pensar que ni el club ni el jugador están satisfecho­s con esta situación. El centrocamp­ista, pese a recibir el alta el pasado 7 de agosto, sigue sin aparecer por los terrenos de juego. En el club aseguran que se trata únicamente de una “decisión deportiva”, mientras que desde el entorno del jugador se explica que “aún sigue lesionado”. Sea como fuere, Ronald Koeman ha decidido arrebatarl­e el número 14 y cedérselo a un chaval recién ascendido al primer equipo, el delantero albanés Rey Manaj. Al no jugar todavía oficialmen­te con ese dorsal, Coutinho podría recuperar aún el 14, pero no parece que el brasileño esté en disposició­n de aparecer en los próximos días.

De hecho, la última vez que se vio a Coutinho vestido de corto con la elástica blaugrana fue el 29 de diciembre de 2020 ante el Eibar en el Camp Nou, saliendo en la segunda parte por Pjanic y cayendo lesionado pocos minutos después. Tres días más tarde, el jugador pasaba por el quirófano para operarse del menisco externo de la rodilla izquierda. El parte médico especifica­ba unos tres meses de baja. Sin embargo, varias complicaci­ones durante la recuperaci­ón, que el club intentó ocultar de manera infructuos­a, acabaron con los huesos de Coutinho otra vez en una sala de operacione­s, pero esta vez en Brasil. El nuevo parte fijaba otros cuatro meses más.

La pretempora­da comenzó con muy buenas sensacione­s. Tanto es así que la dirección deportiva contemplab­a que fuera el primer lesionado en reaparecer. El 7 de agosto se abría por fin la esperanza al recibir el alta y entrar en la convocator­ia para el Gamper. Pero Koeman decidió a última hora olvidarse del brasileño, saltando de la lista. A partir de ahí, otra vez sin noticias del jugador, que ni tan siquiera entró en la lista para el estreno de LaLiga el pasado fin de semana.

Coutinho es una auténtica patata caliente para el Barcelona. Con contrato todavía hasta el 30 de junio de 2023, y con la segunda ficha más alta de la plantilla, a razón de unos 24 millones de euros brutos por temporada, la solución a este caso parece inabarcabl­e. Descartado totalmente el traspaso, la única salida es una cesión, como se fraguó hace dos temporadas con el Bayern de Múnich, de infausto recuerdo para todos: el jugador fue protagonis­ta en los cruces de la Champions League ante el Barcelona.

Dorsal Koeman decidió darle el ‘14’ a Manaj en el primer encuentro

Confusión En el club hablan de decisión deportiva; su entorno, de lesión

 ??  ?? Coutinho posa con Ansu Fati durante el partido del pasado domingo ante la Real Sociedad.
Coutinho posa con Ansu Fati durante el partido del pasado domingo ante la Real Sociedad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain