El Cel­ta ga­nó el 44,2% de los par­ti­dos en Ba­laí­dos

El Ma­drid, el gran­de que me­jor se le da en ca­sa

AS (Galicia) - - Celta-real Madrid - C. GA­RRI­DO VIGO

Via­jar a Vigo siem­pre da pe­re­za a los ju­ga­do­res del Real Ma­drid. Y no por­que el des­pla­za­mien­to sea una odi­sea o no les agra­de las pa­ra­di­sía­cas vis­tas de las Is­las Cíes. El mo­ti­vo es otro bien dis­tin­to. Me­ra­men­te fut­bo­lís­ti­co. Ju­gar en Ba­laí­dos es si­nó­ni­mo de su­fri­mien­to. El Cel­ta siem­pre le po­ne en aprie­tos y la mo­ne­da só­lo sa­le ca­ra blan­ca una de ca­da tres ve­ces. La cruz ce­les­te se im­po­ne en ca­si la mi­tad de las oca­sio­nes. Y en el res­to de por­cen­ta­je que res­ta, la par­ti­da fi­na­li­za en ta­blas. El em­pa­te, por re­gla ge­ne­ral, es un pin­cha­zo pa­ra el Ma­drid. En Vigo, en cam­bio, tie­ne mu­cho va­lor.

La es­ta­dís­ti­ca re­fle­ja que al Cel­ta le sien­ta bien el blanco. Han ven­ci­do a los me­ren­gues en un 44% de oca­sio­nes, un por­cen­ta­je muy su­pe­rior a los otros dos gran­des de LaLiga. El éxi­to fren­te al Ba­rça es de un 34% y an­te el Atlé­ti­co, de 35%. Eso sí, el Ma­drid ha con­se­gui­do ma­qui­llar al­go esa es­ta­dís­ti­ca en los úl­ti­mos tiem­pos. Des­de el úl­ti­mo as­cen­so vi­gués, en 2012, el ba­ga­je es de dos vic­to­rias ce­les­tes, dos em­pa­tes y cua­tro triun­fos ma­dri­dis­tas.

El Cel­ta no do­ble­ga al Real Ma­drid en Ba­laí­dos des­de 2014, cuan­do un do­ble­te de Char­les per­mi­tió a Luis Enrique des­pe­dir­se por la puer­ta gran­de. Des­de en­ton­ces, los me­ren­gues ya no tie­nen tan­to vér­ti­go en Vigo, aun­que siem­pre sue­len ne­ce­si­tar a sus por­te­ros pa­ra man­te­ner el equi­li­brio.

Sin ir más le­jos, en ene­ro de es­te mis­mo año, Key­lor sa­lió a hom­bros de Ba­laí­dos des­pués de pa­rar­le un pe­nal­ti a As­pas (el úni­co que fa­lló en to­da su ca­rre­ra en Pri­me­ra). El moa­ñés tam­bién ro­zó el gol en otro re­ma­te al pa­lo, pe­ro un do­ble­te de Ba­le im­pi­dió el triun­fo olí­vi­co.

Go­lea­das his­tó­ri­cas. Dos par­ti­dos es­tán es­cri­tos en le­tras de oro en la his­to­ria re­cien­te ce­les­te. Un 4-0 en 1997, con el Cel­ta ju­gán­do­se el des­cen­so, y un 5-1 en 1999, en la efer­ves­cen­cia del Eu­roCel­ta de Mos­to­voi y com­pa­ñía. Dos ju­ga­do­res hi­cie­ron tri­ple­te en aque­llos le­gen­da­rios en­cuen­tros. Gu­delj pri­me­ro y Pe­nev des­pués. Aun­que pa­ra el re­cuer­do que­da­rá siem­pre la es­plen­do­ro­sa ex­hi­bi­ción de Mos­to­voi en abril del 99, con un gol de videojuego in­clui­do. La co­ro­na­ción del zar.

TRIUN­FO CE­LES­TE. El Cel­ta ga­nó por úl­ti­ma vez al Ma­drid en 2014 con Luis Enrique en el ban­qui­llo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.