Qué mano ha sa­ca­do

Se tra­ta de una ex­pre­sión re­cien­te, que re­cuer­da a las ha­bi­li­da­des del ins­pec­tor Gad­get

AS (Levante) - - La Opinión -

Mu­chos lec­to­res de cier­ta edad re­cor­da­rán al ins­pec­tor Gad­get, nom­bre que tra­du­ci­do al es­pa­ñol se­ría más bien el “ins­pec­tor Chis­me”. Y no en el sen­ti­do de ru­mor, ma­le­di­cen­cia o in­fun­dio, sino en el que se apli­ca hoy en día a los apa­ra­te­jos elec­tró­ni­cos; to­dos esos uten­si­lios que acom­pa­ñan a un or­de­na­dor, por ejem­plo.

El ins­pec­tor Gad­get pro­ta­go­ni­za­ba en los años ochen­ta una se­rie de di­bu­jos ani­ma­dos, y su pe­cu­lia­ri­dad con­sis­tía en su­pe­rar los apu­ros des­ple­gan­do to­da suer­te de ar­ti­lu­gios (o de chis­mes) que le sa­lían del cuer­po co­mo si for­ma­ran par­te de él. De re­pen­te, su de­do ín­di­ce se con­ver­tía en lin­ter­na; o sus bra­zos se es­ti­ra­ban gra­cias a unos mue­lles ocul­tos; y si caía por una ven­ta­na sa­ca­ba de la ga­bar­di­na una hé­li­ce y se la po­nía en la ca­be­za pa­ra vo­lar co­mo un he­li­cóp­te­ro.

To­do eso me vie­ne a la ca­be­za cuan­do oi­go la ex­pre­sión “qué mano ha sa­ca­do el por­te­ro”. Me pre­gun­to si el des­co­no­ci­do in­ven­tor de esa me­tá­fo­ra se­ría de ni­ño un se­gui­dor de la fa­mo­sa se­rie de di­bu­jos ani­ma­dos y ha­brá ima­gi­na­do que un mue­lle co­mo los del des­pis­ta­do ins­pec­tor es­ti­ra­ba in­ve­ro­sí­mil­men­te el bra­zo del guar­da­me­ta pa­ra que su guan­te lle­ga­ra has­ta el ba­lón.

Se tra­ta de una ex­pre­sión muy re­cien­te. An­tes se de­cía “qué pa­ra­da del por­te­ro”, “qué pa­ra­dón”, “qué es­ti­ra­da”, “qué re­fle­jos... Es­to de “qué mano ha sa­ca­do” (abre­via­do a ve­ces en “¡qué mano!”) se acu­ñó ha­ce po­co.

En efec­to, “sa­car” sig­ni­fi­ca en su pri­me­ra acep­ción “po­ner al­go fue­ra del lu­gar don­de es­ta­ba en­ce­rra­do o con­te­ni­do”. Co­mo la mano sue­le es­tar con­te­ni­da en el cuer­po, o uni­da a él, la ima­gen que pro­vo­ca esa me­tá­fo­ra nos ha­ce ima­gi­nar­la se­pa­ra­da del tó­rax y ca­paz de vo­lar por su cuen­ta has­ta al­can­zar el cue­ro, co­mo si per­te­ne­cie­ra en efec­to al ins­pec­tor Gad­get.

Es­te ha­llaz­go es­ti­lís­ti­co me­re­ce re­co­no­ci­mien­to y elo­gio, pues en­ri­que­ce el vo­ca­bu­la­rio fut­bo­lís­ti­co (bue­na fal­ta le ha­ce). Só­lo ca­be opo­ner­le que a ve­ces el abu­so de esa ex­pre­sión y el ol­vi­do de otras den pa­so a una reite­ra­ción mo­les­ta; y que de tan­to en tan­to se apli­que cuan­do el guar­da­me­ta no lle­ga al ba­lón es­ti­ran­do el bra­zo, sino in­clu­so en­co­gién­do­lo, lo cual no im­pi­de que se si­ga di­cien­do “qué mano ha sa­ca­do”. Pa­ra sa­car una mano, ha­ce fal­ta que se ha­lle pri­me­ro pró­xi­ma al cuer­po y que lue­go se des­plie­gue con ra­pi­dez, co­mo en aque­llos di­bu­jos.

Se­gu­ro que el ins­pec­tor Gad­get ju­ga­ba de por­te­ro en el co­le­gio.

A ve­ces se apli­ca mal a si­tua­cio­nes en las que el por­te­ro no es­ti­ra el bra­zo

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.