¡¡¡Mus­ho Ce­ba­llos!!!

AS (Levante) - - Betis-Real Madrid - DES­DE LA TE­LE TO­MÁS RON­CE­RO

El Ma­drid dur­mió en pues­to de Cham­pions, pe­ro an­tes de esa fal­ta má­gi­ca ti­ra­da por Ce­ba­llos pa­re­cía que de nue­vo los de So­la­ri iban a nau­fra­gar. El ar­gen­tino echó atrás al equi­po.

Con per­so­na­li­dad. Da­ni Ce­ba­llos es bé­ti­co de co­ra­zón. Has­ta la mé­du­la. Ha­ce dos ve­ra­nos lla­mó el Ma­drid a su puer­ta. Im­po­si­ble de­cir que no. Eso sí, se en­car­gó de de­jar cla­ro a sus agen­tes que el Be­tis de­bía te­ner la ma­yor com­pen­sa­ción eco­nó­mi­ca po­si­ble. De he­cho, la cláu­su­la de res­ci­sión es­ta­ba fi­ja­da en 15 mi­llo­nes y fi­nal­men­te el club ver­di­blan­co co­bró 16,5. Ce­ba­llos siem­pre habló con ca­ri­ño y res­pe­to de su pa­sa­do en el Be­ni­to Vi­lla­ma­rín. Por eso, cuan­do en el mi­nu­to 73 y con to­do en con­tra sal­tó a la que ha­bía sido su ca­sa, le cho­có que mu­chos de los 54.000 es­pec­ta­do­res le pi­ta­sen. No lo en­ten­día muy bien. Yo tam­po­co. Ra­fa Gor­di­llo, uno de mis ído­los en mi ju­ven­tud, fi­chó por el Ma­drid en 1985 (jun­to a Hu­go Sán­chez y Ma­ce­da), y ca­da vez que vol­vía a Se­vi­lla los bé­ti­cos se vol­ca­ban con él. El ca­so es que en vez de aga­char la ca­be­za y hun­dir­se aními­ca­men­te, Ce­ba­llos sa­có to­da su per­so­na­li­dad y en esa fal­ta en las pos­tri­me­rías del due­lo se pi­dió ti­rar­la. Por en­ci­ma de Sergio Ramos y Ca­se­mi­ro. “La ti­ro yo, de­jár­me­la”. Sa­bía que era la úni­ca po­si­bi­li­dad de que el Ma­drid can­ta­se vic­to­ria tras la tác­ti­ca de la tor­tu­ga que So­la­ri im­pu­so en el se­gun­do tiem­po (to­dos den­tro del ca­pa­ra­zón). Ce­ba­llos mi­ró, vio el án­gu­lo y la pu­so jun­to al pa­lo con una su­ti­le­za dig­na de un crack. Un gol de pi­llo, de ju­gón, de fut­bo­lis­ta que cre­ció en el ba­rrio. Pi­dió per­dón, bus­can­do más la com­pren­sión que le man­tie­ne an­gus­tia­do. El be­ti­cis­mo y él es­tán obli­ga­dos a en­ten­der­se. Es­te cha­val tie­ne va­lor y buen co­ra­zón. Su úni­co ata­que al Be­tis ha sido es­te go­la­zo que le dig­ni­fi­ca co­mo ju­ga­dor del Ma­drid.

So­la­ri, uffff. El gol del utre­rano per­mi­ti­rá a So­la­ri te­ner una se­ma­na tran­qui­la, pe­ro el re­sul­ta­do no de­be es­con­der que en el se­gun­do tiem­po obli­gó a su equi­po a ser in­fiel con su his­to­ria. El Ma­drid pue­de te­ner mu­chas ba­jas, en­ca­jar un gol ile­gal y te­ner que em­pe­zar de cero y su­frir la ro­tu­ra del me­ñi­que de su arie­te es­tre­lla, pe­ro ja­más se aco­bar­da ni se echa atrás. Ese fue el men­sa­je de So­la­ri, pe­ro por suer­te es­ta plan­ti­lla cam­peo­na tie­ne hom­bres y no ni­ños. Y die­ron la ca­ra. Los cin­co de atrás se par­tie­ron el pe­cho pa­ra que el Be­tis, que jue­ga bo­ni­to y con mu­cha po­se­sión, ape­nas tu­vie­se op­cio­nes cla­ras de gol. El triun­fo de­be ha­cer re­fle­xio­nar a So­la­ri pa­ra no vol­ver a ju­gar con fue­go. Y que Is­co no ju­ga­se ni un so­lo mi­nu­to con­fir­ma que ahí exis­te al­go que no nos han con­ta­do. Si es al­go per­so­nal, el ar­gen­tino de­be­ría con­tár­se­lo al afi­cio­na­do. Is­co se de­va­lúa en el ban­qui­llo. No se en­tien­de.

El VAR. El otro día fue Me­le­ro Ló­pez. Es­ta vez ha sido Un­diano Ma­llen­co, de mal re­cuer­do pa­ra los ma­dri­dis­tas, so­bre to­do en los dos Clá­si­cos de la Li­ga per­di­da con An­ce­lot­ti cuan­do es­ta­ba muy en­ca­rri­la­da. En la ima­gen se apre­cia que, aun­que sea por po­co, Ca­na­les es­ta­ba ade­lan­ta­do. El li­nier acier­ta, pe­ro el VAR di­ce que no­nes. Que gol. Está cla­ro que el fa­mo­so VAR no tie­ne un idi­lio con el Ma­drid, pa­ra qué en­ga­ñar­nos.

El himno. Se­tién no termina de enamo­rar con su pro­pues­ta: mu­cha po­se­sión, pe­ro po­ca ver­ti­ca­li­dad y me­nos pe­ga­da. Eso sí, el Be­tis pue­de pre­su­mir de su ma­ra­vi­llo­so himno. Cuan­do lo can­tó to­do el es­ta­dio a ca­pe­lla an­tes de em­pe­zar el par­ti­do, a uno le asal­tó una re­fle­xión: ¿có­mo pue­de no gus­tar el Be­tis? Por cier­to, Ca­na­les hi­zo un par­ti­da­zo. Lás­ti­ma que las le­sio­nes im­pi­die­ran que cua­ja­ra en el Ber­na­béu. Y Joa­quín enor­me, co­mo siem­pre. Pe­ro Da­ni Ce­ba­llos les cha­fó la fies­ta...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.