An­do­ni Ló­pez “Be­riz­zo me ve co­mo un cen­tral de ga­ran­tías”

AS (País Vasco) - - Athletic - JA­VIER BELTRÁN LA EN­TRE­VIS­TA

El la­te­ral iz­quier­do de Ba­ra­kal­do, ce­di­do en el Al­me­ría, se ex­pla­ya co­mo un ve­te­rano. Es­pe­ra que sean los “úl­ti­mos pa­sos pa­ra es­tar en la plan­ti­lla del Ath­le­tic”. El To­to que­ría in­ven­tar­se un de­fen­sa zur­do que sa­ca­ra la pe­lo­ta des­de atrás y en­sa­yó con él. Al fi­nal se que­dó con No­las­koain.

—-Muy ¿Qué bien, tal la por vi­da Al­me­ría? aquí es muy bue­na, fue­ra mi y vi­vien­do pri­me­ra so­lo. ex­pe­rien­cia —¿Sigue Cien­cias de con las sus Ac­ti­vi­da­des es­tu­dios de Fí­si­cas y De­por­te? —-Lo he te­ni­do que de­jar un po­co a un la­do al ir a pa­sar a cuar­to las asig­na­tu­ras son to­das de prác­ti­ca y pre­sen­cia­les. —-Y ti­tu­lar con el Al­me­ría en Se­gun­da en el ca­rril del 3.

—Sí, el en­tre­na­dor des­de el pri­mer día que lle­gué apues­ta por mí e in­ten­to apor­tar lo má­xi­mo po­si­ble. —Lo que es la vi­da, es­tu­vo a pun­to de ir al Nu­man­cia, pe­ro le que­ría en pro­pie­dad. —-Sí, fue una op­ción que se dio, pe­ro al fi­nal no se pu­do con­cre­tar, y salió la op­ción del Al­me­ría; me ha­bla­ban muy bien del club y del si­tio. —-¿Qué ni­vel es­tá vien­do en Se­gun­da es­te cur­so?

—-Es­te año es más du­ra, Los fi­lia­les, que eran los equi­pos que peor lo es­ta­ban pa­san­do ya no es­tán y es­ta­mos ha­blan­do de más de diez equi­pos con pro­yec­tos pa­ra su­bir. Ca­da fa­llo o pe­que­ño de­ta­lle sig­ni­fi­ca una oca­sión cla­ra. —Y vien­do de reojo los par­ti­dos del Ath­le­tic.

—No me he per­di­do nin­guno. Más que com­pa­ñe­ros ten­go amigos, por­que me gus­ta el fút­bol y soy del Ath­le­tic. —¿Le sor­pren­de que Ba­len­zia­ga es­té ju­gan­do de 3 y Yu­ri de ex­tre­mo? —-No. So­bre to­do fue­ra de ca­sa, que hay equi­pos que te pue­den so­me­ter co­mo en el Camp Nou o en Se­vi­lla an­te el Be­tis, Ba­len­zia­ga es uno de los me­jo­res la­te­ra­les de la ca­te­go­ría y jue­gas con las cua­li­da­des de Yu­ri, que te crea ofen­si­va­men­te y re­co­rre la ban­da de arri­ba aba­jo. —Y Ga­nea no ve la luz. —Es una plan­ti­lla muy am­plia, 26 ju­ga­do­res y el mís­ter de­ci­de. Si igual los re­sul­ta­dos hu­bie­ran acom­pa­ña­do un po­co más hu­bie­ra te­ni­do sus opor­tu­ni­da­des. Por lo que vi en pre­tem­po­ra­da, cual­quie­ra que es­tá ahí tie­ne su­fi­cien­te ca­li­dad. —¿Qué le di­jo Be­riz­zo en el sta­ge cuan­do le pu­so de cen­tral en va­rios par­ti­dos, era pa­ra ta­par hue­cos o por al­go más? —Des­de el pri­mer día me di­jo las co­sas que le gus­ta­ban, las co­sas que me ha­bía vis­to que me po­dían fal­tar, in­clu­so ha­bla­mos del de­but. En­tre­né de cen­tral des­de el pri­mer día, me veía ahí, con cua­li­da­des pa­ra ju­gar en esa po­si­ción; es un en­tre­na­dor que se fi­ja mu­cho en los de­ta­lles pa­ra la sa­li­da de ba­lón. Al fi­nal, No­las­koain ha dispu­tado mu­chos mi­nu­tos de cen­tral por la sa­li­da de ba­lón. El úl­ti­mo día an­tes de ir­me ce­di­do a Al­me­ría me co­men­tó que me se­guía vien­do co­mo un cen­tral de ga­ran­tías, aun­que mi po­si­ción es la de la­te­ral iz­quier­do. —¿Le sigue dan­do vuel­tas a aquel fa­mo­so de­but en Al­me­ría, en de­fen­sa de cin­co, con el pe­nal­ti? —Nun­ca pa­sas pá­gi­na. Es el úni­co par­ti­do que ju­gué con el Ath­le­tic, es el de­but, por lo que pe­leas des­de que en­tré en Ale­vi­nes en el Ath­le­tic. Des­pués del de­but te­nía sen­ti­mien­tos que cho­ca­ban en­tre sí por la ilu­sión y por­que no me sa­lie­ron las co­sas bien. Los pri­me­ros días lo pa­sé un po­co mal, me vi un po­co se­ña­li­za­do. Des­pués en el Bil­bao Ath­le­tic hi­ce mis me­jo­res mi­nu­tos y ayu­dé al equi­po a ju­gar el pla­yoff de as­cen­so an­te el Vi­lla­rreal B. Fue una manera de re­sar­cir­me. —¿No le fal­tó al­gu­na opor­tu­ni­dad más de Zi­gan­da tras la derrota en Mol­ti­li­vi? —El equi­po es­ta­ba en la si­tua­ción en la que es­ta­ba, con pro­ble­mas de cla­si­fi­ca­ción y de jue­go, y apos­tó por los que ya te­nía. Agra­dez­co al Cu­co el de­but y eso no se me va a ol­vi­dar. —Un Bil­bao Ath­le­tic con la de­fen­sa nue­va sin us­ted, Unai Bil­bao y Ós­car Gil… —Los cua­tro de atrás son nue­vos, pe­ro Vivian ya en­tre­na­ba con no­so­tros, me ale­gro por Ro­jo que lo es­tá ha­cien­do bas­tan­te bien y el año pa­sa­do tuvo una ac­ti­tud in­creí­ble. El res­to del blo­que con La­rra­za­bal, Iñi­go Vi­cen­te, Mu­ñoz... se sigue man­te­nien­do, ade­más de Vi­lla­li­bre, Jur­gi… Hay mu­cha ca­li­dad. —¿Ve a Iñi­go Vi­cen­te de­bu­tar en el pri­mer equi­po es­te año? —En el pri­mer equi­po hay mu­chos bue­nos co­mo Unai Ló­pez, e Iñi­go tie­ne que que­mar eta­pas co­mo yo. Tie­ne ca­li­dad, de­ta­lles co­mo po­cos ju­ga­do­res, aun­que le cues­ta un po­co de­fen­si­va­men­te. En él va a es­tar, en cuan­to se ha­ga más agre­si­vo ten­drá su opor­tu­ni­dad co­mo Gu­ru­ze­ta, Pe­ru (No­las­koain) o yo. —Le gus­ta ti­rar mu­cho ha­cia arri­ba, ¿tam­bién ha te­ni­do que apli­car­se más en de­fen­sa? —Sí, des­de el pri­mer día tu­ve que cam­biar el chip. Jue­gas con­tra ex­tre­mos ha­bi­li­do­sos, rá­pi­dos y fí­si­cos y a la mí­ni­ma que te ven que co­jeas por al­gún la­do te in­ten­tan aga­rrar por ahí. Re­cuer­do que los pri­me­ros par­ti­dos, ofen­si­va­men­te no pu­de ata­car to­do lo que me hu­bie­ra gus­ta­do. Sé que soy de­fen­sa y lo pri­me­ro que ten­go que ha­cer es ta­par hue­cos. —¿Qué tal es su mís­ter, Fran Fer­nán­dez? Al ser un hom­bre de la ca­sa pa­sa des­aper­ci­bi­do. —Al su­bir des­de aba­jo no es tan me­diá­ti­co. Muy bien, es el pri­mer año que tie­ne el equi­po des­de el ini­cio. Ha lo­gra­do un equi­li­brio en­tre ju­ga­do­res ve­te­ra­nos y jó­ve­nes, su idea de jue­go al ves­tua­rio le ha gus­ta­do. —Re­no­vó con­tra­to con el Ath­le­tic an­tes de mar­char­se, ¿qué ob­je­ti­vo se mar­ca de ca­ra al pró­xi­mo cur­so? —Lo pri­me­ro la per­ma­nen­cia con el Al­me­ría. Nos gus­ta­ría lle­gar lo an­tes po­si­ble a los 46 pun­tos. Per­so­nal­men­te dispu­tar mi­nu­tos y que sean a gran ni­vel. Son los úl­ti­mos pa­sos pa­ra es­tar en la plan­ti­lla del Ath­le­tic. —¿Có­mo ve la si­tua­ción de Re­mi­ro, al que co­no­ce bien?

—Ca­da uno, apar­te de ju­ga­dor, es per­so­na y ten­drá sus mo­ti­vos pa­ra no ha­ber re­no­va­do has­ta aho­ra. Hay que co­no­cer a la per­so­na pa­ra sa­ber lo que quie­re. Re­mi­ro es un gran­dí­si­mo por­te­ro, lo ha de­mos­tra­do el año pa­sa­do con un as­cen­so en el Hues­ca. Ca­da uno to­ma su de­ci­sión y hay que acep­tar­la. —Unai Si­món no le ha sor­pren­di­do pa­ra na­da. —No, le co­noz­co des­de ha­ce mu­chos años, des­de Eus­ka­di Sub 16. Cuan­do ves que un por­te­ro que tie­ne la ca­li­dad de Unai no te­nía nin­gu­na du­da de que es por­te­ro de Pri­me­ra Di­vi­sión y de los me­jo­res.

Ath­le­tic

“Más que com­pa­ñe­ros ten­go amigos; no me pier­do ni un par­ti­do”

Re­mi­ro

“Ten­drá sus mo­ti­vos pa­ra no ha­ber re­no­va­do, has­ta aho­ra”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.