Olea­ga y No­las­koain no pu­die­ron evi­tar la derrota en Zu­bie­ta

Pe­ru, de nue­vo de me­dio­cen­tro

AS (País Vasco) - - Primera-laliga Santander - J. BELTRÁN /

Ho­dei Olea­ga y Pe­ru No­las­koain, re­cién re­no­va­dos y ata­dos por el club de Ibai­ga­ne, se plan­ta­ban en las ins­ta­la­cio­nes de Zu­bie­ta pa­ra co­man­dar a un Bil­bao Ath­le­tic que me­re­ció mu­cha me­jor suer­te an­te el fi­lial de la Real So­cie­dad, que en una ju­ga­da ais­la­da se lle­va­ba los tres pun­tos. Po­co pu­do ha­cer Olea­ga en el dis­pa­ro des­de den­tro del área del ex­tre­mo ni­ge­riano Zour­di­ne Thior, de­ma­sia­do so­lo en una zo­na tan pe­li­gro­sa, que hi­zo vo­lar del es­pi­ga­do ar­que­ro de Loiu sin po­der ata­jar el re­ma­te.

Has­ta ese ins­tan­te, el mi­nu­to 82, ape­nas ha­bía te­ni­do que em­plear las ma­no­plas Olea­ga, que se li­mi­tó a un par de sa­li­das con las ma­nos y a va­rias ma­nio­bras con el pie, an­te el do­mi­nio abru­ma­dor del equi­po de Gaiz­ka Ga­ri­tano, so­bre to­do en la pri­me­ra mi­tad.

Por su par­te, No­las­koain, echan­do un ca­ble en la crea­ción jun­to a Unai Ven­ce­dor, es­tu­vo tran­qui­lo, se­reno y con­tem­po­ri­za­dor, aun­que sin su­mar­se al ata­que. Ga­ri­tano le uti­li­za de me­dio­cen­tro, con Vivian y Gor­ka Pé­rez asen­ta­dos en el eje cen­tral. El mor­bo es­ta­ba ser­vi­do. El ju­ga­dor de Zumaia, que des­car­tó fi­char por la Real an­tes de re­no­var y au­men­tar su blin­da­je, no se com­pli­có la vi­da, mo­vió el ba­lón con pa­ses cor­tos, ro­bó ba­lo­nes y sa­có su ra­za en una ac­ción con Ekaitz Ji­mé­nez. Al fi­nal, se­gun­da derrota de los ca­cho­rros, que si­guen en la zo­na ca­be­ce­ra y de­jan­do bue­nas sen­sa­cio­nes.

Asier Ga­ri­tano, téc­ni­co txu­ri-ur­din, man­tu­vo la cos­tum­bre de no per­der­se los par­ti­dos del San­se cuan­do el ca­len­da­rio se lo per­mi­te. Sa­lu­dó a su to­ca­yo Gaiz­ka Ga­ri­tano, quien a su vez de­par­tió con Mi­kel La­ba­ka, muy ami­go su­yo y se­gun­do de Al­gua­cil en el fi­lial txu­ri-ur­din. San­dro, Ja­nu­zaj y Xa­bi Prie­to no fal­ta­ron. Hu­bo ca­si mil per­so­nas.

San­se Ape­nas pu­so en aprie­tos al me­ta, que aca­ba de re­no­var

ATEN­TO. No­las­koain, vi­gi­lan­te en el par­ti­do de ayer en Zu­bie­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.