Ia­go As­pas y Ge­rard Mo­reno es­tán ba­jo la lu­pa de Luis En­ri­que

AS (País Vasco) - - A La U´ Ltima -

El ca­len­da­rio. España ju­ga­rá fren­te a Alemania el jue­ves 3 de sep­tiem­bre en Dus­sel­dorf y, tres días des­pués, el do­min­go 6, con­tra Ucra­nia, en nues­tro te­rri­to­rio, sus dos pri­me­ros par­ti­dos de la Liga de Na­cio­nes. Luis En­ri­que tie­ne pre­vis­to dar la lis­ta el 27 del mes que vie­ne y con­cen­trar a los in­ter­na­cio­na­les el 31, lo que de­ja­rá ca­si sin va­ca­cio­nes a los ju­ga­do­res que dis­pu­ten las com­pe­ti­cio­nes eu­ro­peas du­ran­te el mes de agos­to. Es­ta cir­cuns­tan­cia va a pro­vo­car si­tua­cio­nes com­pro­me­ti­das, ya que los in­ter­na­cio­na­les tie­nen tan­to de­re­cho a dis­fru­tar de sus va­ca­cio­nes co­mo obli­ga­ción de acu­dir a las lla­ma­das de la Se­lec­ción Na­cio­nal.

Es un te­ma que Luis Ru­bia­les, que fue pre­si­den­te del sin­di­ca­to de ju­ga­do­res (AFE) an­tes que de la RFEF, ten­drá que ma­ne­jar con guan­te de se­da y mano de hie­rro.

El error. Ia­go As­pas tu­vo un co­mien­zo con­fu­so con Luis En­ri­que. El de­lan­te­ro del Cel­ta no en­tró en la pri­me­ra lis­ta del as­tu­riano, pe­ro fue re­pes­ca­do por la le­sión de un com­pa­ñe­ro, Die­go Cos­ta. A con­ti­nua­ción, tras ver­le en­tre­nar, el se­lec­cio­na­dor le dio la ti­tu­la­ri­dad al arie­te ga­lle­go en el de­but con­tra In­gla­te­rra, en Wem­bley. Ia­go As­pas fue de lo me­jor de España, y Luis En­ri­que re­co­no­ció su error. “Uno se ha­ce una idea de lo que es­pe­ra y lue­go en los en­tre­na­mien­tos los ves tra­ba­jar y re­co­no­ces tu error. Eso me ha pa­sa­do con Ia­go As­pas.

Es­toy abier­to a que me si­gan sor­pren­dien­do los ju­ga­do­res. El be­ne­fi­cio del equi­po es­tá por en­ci­ma de lo que pien­se el en­tre­na­dor”, di­jo el téc­ni­co en­ton­ces. Aho­ra, en la pri­me­ra lis­ta de su se­gun­da épo­ca al fren­te de la Se­lec­ción, Luis En­ri­que no se ol­vi­da­rá de

Ia­go As­pas, que es el se­gun­do go­lea­dor na­cio­nal pe­se a ju­gar en un equi­po que lu­cha por no des­cen­der.

El acier­to. El pri­mer ca­ño­ne­ro se­lec­cio­na­ble es

Ge­rard Mo­reno, que lle­gó a la Se­lec­ción de la mano de

Ro­bert Mo­reno. La tem­po­ra­da del arie­te del Vi­lla­rreal es­tá sien­do mag­ní­fi­ca, y su pro­duc­ción go­lea­do­ra tras la pan­de­mia, sen­ci­lla­men­te es­pec­ta­cu­lar. Pe­ro ade­más no se tra­ta só­lo de un mo­men­to dul­ce. La tra­yec­to­ria de Ge­rard Mo­reno es sos­te­ni­da. La pa­sa­da tem­po­ra­da tam­bién se man­tu­vo en lo al­to de la ta­bla de go­lea­do­res. Lo su­yo no es ca­sua­li­dad. Aho­ra mis­mo, Ge­rard Mo­reno só­lo tie­ne por de­lan­te a los dos me­jo­res ju­ga­do­res de LaLiga, Mes­si y Ben­ze­ma. Sus nú­me­ros le dan todo el de­re­cho a ser con­vo­ca­do por España.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.