Jo­sé Alberto “En Mi­ran­da se res­pi­ra un am­bien­te es­pe­cial”

AS (País Vasco) - - Laliga Smartbank - G. CON­DE /

El nue­vo en­tre­na­dor del Mi­ran­dés (Ovie­do, 21-05-1982) co­gió las rien­das del conjunto ro­ji­llo el pa­sa­do 27 de ju­lio. Des­de el pri­mer mo­men­to se sin­tió iden­ti­fi­ca­do con la fi­lo­so­fía del club, al que es­pe­ra man­te­ner en la ca­te­go­ría.

Tras una pa­sa­da cam­pa­ña de en­sue­ño en la que An­do­ni Irao­la de­jó el listón muy al­to, a Jo­sé Alberto no le asus­tó el re­to de en­tre­nar al Mi­ran­dés. Los ro­ji­llos su­man ocho pun­tos en cin­co jor­na­das pe­se a la pro­fun­da re­no­va­ción que ha su­fri­do la plan­ti­lla.

—¡Me­nu­do ini­cio de Li­ga!

—A to­ro pa­sa­do, ten­go la sen­sa­ción de que por me­re­ci­mien­tos ten­dría­mos que te­ner más pun­tos. El fútbol so­lo en­tien­de de efectivida­d en las dos áreas y nos ha fal­ta­do ge­ne­rar más si­tua­cio­nes cla­ras de gol. Aún así es­ta­mos sa­tis­fe­chos con lo que el equi­po va mos­tran­do.

—Creo que no du­dó de­ma­sia­do en acep­tar la ofer­ta ro­ji­lla.

—Es­ta­ba en ca­sa por­que me pi­lló sin en­tre­nar des­pués de la des­ti­tu­ción en el Spor­ting. De enero a mar­zo via­jé mu­cho pa­ra re­ca­bar in­for­ma­ción so­bre la ca­te­go­ría e ir co­rri­gien­do di­fe­ren­tes as­pec­tos. Du­ran­te el con­fi­na­mien­to me se­guí for­man­do. Ha­bía otros clu­bes in­tere­sa­dos, pe­ro to­do fue rá­pi­do des­pués de ha­blar con Chema (Ara­gón) y el pre­si­den­te.

—Lle­va­mos cin­co jor­na­das y ya han caí­do dos téc­ni­cos.

—Es­ta ca­te­go­ría es así. El año pa­sa­do hu­bo 18 des­ti­tu­cio­nes. Eso ha­bla de la exi­gen­cia y las pri­sas que tie­nen los clu­bes por in­ten­tar cum­plir sus ob­je­ti­vos. Al fi­nal lo más im­por­tan­te es el día a día, ir cre­cien­do co­mo equi­po y que ha­ya tran­qui­li­dad en el en­torno. El ob­je­ti­vo pa­ra el Mi­ran­dés no pue­de ser otro que la per­ma­nen­cia. A par­tir de ahí hay que so­ñar sa­bien­do que pe­lea­mos con­tra au­tén­ti­cos trans­atlán­ti­cos.

—¿Per­ci­bió ese ni­vel de exi­gen­cia en el Spor­ting?

—La exi­gen­cia se la po­ne uno mis­mo. La pre­sión va in­clui­da en el car­go. El que no sea ca­paz de to­le­rar­lo, no pue­de ser en­tre­na­dor. El he­cho de di­ri­gir a tu club, al que apo­ya to­da tu fa­mi­lia, lo ha­ce más com­pli­ca­do. Fue una res­pon­sa­bi­li­dad gran­de. Que­ría de­vol­ver al Spor­ting a Pri­me­ra, pe­ro me fui con la es­pi­na cla­va­da. —En la ciu­dad de Mi­ran­da se res­pi­ra fútbol.

—Fue una de las co­sas que me mo­ti­vo a ve­nir. So­mos uno de los mayores per­ju­di­ca­dos de que nues­tra afi­ción no es­té en el cam­po. Siem­pre se res­pi­ra un am­bien­te es­pe­cial.

—Su rit­mo de vi­da es fre­né­ti­co, pe­ro sa­ca tiem­po pa­ra lu­char con­tra la ELA, una en­fer­me­dad que pa­de­ce un com­pa­ñe­ro, Un­zué. —Ten­go una buena re­la­ción con él por­que en­tre­nó a mi her­mano en el Nu­man­cia. Es una per­so­na ex­cep­cio­nal y co­mo en­tre­na­dor tie­ne va­lo­res y las ideas cla­ras. Se­gui­ré ayu­dan­do en lo que se pue­da des­de mi po­si­ción pa­ra el be­ne­fi­cio de to­dos.

ELA “Ayudaré en lo que pue­da pa­ra el be­ne­fi­cio de to­dos”

Jo­sé Alberto po­sa jun­to al es­cu­do del Mi­ran­dés.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.