AS (País Vasco)

De Montilivi a Primera

El Girona defiende el 1-2 de la ida ante un Rayo soñador

- BERNAD - MARTÍN /

No va más. Girona y Rayo se juegan, en el mejor de los casos (puede haber prórroga, pero no penaltis), el ascenso a una sola carta en 90 minutos. El objetivo de toda una temporada pasa por lo que suceda en el estadio de Montilivi y mientras que los catalanes buscan hacer bueno el 1-2 de la ida en Vallecas, los madrileños deben remontar. Ambos conjuntos bajaron de la mano a Segunda hace dos campañas y ahora están en disposició­n de volver a tocar el techo del fútbol español. Eso sí, sólo hay billete para uno.

El Girona tiene mayor margen de maniobra porque además de dominar la final por 1-2, tiene otro as bajo la manga: aunque el Rayo lograra igualar el resultado en Montilivi, el ascenso a Primera sería rojiblanco. El motivo no es otro que, al no haber penaltis, si tras la prórroga se mantiene el empate, el equipo que acabó mejor clasificad­o la Liga es el beneficiad­o. Y el Girona, que fue quinto, sería el agraciado porque el Rayo acabó sexto. Pero el bloque de

Francisco espera no llegar a tal extremo de sufrimient­o. Su momento es idílico (encadenan 11 partidos sin caer) y, tras tres finales de playoff fallidas, con la de la pasada temporada ante el Elche todavía sin cicatrizar, la sensación que impera en la ciudad es que ya toca.

Mantenerse subido en la buena ola es crucial y de ahí que Francisco sólo tenga en mente un cambio para dar la titularida­d a Stuani. El uruguayo dejó grandes sensacione­s en los cerca de 30 minutos que dispuso en Vallecas y si hay un partido en el que forzar es este. Acompañarí­a a Sylla y forman una dupla temible arriba tras firmar, entre los dos, 21 goles. El resto del equipo, el que la afición rojiblanca se conoce de memoria.

El optimismo en Girona es alto, pero si va por barrios, en el de Vallecas se confía, y mucho, en la remontada. Si hay un equipo capaz es el madrileño y más cuando este año, en Liga, ha levantado siete resultados adversos. Y uno de ellos, precisamen­te, fue ante el Girona el 10 de abril (2-1). Para dar la campanada en una misión difícil, pero no imposible, Iraola mantendrá su once tipo de las últimas semanas. El técnico tiene pólvora en el banquillo por si el duelo se encasquill­a y hombres como Pozo o Bebé esperarán su oportunida­d. Los rayistas están obligados a ganar y les valdría cualquier victoria salvo el 0-1 y el 1-2.

 ??  ?? Bárcenas, Sylla, Juanpe, Cristóforo, Bueno y Bustos, durante un entrenamie­nto del Girona.
Bárcenas, Sylla, Juanpe, Cristóforo, Bueno y Bustos, durante un entrenamie­nto del Girona.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain