AS (País Vasco)

Cada caída es un mundo

-

El pelotón del Tour de Francia se plantó ayer en el kilómetro 0 para protestar por la sucesión de caídas. Lo hizo con un gusto exquisito, porque evitó trasladar el parón a la salida de Redon, para no perjudicar ni a los aficionado­s ni a la ciudad. La queja iba dirigida al recorrido final de la tercera etapa, por carreteras estrechas y en descenso, por lo que sus destinatar­ios eran, claramente, la UCI y el Tour. Los ciclistas están en su derecho de reclamar medidas de seguridad. El debate, sin embargo, no es tan sencillo y no puede reducirse al trazado. La proliferac­ión de caídas ha existido siempre en la primera semana del Tour. Hace unos días chequeé las ediciones de los 90 en busca de otra informació­n y me topé con una encuesta en el AS entre directores para analizar los motivos de tantos accidentes.

Han pasado 30 años y la polémica es la misma. El recorrido, los nervios… La zona técnica de los últimos tres kilómetros ha aliviado el asunto, pero no lo ha resuelto. Una demanda del lunes fue ampliar ese área de protección, pero no es tan fácil, porque adultera en parte la naturaleza de la competició­n. ¿Y si algún equipo quiere aprovechar ese terreno para lanzar su propia estrategia? De hecho, algo de eso ocurrió. En un momento dado se vio a Mohoric estirar el grupo y, claro, la caída no tardó en llegar. Su equipo, por cierto, perdió a Haig. Otro clásico es que todo el mundo quiere rodar delante, y todos no caben. Colbrelli, un velocista, cortó el camino a Roglic, un líder, que voló al prado. Purito reveló en TVE que la hostilidad entre los ciclistas es mayor en el Tour. Y luego, más allá del peligro del trazado y del extra de riesgo añadido por el corredor, también hay otros factores incontrola­bles, como que una inconscien­te tire a medio pelotón, o simplement­e accidental­es, como el tonto percance de Geraint Thomas. Hay que buscar mejoras, sin duda, pero cada caída es un mundo. Y siempre las habrá.

 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain