AS (País Vasco)

La gran fiesta del birdie

Jon Rahm, Morikawa y Grillo firman una tarjeta de -6 ● El ‘León de Barrika’ es 12º a 6 golpes del sudafrican­o Oosthuizen

- RAFA PAYÁ / LA CRÓNICA —R. P.

Escocia es la cuna del denominado campo de golf ‘links’, construido sobre suelo arenoso con llanuras y ondulacion­es, cubierto de hierba gruesa y cercano al mar. Royal St. Georges, el campo de Sandwich (Inglaterra) donde se celebra la 149ª edición del British Open, es un links que cumple a la perfección con lo que se entiende para este tipo de campos: recorrido ondulado, repleto de profundos bunkers, sin demasiados árboles y azotado por el viento. Elementos que aseguran dificultad, pelea continua, dureza para lograr que la bola vuele recta y no se aleje de las calles... salvo en la edición de 2021.

Las dos primeras jornadas poco han tenido que ver con los habituales problemas a los que se enfrentan los jugadores ya que los birdies, e incluso un número sorprenden­te de eagles, se repartiero­n de forma más que alegre. En 2001 el vencedor se llevó el torneo en este mismo lugar con -5 y en

■ Collin Morikawa es un talento del pasado, lejos de los habituales pegadores que irrumpen en el golf actual. Nacido en 1997 en La Cañada Flintridge de Los Ángeles, pero descendien­te de inmigrante­s japoneses que llegaron a la isla de Maui en Hawái. A los 5 años comenzó en este deporte en un campamento y a los 8 su padre le apuntó a clases en un pequeño campo de 9 hoyos, en Glendale, que no tenía campo de prácticas. Ahí comenzó a echar imaginació­n para ir mejorando sin zona específica para ensayar y ahí es donde Rick Sessinhaus, su profesor, vio una destreza inusual de aquel niño con los palos. El béisbol estuvo cerca de cambiar su futuro en el instituto, pero su manejo era tan superior al resto que llegó a ganar un torneo en el high school con 14 golpes de ventaja. En 2020 se llevó el PGA Championsh­ip en su debut y este fin de semana se postula como aspirante en el British Open. 2003 con -1. En esta edición el corte se ha cifrado en +1 y el líder, el sudafrican­o Louis Oosthuizen, está en -11 con 36 hoyos jugados. Eso sí, para el título en el último major del año hay todavía muchos invitados para soplar la vela de la tarta final. Entre ellos, Jon Rahm.

El León de Barrika (26 años) lideró la fiesta del birdie ya que entregó una sensaciona­l tarjeta de 64 golpes, -6 en el día y -5 en el agregado de los 36 hoyos disputados con seis birdies (hoyos 6, 7, 9, 13, 14 y 15) y ningún error. La mejor de todos los participan­tes junto al norteameri­cano Collin Morikawa y el argentino Emiliano Grillo. Rahm está a 6 golpes del líder, el sudafrican­o Louis Oosthuizen (-11 en el total de los dos días) en el puesto 12º y con todas las opciones abiertas para sumar su segundo gran pata negra tras imponerse el mes pasado en el US Open.

Resto de españoles. Sergio García tuvo un día de alternanci­as con balance final positivo... aunque pudo ser mejor. El castellone­nse de 41 años empezaba la jornada con -2 y tras dos bogeys volvía al par. Después encadenaba tres birdies consecutiv­os en el 8, 9 y 10. Añadió otros dos en el 14 y el 17 lo que unido a un error en el 15 y otro en el 18 le llevaron al -3 definitivo, -2 en la segunda jornada. Puesto 25º. Menos afortunado­s estuvieron los otros tres españoles que no pasaron el corte. Jorge Campillo hizo +2 en el puesto 78º y no pudo entrar en el vagón de 77 que jugarán el fin de semana; Rafa Cabrera Bello acabó con +3 y Gonzalo Fernández Castaño con +4.

Espíritu Aloha y destreza inusual

 ??  ?? Jon Rahm saluda al público al aproximars­e a un green en la segunda jornada del British Open de golf que se disputa en el campo Royal St. Georges de Sandwich.
Jon Rahm saluda al público al aproximars­e a un green en la segunda jornada del British Open de golf que se disputa en el campo Royal St. Georges de Sandwich.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain