El nue­vo ‘Kai­ser’: Mick Schu­ma­cher ga­na la F3

El hi­jo de Mi­chael, cam­peón de la Fór­mu­la 3 Eu­ro­pea. Cer­ti­fi­có el tí­tu­lo con una se­gun­da pla­za en la Ca­rre­ra 2 de Hoc­ken­heim, es­ce­na­rio del úl­ti­mo fin de se­ma­na de la ca­te­go­ría

AS (Valencia) - - Mas Motor - VÍC­TOR SE­RRANO

Una ven­ta­ja con­tun­den­te, 49 pun­tos, y tres ca­rre­ras por de­lan­te pa­ra ma­te­ria­li­zar­la. De esa for­ma en­ca­ra­ba Mick Schu­ma­cher la ci­ta fi­nal de la Fór­mu­la 3 Eu­ro­pea en Hoc­ken­heim, un cir­cui­to en el que su pa­dre ce­le­bró va­rios éxi­tos (has­ta cua­tro vic­to­rias en la Fór­mu­la 1) y en el que ayer le to­có ha­cer­lo a él. No fue a la pri­me­ra, pe­ro lo im­por­tan­te es que al fi­nal del sá­ba­do el ale­mán aca­bó co­mo se­gu­ra­men­te se ha­bía ima­gi­na­do: con su pri­mer tí­tu­lo en una ca­te­go­ría de mo­no­pla­zas re­lu­cien­do en sus ma­nos gra­cias a sus ocho vic­to­rias y cin­co po­dios.

Sa­bía que los nú­me­ros es­ta­ban de su par­te y no po­día per­mi­tir­se per­der la cal­ma, y no lo hi­zo pe­se a que en la pri­me­ra ca­rre­ra fi­na­li­zó duo­dé­ci­mo y sin pun­tos tras to­car­se con uno de sus com­pa­ñe­ros del equi­po Pre­ma, Mar­cus Arms­trong. Co­mo re­sul­ta­do, tu­vo que ha­cer una pa­ra­da obli­ga­to­ria en bo­xes por un pin­cha­zo, li­mi­tan­do aún más sus op­cio­nes de re­mon­ta­da pe­se a la pre­sen­cia del co­che de se­gu­ri­dad en la pis­ta. Mien­tras, Da­niel Tick­tum, su úni­co ri­val en la lu­cha por el cam­peo­na­to, aca­ba­ba quin­to y le re­cor­ta­ba diez pun­tos, que­dán­do­se a 39. Ha­bía que se­guir re­man­do…

Se­gun­da ca­rre­ra y Mick te­nía una fa­vo­ra­ble po­si­ción en la pa­rri­lla (la se­gun­da), las ga­nas y la con­vic­ción de que es­ta vez el tí­tu­lo no se le es­ca­pa­ría. Lo que­ría ha­cer a lo gran­de, des­de lo al­to del po­dio, pe­ro Ju­ri Vips no le de­jó. Sa­lía pri­me­ro y ahí fi­na­li­zó pe­se a que el hi­jo del hep­ta­cam­peón le in­ten­tó apre­tar en los pri­me­ros com­pa­ses de la prue­ba. Lue­go, tu­vo que cen­trar­se más en pen­sar con la ca­be­za y de­fen­der­se de la pre­sión de otro com­pa­ñe­ro, Ralf Aron. Lo lo­gró, se ase­gu­ró ser se­gun­do y a Tick­tum, des­de la quin­ta po­si­ción, no le que­da­ba otra que clau­di­car.

Al pa­sar por me­ta, ya sa­ca­ba el pu­ño cuan­do su equi­po le en­se­ña­ba des­de el mu­ro el car­te­lón que le con­fir­ma­ba co­mo cam­peón. Des­pués, apar­ca­ba su Da­lla­ra F317-Mer­ce­des con el nú­me­ro 4 en la zo­na no­ble, la que da ac­ce­so al po­dio, se ba­ja­ba y abría los bra­zos en se­ñal vic­to­rio­sa. Allí, el pú­bli­co ale­mán veía a otro Schu­ma­cher cam­peón, en ca­sa, sien­do el me­jor de una pa­rri­lla con 22 pi­lo­tos, al­gu­nos del ta­len­to de Álex Pa­lou (4º y 8º en am­bas ca­rre­ras). Con 19 años, tie­ne un fu­tu­ro bri­llan­te por de­lan­te. Ha he­re­da­do su ape­lli­do, su ca­ra, su ges­to y su ve­lo­ci­dad. Mi­chael es­ta­rá or­gu­llo­so: hay un nue­vo Kai­ser.

CHAMPÁN. Mick Schu­ma­cher ce­le­bran­do su tí­tu­lo en Hoc­ken­heim, el pri­me­ro que lo­gra con mo­no­pla­zas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.