“Ten­go ad­mi­ra­ción por el Ma­drid y me sien­to ca­si co­mo en ca­sa” D’Ono­frio

AS (Valencia) - - Final De La Libertadores -

¿Qué le pa­re­ce no ju­gar en El Mo­nu­men­tal.

—Es una ver­güen­za por­que es un par­ti­do his­tó­ri­co. Es un dis­pa­ra­te que tie­ne cau­sas. A 800 me­tros del es­ta­dio se hi­cie­ron las co­sas mal y se co­me­tie­ron ac­tos van­dá­li­cos en un au­to­bús.

—¿Se sien­te en des­ven­ta­ja al no ju­gar en su es­ta­dio?

—El je­fe de Bue­nos Ai­res re­co­no­ció la fal­ta de se­gu­ri­dad. Ri­ver tie­ne la des­ven­ta­ja de ju­gar fue­ra de su ca­sa. Es una ver­güen­za pa­ra el fút­bol ar­gen­tino. Es al­go in­só­li­to. Nos qui­ta­ron la ilu­sión, nos sa­ca­ron la po­si­bi­li­dad de ju­gar una fi­nal pa­re­ja. Nos hu­bie­se gus­ta­do que la AFA nos hu­bie­se de­fen­di­do pa­ra que se ju­ga­ra en Ri­ver co­mo co­rres­pon­día.

—¿Qué re­la­ción man­tie­ne con el pre­si­den­te de Bo­ca?

—Me gus­ta la gen­te que tie­ne pa­la­bra. La otra no­che es­ta­ban ela­bo­ran­do pa­ra ga­nar esos pun­tos fue­ra del des­pa­cho.

—¿Y los ba­rra­bra­vas?

—No los quie­ro ver en Ri­ver ni en nin­gún la­do. Pa­ra echar­los tie­nes que te­ner prue­bas de que han he­cho al­go en el es­ta­dio. No so­mos la po­li­cía pa­ra en­fren­tar­nos y to­mar me­di­das.

—¿Es­ta­rán en Ma­drid?

—No sé si vie­nen. Só­lo es­pe­ro que no pa­se na­da cer­ca del es­ta­dio. Es­to es un jue­go, no una gue­rra. Uno fes­te­ja­rá y el otro no, hay que com­por­tar­se bien. —¿Qué víncu­lo tie­ne con el Real Ma­drid?

—El Ma­drid es la ca­sa blan­ca y no­so­tros tam­bién nos au­to­de­no­mi­na­mos así. Ten­go una bue­na re­la­ción con Flo­ren­tino. Es una tris­te­za no ju­gar en nues­tro es­ta­dio, pe­ro es­ta­mos fe­li­ces de es­tar aquí, por­que nos va­mos a sen­tir un po­co co­mo en ca­sa. Siem­pre voy con el Ma­drid. Eso no qui­ta el ca­ri­ño que te­ne­mos a Si­meo­ne, que nos hi­zo cam­peón. Tam­bién ten­go amigos en el Atlé­ti­co, co­mo Ce­re­zo, Gil y el pro­pio Si­meo­ne. Con el Ma­drid ten­go una re­la­ción per­so­nal des­de Di Sté­fano. Ber­na­béu vino a mi ca­sa cuan­do mi pa­dre era in­ter­ven­tor del fút­bol ar­gen­tino. Ten­go ad­mi­ra­ción por el Ma­drid, es una re­la­ción me­dio his­tó­ri­ca. Por ello, aquí me sien­to ca­si co­mo en ca­sa.

—¿Han ha­bla­do so­bre Pa­la­cios?

—Bu­tra­gue­ño ha­bló con Fran­ces­co­li y que­da­mos que iban a con­ver­sar una vez aca­be la fi­nal.

No quie­ro ver a los ba­rra­bra­vas en nin­gún la­do. Es­pe­ro que no pa­se na­da”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.