“No he­mos ven­di­do en­tra­das a ba­rra­bra­vas, só­lo a los so­cios” An­ge­li­ci

AS (Valencia) - - Final De La Libertadores - EL LARGUERO /

¿Có­mo se en­cuen­tra el equi­po?

—Es­ta­mos bien, con sen­ti­mien­tos en­con­tra­dos. Cues­ta mu­cho lle­gar a una fi­nal de la Co­pa Li­ber­ta­do­res y es­ta­mos sor­pren­di­dos con la de­ci­sión de la CON­ME­BOL de que se jue­gue aquí en Ma­drid. Pen­sa­mos que se iba a dispu­tar en al­gu­na par­te de Ar­gen­ti­na o en al­gún país de Su­da­mé­ri­ca.

—¿Cuál es su re­la­ción con el pre­si­den­te de su ri­val D’Ono­frio?

—Nor­mal. So­mos cons­cien­tes de la res­pon­sa­bi­li­dad que te­ne­mos los dos. So­mos ad­ver­sa­rios pe­ro no enemi­gos, te­ne­mos al­gu­nas di­fe­ren­cias en opinión fut­bo­lís­ti­ca. Es­tos días he­mos pe­di­do a nues­tros sim­pa­ti­zan­tes que ten­gan to­tal cor­du­ra y que de­jen ce­le­brar al equi­po que se lle­ve la Li­ber­ta­do­res. Nun­ca qui­si­mos (ni el pre­si­den­te de Ri­ver ni él)

que pu­die­ra ha­ber tan­ta vio­len­cia. La­men­ta­ble­men­te no­so­tros su­fri­mos una agre­sión im­por­tan­te cuan­do fui­mos a ju­gar el par­ti­do. Tu­vi­mos le­sio­na­dos, con ju­ga­do­res afec­ta­dos con cor­tes de vi­drio. —¿Se es­pe­ra la pre­sen­cia de ba­rra­bra­vas de Bo­ca en el par­ti­do?

—No les he­mos ven­di­do las lo­ca­li­da­des de las que nos han dis­pues­to CON­ME­BOL. Só­lo he­mos ven­di­do a los so­cios de Bo­ca que ha­yan pre­sen­ta­do el pa­sa­por­te, re­vi­san­do bien el lis­ta­do. Lue­go ya no de­pen­de del club si sa­len del país, si es­tán aquí o có­mo con­si­guen en­tra­da. Lo que pue­do ga­ran­ti­zar es que des­de el club no he­mos fa­ci­li­ta­do nin­gu­na en­tra­da a es­tas per­so­nas. No ten­go nin­gu­na re­la­ción con ellos. No es im­po­si­ble aca­bar con ellos. Es una de­ci­sión po­lí­ti­ca del Gobierno, que es el pri­me­ro que tie­ne que po­ner las re­glas del jue­go cla­ras y no­so­tros nos su­ma­re­mos. Por nues­tra par­te he­mos pues­to dis­tan­cia­mien­to con ellos.

—¿Es una ver­güen­za pa­ra Ar­gen­ti­na y el fút­bol ar­gen­tino que la fi­nal se jue­gue en Es­pa­ña?

—No sé si una ver­güen­za. Lo que sí es al­go que los ar­gen­ti­nos nos te­ne­mos que re­plan­tear. No só­lo los di­ri­gen­tes del fút­bol, sino to­das las au­to­ri­da­des que nos tie­nen que ga­ran­ti­zar la se­gu­ri­dad. El fút­bol es pa­sión y amor, y no tra­tar de agre­dir al ad­ver­sa­rio.

El fút­bol es pa­sión y amor y no tra­tar de agre­dir al ad­ver­sa­rio”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.