‘Pe­chi­to’ Ló­pez “Hay vi­da más allá de la F1”

El pi­lo­to ar­gen­tino aten­dió a As en Ja­pón y va­lo­ró el pa­so de Alon­so por el Mun­dial de Re­sis­ten­cia: “Su lle­ga­da ha ayu­da­do al WEC y su de­ci­sión ha de­mos­tra­do mu­chas co­sas a to­dos los pi­lo­tos”

As - - Mas Motor - RA­FA PAYÁ FU­JI (JA­PÓN)

Pe­chi­to’ Ló­pez es un ti­po tran­qui­lo, ama­ble, fá­cil de abor­dar en las dis­tan­cias cor­tas. Al­go no ha­bi­tual pa­ra un tri­cam­peón del mun­do. El que fue­ra rey ab­so­lu­to del Mun­dial de Tu­ris­mos aho­ra es­tá en el WEC con To­yo­ta y en la Fór­mu­la E con Dra­gon Ra­cing. En Fu­ji aten­dió a

As pa­ra ha­blar del WEC, de To­yo­ta, de Alon­so...

—Fu­ji, un lu­gar em­ble­má­ti­co pa­ra To­yo­ta. Ima­gino que con ga­nas de ayu­dar al equi­po a lo­grar un buen re­sul­ta­do en su ca­sa. —Se­gu­ro. Pa­ra To­yo­ta te­ner un buen re­sul­ta­do aquí es vi­tal y desea­mos re­pe­tir el do­ble­te de 2017. El cam­bio de re­gla­men­ta­ción y el las­tre de 26 ki­los ex­tra nos com­pli­ca­rá, pe­ro cree­mos que aun así po­de­mos ga­nar. Tra­tan de equi­pa­rar el cam­peo­na­to así, pe­ro la di­fe­ren­cia con los equi­pos pri­va­dos se ha he­cho en las pa­ra­das, los pro­ce­di­mien­tos de en­tra­da y sa­li­da de bo­xes, la lim­pie­za ade­lan­tan­do... En pis­ta no es tan­ta. —Tres ca­rre­ras, tres se­gun­dos pues­tos pa­ra el co­che que pi­lo­ta con Ko­ba­yas­hi y Con­way... ¿ya les to­ca ga­nar?

—No sé si to­ca, pe­ro ya he­mos de­mos­tra­do que po­de­mos ha­cer­lo. La pe­lea en­tre los To­yo­ta ha si­do muy ce­rra­da, nun­ca se ha vis­to al­go así en Re­sis­ten­cia. Son ca­rre­ras de cin­co ho­ras y es­ta­mos pe­lean­do al se­gun­do. Es bo­ni­to, pe­ro evi­den­te­men­te es­tre­san­te pa­ra el equi­po y los pi­lo­tos. Siem­pre es di­fí­cil ga­nar a un co­che que pi­lo­tan Fer­nan­do, Bue­mi y Na­ka­ji­ma, pe­ro se­gu­ro que lle­ga­rá nues­tro mo­men­to. —Us­ted fue de los pri­me­ros pi­lo­tos que se des­mar­có de la F1 pa­ra co­rrer cam­peo­na­tos co­mo el WTCC, Fór­mu­la E o el pro­pio WEC. Aho­ra mu­chos pi­lo­tos desa­rro­llan su ca­rre­ra sin es­pe­rar la op­ción ca­si im­po­si­ble de la F1. ¿Lo ve así? —Creo que no hay un úni­co ca­mino y hay vi­da más allá de la F1. Lo que ha he­cho Fer­nan­do ayu­da a to­dos ya que su lle­ga­da al WEC ele­vó la me­di­da del cam­peo­na­to. Ade­más ha lle­ga­do es­tan­do en su má­xi­mo ni­vel y se ha ba­ja­do de la F1 pa­ra en­con­trar nue­vos desafíos. Eso de­mues­tra a to­dos los pi­lo­tos mu­chas co­sas. Yo va­lo­ro mu­cho lo que ha he­cho y na­die pue­de po­ner en du­da su ta­len­to al vo­lan­te de un co­che de ca­rre­ras. Se suba a lo que sea siem­pre se­rá rá­pi­do y ese de­be ser uno de los grandes ob­je­ti­vos de un pi­lo­to: tra­tar de ser ve­loz en di­fe­ren­tes dis­ci­pli­nas y con dis­tin­tos co­ches. Alon­so es así, su­per­ta­len­to­so. —Más allá de su la­bor en pis­ta, ¿le ha sor­pren­di­do al­go del Alon­so más per­so­nal? —Per­so­nas tan po­pu­la­res co­mo él siem­pre tie­nen mu­chas cá­ma­ras pen­dien­tes y con tan­to con­trol es muy di­fí­cil que en pú­bli­co se mues­tren co­mo son. Al tra­tar­le en el día a día nos he­mos en­con­tra­do con una per­so­na nor­mal. Es un com­pa­ñe­ro ex­cep­cio­nal que ha­ce gru­po.

—Vol­vien­do al Mun­dial, ¿qué fu­tu­ro le ve al WEC, se ve en él mu­cho tiem­po y con To­yo­ta? —Em­pe­zan­do por lo per­so­nal, me gus­ta­ría que­dar­me el ma­yor tiem­po po­si­ble por­que si­go cre­cien­do y aprendiendo. Res­pec­to al pro­pio WEC, la lle­ga­da de Alon­so ha ayu­da­do mu­cho ya que es­ta­ba con du­das y aho­ra se han di­si­pa­do. Por úl­ti­mo, es­pe­ro que To­yo­ta si­ga pre­sen­te y cuen­te con­mi­go. —Se­gui­mos con el WEC. ¿Có­mo ex­pli­ca que ha­ya ór­de­nes de equi­po?

—Eso pa­sa en to­das las ca­rre­ras y en otros de­por­tes. A ve­ces hay ór­de­nes y de­bes de­jar de la­do lo per­so­nal pa­ra pen­sar en el equi­po. No­so­tros aun así te­ne­mos la li­ber­tad de co­rrer li­bre­men­te y pe­lear. —Sal­ta­mos de Mun­dial, des­tino F1. ¿De­ja­rá de ser el re­fe­ren­te al­gún día? —No lo creo, la F1 se­gui­rá sien­do lo má­xi­mo y es­tá bien que sea así. Cuan­do eres jo­ven, el ob­je­ti­vo de­be ser in­ten­tar lle­gar. An­tes es ver­dad que pa­re­cía que no ha­bía otra al­ter­na­ti­va. Ha­bía pi­lo­tos que se frus­tra­ban pa­ra no vol­ver a ha­cer na­da más en el au­to­mo­vi­lis­mo. Aho­ra pa­sa me­nos. Si no hay op­ción o se ter­mi­na sigue ha­bien­do otros ca­mi­nos con fe­li­ci­dad y grandes mo­men­tos. Es­to te lo pue­de de­cir Fer­nan­do que pe­lea de nue­vo por ga­nar, al­go que en F1 aho­ra no pue­de ha­cer. En mi ca­so, lo mis­mo. En un mo­men­to pen­sé que to­do se aca­ba­ba y vol­ví a Ar­gen­ti­na pa­ra em­pe­zar a dis­fru­tar de nue­vo del au­to­mo­vi­lis­mo. Y aho­ra qui­zá lo ha­go más que nun­ca.

Es di­fí­cil ga­nar a un co­che con Alon­so, Bue­mi y Na­ka­ji­ma”

La F1 se­gui­rá sien­do lo má­xi­mo y es­tá bien que sea así”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.