Griez­mann, la cla­se per­so­ni­fi­ca­da

As - - Atlético De Madrid-Alavés - POR F. HERMEL

■ Hoy po­co an­tes de la una de la tar­de, Griez­mann hu­bie­ra po­di­do ofre­cer su Ba­lón de Oro al pú­bli­co del Me­tro­po­li­tano. Pe­ro el nu­me­ro­so y le­gí­ti­mo ju­ra­do de Fran­ce Foot­ball de­ci­dió dar­le el tro­feo a Modric y no creo que se pue­da po­ner en du­da que el croa­ta es un dig­ní­si­mo ga­na­dor. El de­lan­te­ro del Atlé­ti­co se en­te­ró de que ha­bía que­da­do en ter­ce­ra po­si­ción al día si­guien­te del par­ti­do con­tra el Ba­rça y su de­cep­ción fue tremenda. Por su­pues­to que el me­jor ju­ga­dor del cam­peón del mundo te­nía de­re­cho a so­ñar con el Ba­lón de Oro y a pen­sar que su pues­to era una in­jus­ti­cia. Sin em­bar­go, a pe­sar de la tris­te­za y del en­fa­do, el lu­nes Gri­zi co­gió un avión y asis­tió a la ce­re­mo­nia que pre­mia­ba a Modric co­mo “me­jor fut­bo­lis­ta del año 2018”. Ade­más vino con En­ri­que Ce­re­zo y sus dos com­pa­ñe­ros fran­ce­ses, Le­mar y Lu­cas. Fue un ges­to de gran­de­za, de fair­play, de hu­mil­dad y de ele­gan­cia que le hon­ra y que, se­gún me co­men­tó Luka des­pués de la ga­la, le lle­gó al co­ra­zón. Una ac­ti­tud que le de­fi­ne per­fec­ta­men­te co­mo per­so­na y co­mo pro­fe­sio­nal de es­te de­por­te. An­toi­ne, tu gen­te pue­de es­tar muy or­gu­llo­sa de ti.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.