AS

Eibar se prepara para reditar su único ascenso a Primera

Ander Capa, Urko Vera y Alain Eizmendi cuentan en AS lo que vivieron en 2014

- JAVIER BELTRÁN /

Capa

“Todavía recuerdo la fiesta en la plaza, la presentaci­ón uno a uno”

Vera

“En su momento no se valoró tanto; teníamos un plantillón tremendo”

Eizmendi

“Este Eibar lo tiene todo para subir, espero que sea valiente”

E l último y único ascenso a Primera División del Eibar, un club humilde con mucho orgullo y mérito a raudales, lo protagoniz­ó en la campaña 2013-14 capitanead­o por Gaizka Garitano y Patxi Ferreira, gobernando un equipo muy reconocibl­e con los Dani García, Yuri Berchiche, Ander Capa, Eneko Bóveda y Urko Vera, todos con pasado o presente en el Athletic, más los Irureta, Morales, Errasti, Albentosa, Lillo, Peleteiro, Arruabarre­na, Kijera o Eizmendi, entre otros, de una plantilla con mucho cuajo que fue saltando de categorías desde la Segunda B a la cima del fútbol español alejados de los focos, con la bandera de la humildad y de un puñado de jugadores casi todos vascos.

Urko Vera, un espigado delantero bilbaíno con pasado en Osasuna, Mirandés, Corea del Sur o Ponferradi­na, está ahora enrolado en el Santutxu, donde empezó su carrera en Mallona antes de transitar por el Lemona y alcanzar su objetivo de ser león. Urko lo tiene claro con el actual equipo pilotado por Joseba Etxeberria. Ellos abrieron la senda: “En su momento no se valoraba tanto lo conseguido. Te das cuenta del plantillón tremendo que teníamos y la unidad entre compañeros, club y afición. Es un equipo que te hace las cosas muy fáciles y nos agradecían todo. Era fácil competir y sacar los resultados contra rivales gigantes”. Ahora le toca a su amigo Arbilla hacer la gesta, primero ante el Oviedo y después contra el Espanyol o Sporting: “Les deseo mucha suerte. Estoy seguro de que lo van a conseguir. Estoy aburrido de ser partícipe del único ascenso del Eibar a Primera División y espero que ahora sea el segundo”. “Me alegraría mucho por Arbilla, que lo ha intentado varias veces”.

Ander Capa, tras su etapa en el Athletic y la última campaña en el Levante, en Segunda, mantiene fresco el recuerdo de una ciudad obrera engalanada, con su Ayuntamien­to y la Plaza Unzaga a reventar: “Sobre todo me acuerdo del gol que metió Jota Peleteiro en un saque de banda efectuado por Bóveda. Yo peiné el balón y le llegó a Jota, que desde 25 o 30 metros lanzó un zurriagazo... y gol al Alavés. Jugábamos en casa y con ese partido ya habíamos ascendido automática­mente. Lo celebramos, esperamos a que acabasen los demás partidos y hubo fiesta monumental”. La posterior celebració­n por el histórico ascenso fue impresiona­nte. El carrilero derecho la narra con mucho sentimient­o: “Fuimos por todo el pueblo, con el escenario en la plaza, música, presentaci­ón de jugadores y las típicas bromas nuestras. Un recuerdo muy bonito”.

Respecto a la eliminator­ia con el Real Oviedo de hoy, vuelta tras el 0-0 en el Carlos Tartiere, opina: “El Eibar es uno de los equipos más fuertes de la categoría. Espero un partido más cerrado que el de hace una semana, pero creo que va a depender de las segundas jugadas y de las transicion­es rápidas”. Capa, por cierto, ha quedado libre este verano tras firmar por una campaña con el Levante.

Cedidos. Alain Eizmendi, canterano de la Real, tras subir con el Eibar firmó con el Leganés, con el que también ascendió a Primera División. De allí paso por el Real Unión, AEL Limassol, Racing de Ferrol y Llagostera, para terminar ya en casa alistado en el Real Unión, aventura en el Guijuelo y vuelta a Beasain. “Estaba cedido por la Real. Teníamos otros jugadores a préstamo, como Morales y Peleteiro, y al final conseguimo­s complement­arlos con la experienci­a de Rivas o Arruabarre­na. Un cúmulo de esas dos cosas. Fue un año muy bonito que se recuerda

todavía hoy”, subraya el habilidoso extremo que a sus 34 años, junto a su hermano Eneko, ha disfrutado en el equipo de su pueblo, en Tercera Federación, con el que ha disputado el playoff de ascenso a las órdenes precisamen­te de su excompañer­o Arruabarre­na, con el que coincidier­a también en Ipurua.

Eizmendi, que cuelga las botas definitiva­mente este verano para prolongar su carrera como entrenador del Juvenil del Beasain, añade sobre la celebració­n: “Esa misma noche hubo cena y una buena fiesta”. Un año después, en Butarque, repitió la misma jugada: “Tuve esa pequeña suerte de dos años seguidos de ascenso con Eibar y Leganés. Era un club que nunca había estado en Primera”.

Lástima que no pudo seguir en la máxima categoría: “En el Leganés jugué casi todo, pero en la segunda vuelta no jugaba tanto y no contaban tanto conmigo. En el fútbol es más importante cómo acabas, más vale hacer una buena segunda vuelta”.

Respeto al encuentro de esta noche contra el Real Oviedo, Alain Eizmendi se muestra muy optimista: “Lo veo bastante bien. Coincidí con Ager Aketxe en Bilbao. Este Eibar es un equipo muy completo, atrás son muy sólidos. Es un conjunto al que no le falta de nada para conseguir el ascenso a la máxima categoría, espero que sean valientes”.

 ?? ?? La plantilla del Eibar de la temporada 2013-14 celebra el ascenso a Primera División en Ipurua.
La plantilla del Eibar de la temporada 2013-14 celebra el ascenso a Primera División en Ipurua.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain