Re­for­mu­lan­do la his­to­ria

Res­ca­tar nom­bres mí­ti­cos tie­ne un ries­go: que lo nue­vo ja­más cu­bra las ex­pec­ta­ti­vas. Opel se ti­ra a la pis­ci­na con es­te In­sig­nia

Auto Bild - - PRUEBAS -

LAN­CIA DEL­TA DEL­TA, GIU­LIET­TA

SPRINT O PON­TIAC GTO. Son ejem­plos de nom­bres re­su­ci­ta­dos en vano. Nom­bres que te­nían una le­gión de se­gui­do­res y cu­yo re­lan­za­mien­to fue co­mo un ja­rro de agua fría. Cuan­do Opel anun­cio el re­na­cer de tres le­tras mí­ti­cas co­mo GSi, yo me pu­se a tem­blar y eso que no pue­do con­si­de­rar­me es­pe­cial­men­te fan de Opel. ¡Vol­vía el mi­to! Y lo ha­cía so­bre la ber­li­na más tran­qui­la de la ga­ma.

El Opel In­sig­nia GSi, no obs­tan­te, me ha con­ven­ci­do. Creo que se asien­ta so­bre tres pa­tas fun­da­men­ta­les pa­ra in­ten­tar so­bre­vi­vir en un mun­do lleno de SUV: es­ti­lo, pres­ta­cio­nes y efec­ti­vi­dad. No me pue­des ne­gar que es­té­ti­ca­men­te el nue­vo In­sig­nia es muy in­te­re­san­te, es­pe­cial­men­te en la ver­sión Grand Sport, con una caí­da del Pi­lar C muy mar­ca­da y de­ta­lles úni­cos co­mo el nue­vo pa­ra­gol­pes de for­mas más muscu­losas, con to­mas de ai­re ex­tra en los ex­tre­mos, llan­tas de 20 pul­ga­das y un ale­rón in­te­gra­do en la za­ga. ¡Lu­ce sen­sa­cio­nal!

¿Quién di­ce que los Opel no gi­ran bien? Es­te sí, ¡va­ya si lo ha­ce! Los in­ge­nie­ros han pues­to a pun­to la sus­pen­sión con un mo­do Sport que real­men­te mo­di­fi­ca el al­ma del In­sig­nia. Vi­ra plano y se apo­ya en una di­rec­ción que, aun­que blan­da, es bas­tan­te pre­ci­sa. Los fre­nos, con dis­cos de 345 mm de­lan­te, son efi­ca­ces y me gus­ta su mor­dien­te. Un co­che pa­ra dis­fru­tar al vo­lan­te, aun­que de una ma­ne­ra so­se­ga­da.

Y es que es­te GSi tie­ne po­co que ver con al­guno de sus an­ces­tros. Ha­bla­mos de una ber­li­na con es­ti­lo, rá­pi­da y efi­caz en zo­na de cur­vas, pe­ro no de­be­ría con­si­de­rar­se co­mo una ber­li­na de­por­ti­va, más bien es una ber­li­na rá­pi­da. Un buen ejem­plo del mix en­tre de­por­ti­vi­dad y con­fort son sus asien­tos: de un as­pec­to sen­sa­cio­nal, con un gran aga­rre la­te­ral y có­mo­dos, muy có­mo­dos.

El In­sig­nia GSi lle­ga­rá con dos mo­to­res, un ga­so­li­na de 260 CV -¡el más re­co­men­da­ble con di­fe­ren­cia!y un dié­sel de 210 CV. Un co­che así to­ma sen­ti­do con un mo­tor de ga­so­li­na po­ten­te y re­fi­na­do, no hay más. En am­bos ca­sos en­con­tra­mos un cam­bio au­to­má­ti­co de ocho ve­lo­ci­da­des y un sis­te­ma de trac­ción in­te­gral in­te­li­gen­te. To­do en or­den.

Ter­mino es­ta prue­ba sa­tis­fe­cho: Opel ha crea­do una ber­li­na re­fi­na­da, ágil y efi­caz a ni­vel di­ná­mi­co. Es bo­ni­ta, con un li­ge­ro to­que de­por­ti­vo y equi­pa­da has­ta los to­pes. Un co­che equi­li­bra­do que no des­lum­bra, pe­ro cum­ple con to­do ¿Es­pe­ras un co­che ra­di­cal? Es­te GSi te de­cep­cio­na­rá. ¿ Bus­cas un buen se­dán? Es co­mo pa­ra va­lo­rar­lo.

Creo que es mi vis­ta fa­vo­ri­ta: lu­ce pro­por­cio­na­do, ele­gan­te y con un to­que ra­cing lo­gra­do

Es­té­ti­ca­men­te cues­ta sa­car

fa­llos. ¡Bo­ni­tas llan­tas de 20

pul­ga­das!

En cir­cui­to pu­de sa­car to­do el ju­go

al In­sig­nia más de­por­ti­vo y efi­caz.

¡Ve­re­mos qué ha­cen con el OPC!

De­ta­lles que mo­lan: los pe­da­les en alu­mi­nio o los asien­tos son

bue­nos ejem­plos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.