UNA PE­QUE­ÑA AVEN­TU­RA

Nin­gún otro to­do­te­rreno pe­que­ño tie­ne tan­tas ap­ti­tu­des fue­ra del as­fal­to co­mo el in­tré­pi­do Jimny

Auto Bild - - SEGUNDA MANO -

TE LLEVARÁS UNA SOR­PRE­SA si te in­tere­sas por es­te sim­pá­ti­co to­do­te­rreno y lo bus­cas en In­ter­net: mu­chos pi­den cer­ca de 10.000 eu­ros por una uni­dad co­mo es­ta, con ocho años y 75.000 ki­ló­me­tros a sus es­pal­das.

Un mo­de­lo ga­so­li­na, nue­vo, so­lo cos­ta­ba 5.000 eu­ros más. Por tan­to, en es­te tiem­po, so­lo ha per­di­do un 41% de la in­ver­sión. Otros co­ches no pue­den ni so­ñar con un va­lor re­si­dual se­me­jan­te. ¿Y cuál es el mo­ti­vo? Pues que es­te pe­que­ño lle­va mu­cha tec­no­lo­gía pa­ra la con­duc­ción 4x4 y pa- sa por si­tios en los que otros tie­nen que dar­se la vuel­ta. Es­to, en com­bi­na­ción con su ca­rro­ce­ría for­ma­to mi­cro, ha­ce de él un co­che úni­co: si apar­ca­ras un Volks­wa­gen Up so­bre su te­cho y mi­ra­ses ha­cia aba­jo, úni­ca­men­te ve­rías la rue­da de re­pues­to.

Gra­cias a sus cor­tos vo­la­di­zos, ca­za­do­res y gen­te de cam­po no te­men aden­trar­se por ca­mi­nos ale­ja­dos del as­fal­to, por muy em­pi­na­dos y es­car­pa­dos que sean. Los dos ejes rí­gi­dos y su ba­ta­lla ex­tre­ma­da­men­te cor­ta, por otro la­do, tie­nen su re­ver­so cuan­do cir­cu­las por ca­rre­te­ra: su­pe­rar los

80 km/ h tam­bién es una pe­que­ña aven­tu­ra con el Jimny: no po­cos pro­pie­ta­rios se han que­ja­do de las vi­bra­cio­nes del vo­lan­te en­tre 90 y 110.

Es­te Su­zu­ki reac­cio­na con sen­si­bi­li­dad extrema al mí­ni­mo des­ajus­te del cha­sis. El mo­ti­vo de las men­cio­na­das vi­bra­cio­nes po­dría es­tar en un in­co­rrec­to equi­li­bra­do de las rue- das, jue­go en los bu­jes o que un co­ji­ne­te o las pro­pias rue­das es­tén da­ña­das. Si co­rri­ges to­dos es­tos fa­llos y no hay me­jo­ría, cam­biar el amor­ti­gua­dor (150 eu­ros) pue­de ser una so­lu­ción. Pe­ro aun sin vi­bra­cio­nes en el vo­lan­te, su com­por­ta­mien­to en ca­rre­te­ra no es equi­li­bra­do y hay que ir con un ex­tra de aten­ción.

Es­te mo­de­lo no lle­va un pro­tec­tor de ba­jos de se­rie, vi­tal en los co­ches con trac­ción in­te­gral co­nec­ta­ble, pa­ra pro­te­ger el ca­blea­do cuan­do sa­les fue­ra del as­fal­to. Por suer­te, hay pro­vee­do­res que ofre­cen plan­chas de ace­ro, tam­bién pa­ra el de­pó­si­to y el ra­dia­dor, con las zo­nas de fi­ja­do dis­pues­tas de an­te­mano. Y quien quie­ra vol­ver­lo aún más efi­caz en cam­po, pue­de ins­ta­lar un di­fe­ren­cial con blo­queo co­nec­ta­ble. Equi­pa­do así, vi­vi­rás las ma­yo­res aven­tu­ras sin preo­cu­pa­ción al­gu­na.

El Jimny tie­ne un gran ta­len­to ' of­froad' y da po­cos pro­ble­mas. Pe­ro en ca­rre­te­ra tie­ne de­ma­sia­das li­mi­ta­cio­nes, que ha­cen que no sea ap­to pa­ra el día a día so­bre as­fal­to.

Arri­ba esa 'pa­ti­ta': el cha­sis no da pa­ra mu­chos lu­jos so­bre el as­fal­to, una de­bi­li­dad que al Jimny se le no­ta ex­ce­si­va­men­te en las cur­vas

Ca­si sin cam­bios en­tre 1999 y 2018, el Su­zuky Jinmy ofre­ció en Es­pa­ña una ca­ja au­to­má­ti­ca de cua­tro mar­chas has­ta 2012

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.