¿LA AL­TER­NA­TI­VA REAL A LOS COM­BUS­TI­BLES FÓ­SI­LES?

Es eti­que­ta ' ECO', pro­me­te un aho­rro de has­ta el 40% en re­pos­ta­jes y el pre­cio de com­pra no es mu­cho más al­to. ¿Va­le la pe­na un co­che de GLP?

Auto Bild - - PRÀCTICO - Noe­lia López

MA­DRID CEN­TRAL, EPI­SO­DIOS DE AL­TA

con­ta­mi­na­ción... ca­da vez son más los ti­tu­la­res que se­ña­lan al co­che co­mo cul­pa­ble de la ma­la ca­li­dad del ai­re de al­gu­nas ciu­da­des.

Al mis­mo tiem­po, ca­da vez hay más me­di­das y pro­yec­tos de ley que li­mi­tan y en­ca­re­cen el uso de com­bus­ti­bles fó­si­les: subidas de los im­pues­tos que gra­van el ga­só­leo, au­men­to de la ta­sa de ma­tri­cu­la­ción...

Hay un ter­cer ca­da vez más: el de los con­duc­to­res que se plan­tean la com­pra de co­ches pro­pul­sa­dos por ener­gías al­ter­na­ti­vas co­mo un eléc­tri­co, un hí­bri­do o uno de gas.

Qui­zá por no ser tan me­diá­ti­co, o por­que no hay mu­cha in­for­ma­ción al res­pec­to, el gas que­da in­jus­ta­men-

te re­le­ga­do al fi­nal de la lis­ta de op­cio­nes, aun­que po­co a po­co, el Gas Li­cua­do del Pe­tró­leo (GLP) y el Gas Na­tu­ral Com­pri­mi­do (GNC) van ga­nan­do adep­tos.

A día de hoy, cir­cu­lan por to­do el mun­do más de 26 mi­llo­nes de vehícu­los pro­pul­sa­dos por GLP (que, de mo­men­to, en Es­pa­ña lle­va la de­lan­te­ra al GNC), 15 mi­llo­nes es­tán en Eu­ro­pa y 70.000 han si­do ma­tri­cu­la­dos en nues­tro país.

Qué ven­ta­jas tie­ne el GLP

Los co­ches que fun­cio­nan con gas tam­bién lo ha­cen con ga­so­li­na. Es­tán do­ta­dos de dos de­pó­si­tos, uno pa­ra ca­da com­bus­ti­ble (por eso se lla­man bi­fuel), y es­tán ca­ta­lo­ga­dos co­mo ECO por la DGT.

Los vehícu­los de GLP tie­nen pres­ta­cio­nes si­mi­la­res a los de ga­so­li­na (aun­que su con­su­mo no siem­pre es equi­va­len­te). Pro­me­ten un aho­rro de has­ta el 40% al re­pos­tar, en­tre otras co­sas, por­que el pre­cio del li­tro sue­le ser la mi­tad que el de la ga­so­li­na. Al cie­rre de es­tas lí­neas, la ga­so­li­na ron­da­ba 1,22 eu­ros/l y el Au­toGas (de­no­mi­na­ción con la que Rep­sol, por ejem­plo, co­mer­cia­li­za el GLP) cos­ta­ba 0,67 eu­ros/l. Con un de­pó­si­to de 45 l, po­día­mos re­co­rrer has­ta 500 km; si a es­to se su­man los que ha­ce el de­pó­si­to de ga­so­li­na, un vehícu­lo bi­fuel po­dría cir­cu­lar más de 1.000 km y sin mie­do a que­dar­se sin gas.

Con ayu­das a la com­pra

El pre­cio de ven­ta de un GLP no es mu­cho más ca­ro que el de su al­ter

ego de com­bus­tión (en­tre un Mok­ka X ga­so­li­na y uno de GLP, la di­fe­ren­cia es de 500 eu­ros). Has­ta aho­ra, los mo­de­los de gas han en­tra­do en los pla­nes de ayu­das a la com­pra del Go­bierno (fue­ron des­ti­na­ta­rios de ca­si el 70% del di­ne­ro del úl­ti­mo Mo­valt).

Por si to­do es­to fue­ra po­co, al ser vehícu­los ca­ta­lo­ga­dos co­mo ECO por la DGT, tie­nen re­ba­ja cuan­do es­ta­cio­nan en la zo­na SER de cier­tas ciu­da­des, des­cuen­tos en al­gu­nos pea­jes... Eso sí: en Es­pa­ña só­lo hay unas 600 es­ta­cio­nes con sur­ti­do­res de GLP, pe­ro to­do in­di­ca que la ci­fra irá en au­men­to.

Una de las gran­des ven­ta­jas de los co­ches bi­fuel es que si te que­das sin gas, pue­des se­guir cir­cu­lan­do has­ta ago­tar el otro de­pó­si­to, el de ga­so­li­na

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.