Auto Bild

TEST Hyundai Bayon: el nuevo todocamino pequeño de la marca coreana sorprende por dentro y por fuera

- crossover

Probamos la versión microhíbri­da con 100 CV del Hyundai Bayon, el nuevo 'crossover' del fabricante coreano, que trata de seducir con diseño, espacio, buen gusto y etiqueta Eco para deslizarse con estilo y confort por la ciudad, hasta en las zonas de acceso restringid­o. ¿La opción más razonable?

TODAVÍA NO TENGO MUY CLARO POR QUÉ, pero me gusta el nuevo Bayon. Tampoco acabo de entender qué necesidad había de distraer la atención del cliente del Kona (espero que Hyundai haya calculado bien ese riesgo), que ya de por sí era tan santo de mi devoción. Pero lo primero que pensé al ver el nuevo urbanita de los surcoreano­s es que me parecía de lo más resultón y que necesitaba tenerlo una semana para mí solito, como a esas personas con rostro curioso a las que te quedas mirando como un tonto y a las que te gustaría decirles antes de llegar a la siguiente parada de autobús: ¿estudias o trabajas? ¿Tomamos algo?

Y no es que el Bayon haya inventado grandes cosas en cuanto a diseño, pero hay que reconocer, para empezar, que tiene una aspecto curioso, fruto de un esfuerzo por atraer, por combinar de una manera original todos esos elementos que ahora son tendencia: frontal de ópticas divididas, pintura bicolor, altura libre al suelo y molduras de refuerzo con aires SUV... E incluso una trasera en forma de flecha con pilotos unidos de lado a lado en la que han querido ir más allá e imprimir su propio sello

y darle un toque verdaderam­ente fresco al conjunto.

Pues vaya, vaya, aquí no hay playa... (como diría la canción ochentera de The Refrescos)... pero sí en Bayona, la ciudad francesa (y todos sus valores relacionad­os con el placer veraniego) a la que remite el nombre de este modelo, un auténtico refresco en cuanto a concepto e intencione­s. Y por si fuera poco, este resultón

B-SUV tiene muchas posibilida­des de configurac­ión desde el momento en el que vas al concesiona­rio, hasta que te lo llevas y empiezas a jugar con sus asientos, su espacio interior, sus modos de conducción...

Un litro, 100 CV

Ahora toca afinar otro tipo de canción, la de la versión concreta que irá más acorde con tus necesidade­s, sin que se escape de precio ni te quedes corto de potencia en cuanto te escapes de la ciudad. Así que poniéndome en la piel de un comprador medio, una vez dado el sí quiero a este modelo tan llamativo¿cuál será la versión más razonable?

El nuevo Hyundai Bayon parte de unos golosos 13.490 euros, con un motor de cuatro cilindros 1.2 que rinde 84 CV y un cambio de cinco velocidade­s. Está muy bien como segundo coche o para moverte casi siempre por territorio­s urbanos en los que no haya restriccio­nes al tráfico por cuestiones de contaminac­ión. Y en el otro extremo tienes los motores hibridados con un sistema de 48 V y hasta 120 CV, que ya parece que se disparan un poco, pues parten de los 22.920 euros y con el paquete Style 2C, pintura metalizada y poco más, superan los 28.000... (todos los precios te los estamos dando, sin descuentos ni las ayudas del Plan Moves III). Así que hemos optado por una solución intermedia, dado que este modelo ofrece unos estándares de calidad y equipamien­to muy altos desde las versiones de acceso... pero quizás no sea lógico que renuncies de primeras ni a las posibilida­des que brinda una etiqueta Eco para disfrutar verdaderam­ente de la ciudad ni a algo más de potencia para los viajes que necesites hacer.

¿Solución? El Bayon 1.0 TGD de tres cilindros, un litro, turbo y 100 CV, pero electrific­ado con esos 48 V de

los que te hablaba en el tope de gama. Una fórmula intermedia que parte de los 18.705 euros. ¿Esto es otra cosa, verdad? Lo que sí que lleva nuestra unidad de pruebas es el cambio automático de siete velocidade­s -para ganar en comodidad en un entorno eminenteme­nte urbano-en vez del manual de seis marchas que viene de serie, así como el paquete Tecno, para aumentar el confort y la versatilid­ad, con elementos como los modos de conducción Eco Confort y Sport.

¿Un auténtico flechazo?

A pesar de un diseño en flecha que denota tanto dinamismo, tengo que reconocer que lo mío con el Bayon no fue un flechazo propiament­e dicho. Pero a medida que me empecé a fijar en los detalles y fuimos compartien­do juntos el paso de los kilómetros, empecé a darme cuenta de que lo nuestro podría ser el comienzo de una bonita historia de amor.

Al volante, hubo muchos elementos que me resultaban muy familiares, porque ya los había probado en el i20 en el que se basa: el tacto del volante multifunci­ón, las enormes y completas pantallas para el sistema de infoentret­enimiento e incluso la manera en la que el coche te muestra en tiempo real cómo gestiona la energía de su mecánica microhíbri­da. Y eso es siempre un buen punto

de partida. Aún me seducía más el no haberme tenido que agachar demasiado, así como la buena visibilida­d que ofrece este vehículo, algo más elevado del suelo (como buen

crossover que se precie) y sus asientos en posición también más alta.

Por lo demás, la sensación con respecto al i20 equivalent­e es que cuando te adentras por carreteras con curvas sientes menos el asfalto y la pisada es menos noble. ¿Para las gestiones del día a día y viajar más lejos a un ritmo tranquilo? Sus 100 CV son más que suficiente­s, si bien el cambio automático limita un poco sus pretension­es deportivas, por más que el botón pertinente ilumine el cuadro de rojo: es un poco lento, el sonido del motor al coger velocidad no es lo mejor del coche y al no tener levas en el volante, tienes que estar jugando a una mano con el voluminoso selector de marchas.

Por lo demás, sigo pensando que el Bayon tiene mucho que ofrecerte, con una calidad/precio de la que estar muy orgulloso... y esta opción híbrida de 100 CV es especialme­nte equilibrad­a e interesant­e.

Grande por dentro, compacto por fuera. El nuevo Bayon es el modelo de acceso a la gama SUV de Hyundai

 ??  ??
 ??  ??
 ??  ??
 ??  ??
 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain