Los días de fu­ria

Autofacil - - TU OPINIÓN - FRAN­CIS­CO JO­SÉ PER­FEC­TO (LE­GA­NÉS, MA­DRID)

VI­VI­MOS UNA RE­VO­LU­CIÓN TEC­NO­LÓ­GI­CA

■ que, có­mo no, afec­ta tam­bién al mun­do del au­to­mó­vil. Así, ya dis­po­ne­mos de co­ches que fre­nan so­los o que, en ca­so de si­nies­tro, te geo­lo­ca­li­zan y avi­san a los ser­vi­cios mé­di­cos.

Es­tos y otros avan­ces han re­vo­lu­cio­na­do el au­to­mó­vil has­ta pun­tos inima­gi­na­bles. Pe­ro hay una co­sa que la tec­no­lo­gía no pue­de evi­tar: la agre­si­vi­dad al vo­lan­te y sus efec­tos. Y es que to­dos los días los con­duc­to­res nos en­fren­ta­mos a in­fi­ni­dad de 'pi­ru­las' por par­te de otros usua­rios, ta­les co­mo cam­bios de ca­rril sin in­ter­mi­ten­cia, que no se man­ten­ga la dis­tan­cia de se­gu­ri­dad, ade­lan­ta­mien­tos in­de­bi­dos... [...]. Por des­gra­cia, cuan­do se pro­du­cen la ma­yo­ría de es­tas si­tua­cio­nes, el res­to de con­duc­to­res reac­cio­nan con un pro­lon­ga­do to­que de cla­xon e in­sul­tos al in­frac­tor, así co­mo 're­cuer­dos a su fa­mi­lia'. To­do es­to, se­gui­do mu­chas ve­ces de in­ten­tos de 'de­vol­ver­le la pi­ru­la' y, en ca­sos más ex­tre­mos, de per­se­guir­lo, in­ten­tar sa­car­lo de la ca­rre­te­ra o, in­clu­so, de agre­dir­lo.

Pa­re­ce que cuan­do nos mon­ta­mos en nues­tro co­che, nos trans­for­ma­mos y ex­te­rio­ri­za­mos el es­trés que te­ne­mos en fu­ria y agre­si­vi­dad pa­ra con el res­to de con­duc­to­res. Nos ol­vi­da­mos real­men­te de lo que lle­va­mos en­tre ma­nos pe­ro, con es­tas ac­cio­nes, só­lo au­men­ta­mos el ries­go de su­frir o cau­sar un ac­ci­den­te.

Po­dría­mos evi­tar es­tas ac­ti­tu­des sim­ple­men­te con un po­co de em­pa­tía. So­mos mi­llo­nes de con­duc­to­res, ca­da uno con dis­tin­tas ap­ti­tu­des, y por tan­to, no to­dos con­du­ci­mos de ma­ne­ra co­rrec­ta. Por ello, cen­tré­mo­nos en evi­tar las in­frac­cio­nes y no fo­men­te­mos la agre­si­vi­dad al vo­lan­te, que por des­gra­cia es­tá tan pa­ten­te en nues­tras ca­rre­te­ras.

NO­TA DE LA RE­DAC­CIÓN: Fran­cis­co Jo­sé, es­ta­mos com­ple­ta­men­te de acuer­do con­ti­go en la ne­ce­si­dad de de­jar a un la­do la agre­si­vi­dad al vo­lan­te. Pu­bli­ca­mos un am­plio ar­tícu­lo so­bre la mis­ma a par­tir de la pág. 52.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.