Ges­tión de recetas

Automática e Instrumentación - - TIEMPO REAL -

Las in­dus­trias de ali­men­tos y be­bi­das, pul­pa y pa­pel, pro­duc­tos far­ma­céu­ti­cos, es­pe­cia­li­da­des quí­mi­cas y otras in­dus­trias dis­con­ti­nuas de­pen­den de los SOP (pro­ce­di­mien­tos ope­ra­ti­vos estándar) pa­ra fa­bri­car pro­duc­tos, po­ner en mar­cha cal­de­ras y ex­tru­so­ras, má­qui­nas y rea­li­zar otras ac­ti­vi­da­des cla­ve. Las recetas en los sis­te­mas de ges­tión por lo­tes per­mi­ten a los usua­rios es­pe­ci­fi­car, au­to­ma­ti­zar y ve­ri­fi­car la eje­cu­ción de SOP pa­ra to­das las áreas de la plan­ta, ya sea ma­nual o au­to­ma­ti­za­do.

Los sis­te­mas de ges­tión de lo­tes fle­xi­bles y mo­du­la­res es­tán di­se­ña­dos en ba­se a la ISA S88, el estándar pa­ra el con­trol de lo­tes en sis­te­mas de au­to­ma­ti­za­ción in­dus­trial. Ayu­dan a ad­mi­nis­trar las recetas, ras­trear su evo­lu­ción y pro­te­ger­las del ac­ce­so no au­to­ri­za­do. Te­ner las me­jo­res prác­ti­cas de un ope­ra­rio que rea­li­za nor­mal­men­te en una re­ce­ta aho­rra tiem­po y ayu­da a ga­ran­ti­zar tan­to la re­ce­ta y la ca­li­dad del pro­duc­to. La re­uti­li­za­ción de las recetas apro­ba­das re­du­ce el tiem­po de va­li­da­ción y pues­ta en ser­vi­cio.

"Si un pro­ce­so cam­bia de­bi­do a los gus­tos de los con­su­mi­do­res o las ma­te­rias pri­mas uti­li­za­das, es más fá­cil rea­li­zar un se­gui­mien­to de los pro­ce­sos de ela­bo­ra­ción de ver­sio­nes

y apro­ba­ción de la re­ce­ta", ex­pli­ca Ja­son Wright, res­pon­sa­ble de mar­ke­ting del sis­te­ma Plant­pax® de Rock­well Au­to­ma­tion. "Los ajus­tes de­ben ser re­vi­sa­dos con

in­for­mes de da­tos his­tó­ri­cos que ve­ri­fi­can las ac­cio­nes to­ma­das. Es­ta in­for­ma­ción tam­bién es útil pa­ra mo­ni­to­ri­zar la pro­duc­ti­vi­dad y las me­jo­res prác­ti­cas en­tre uni­da­des o ins­ta­la­cio­nes".

Es­tra­te­gia de recetas

"Las recetas de­be­rían in­cluir el me­jor en­fo­que ac­tual de có­mo ha­cer un pro­duc­to, in­clui­das si­tua­cio­nes hi­po­té­ti­cas de “qué pa­sa­ría” su­gie­re Wright. "Se ne­ce­si­ta más que agua, zu­mo de li­món y azú­car pa­ra ha­cer li­mo­na­da, por ejem­plo, tam­bién se re­quie­re un tan­que limpio y es­té­ril. ¿Qué pa­sa si los li­mo­nes son amar­gos o se uti­li­za zu­mo em­bo­te­lla­do en lu­gar de li­mo­nes reales, o el mez­cla­dor fa­lla a me­dio pro­ce­so? De­be ser po­si­ble ajus­tar la re­ce­ta en con­se­cuen­cia. "

Al­gu­nos sis­te­mas de ad­mi­nis­tra­ción por lo­tes ad­mi­ten recetas ba­sa­das en uni­da­des y en cla­ses. Con un en­fo­que ba­sa­do en uni­da­des, se de­be cons­truir y ad­mi­nis­trar un ma­yor nú­me­ro de recetas, ya que ca­da uni­dad ten­drá su pro­pia ver­sión de la re­ce­ta ba­sa­da en las ca­pa­ci­da­des de­fi­ni­das (fa­ses) del equi­po. Por otro la­do, las recetas ba­sa­das en la cla­se son ade­cua­das pa­ra to­dos los equi­pos de un ti­po es­pe­cí­fi­co, y por lo tan­to se ne­ce­si­tan me­nos recetas.

Por ejem­plo, una úni­ca re­ce­ta ba­sa­da en la cla­se po­dría ser usa­da en una uni­dad de pre­mez­cla to­tal­men­te au­to­ma­ti­za­da, así co­mo en una uni­dad de pre­mez­cla to­tal­men­te ma­nual, y la re­ce­ta "sa­brá", ba­sán­do­se en la uni­dad, si desea que la bom­ba fun­cio­ne o in­di­car al ope­ra­rio que aña­da el ma­te­rial.

Los sis­te­mas de ges­tión de lo­tes, que se si­túan en la par­te su­pe­rior de la ca­pa de in­fra­es­truc­tu­ra de au­to­ma­ti­za­ción sub­ya­cen­te, fa­ci­li­tan la pro­duc­ción de pro­duc­tos nue­vos y di­fe­ren­tes den­tro de la ins­ta­la­ción, evi­tan­do los cam­bios de in­fra­es­truc­tu­ra. Una plan­ta en­te­ra po­dría pre­sen­tar­se co­mo un úni­co pro­ce­di­mien­to dis­con­ti­nuo (por ejem­plo, una cer­ve­ce­ría), o un lo­te pue­de ser au­to con­te­ni­do en una pie­za de equi­po (por ejem­plo, un skid de es­te­ri­li­za­ción).

Con la ges­tión por lo­tes, los au­to­res de la re­ce­ta pue­den ges­tio­nar va­ria­cio­nes de la fór­mu­la en mar­cha usan­do las lí­neas de pro­duc­ción exis­ten­tes

"La es­ca­la­bi­li­dad le ayu­da a cons­truir su plan­ta de for­ma mo­du­lar e in­te­grar­la co­mo si siem­pre fue­ra un sis­te­ma", ex­pli­ca Wright.

En plan­tas al­ta­men­te au­to­ma­ti­za­das, la ca­pa­ci­dad de sin­cro­ni­zar las fa­ses ISA S88 en­tre un con­tro­la­dor y la definición del mo­de­lo de equi­po re­du­ce sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te la ne­ce­si­dad de co­di­fi­ca­ción de con­tro­la­do­res y de­fi­ni­cio­nes de eti­que­tas. "Cuan­do se se­lec­cio­na la fun­ción de sin­cro­ni­za­ción, el sis­te­ma pro­por­cio­na­rá la op­ción de crear la in­fra­es­truc­tu­ra de las fa­ses se­lec­cio­na­das en el con­tro­la­dor", di­ce Wright.

Am­plios Be­ne­fi­cios Em­pre­sa­ria­les

La in­te­gra­ción de sis­te­mas de ges­tión de lo­tes y au­to­ma­ti­za­ción ge­ne­ra me­jo­ras me­di­bles en los ne­go­cios. "El con­tro­la­dor de au­to­ma­ti­za­ción ges­tio­na las ac­cio­nes que una plan­ta es ca­paz de rea­li­zar y el sis­te­ma de ges­tión de recetas eje­cu­ta y ges­tio­na las re­glas de ne­go­cio aso­cia­das con la fa­bri­ca­ción de un pro­duc­to. Eso es lo que pro­por­cio­na la au­to­ma­ti­za­ción de ni­vel su­pe­rior de ad­mi­nis­tra­ción de lo­tes ", ex­pli­ca Wright.

Los Be­ne­fi­cios In­clu­yen:

Ren­di­mien­to op­ti­mi­za­do: Per­mi­tir que los SOP sean se­cuen­cia­dos y ges­tio­na­dos en for­ma elec­tró­ni­ca, ya que las recetas ga­ran­ti­zan que las ac­ti­vi­da­des se reali­cen se­gún lo es­pe­ci­fi­ca­do, se apli­quen las nor­mas y se cap­tu­ren los da­tos de ve­ri­fi­ca­ción. La in­cor­po­ra­ción de las ac­ti­vi­da­des ma­nua­les del ope­ra­rio en las recetas me­jo­ra aún más la con­sis­ten­cia del pro­ce­di­mien­to y res­pon­sa­bi­li­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.