Ro­bó­ti­ca co­la­bo­ra­ti­va: Tra­ba­jo en equi­po con ma­yor fle­xi­bi­li­dad

Automática e Instrumentación - - PORTADA -

Has­ta ha­ce re­la­ti­va­men­te po­co tiem­po, los ro­bots in­dus­tria­les y los hu­ma­nos man­te­nían cier­tas dis­tan­cias en sus es­pa­cios de tra­ba­jo, se­pa­ra­dos por va­lla­dos de se­gu­ri­dad reales o vir­tua­les. Sin em­bar­go, la apa­ri­ción de los ro­bots co­la­bo­ra­ti­vos es­tá re­de­fi­nien­do las re­la­cio­nes hu­mano-ro­bot. Ya no ha­cen fal­ta va­lla­dos, es­ta nue­va ge­ne­ra­ción de ro­bots es lo su­fi­cien­te­men­te se­gu­ra e in­te­li­gen­te co­mo pa­ra tra­ba­jar jun­to a per­so­nas en una gran va­rie­dad de en­tor­nos de fa­bri­ca­ción.

Has­ta ha­ce re­la­ti­va­men­te po­co tiem­po, los ro­bots in­dus­tria­les y los hu­ma­nos man­te­nían cier­tas dis­tan­cias en sus es­pa­cios de tra­ba­jo, se­pa­ra­dos por va­lla­dos de se­gu­ri­dad reales o vir­tua­les.

Sin em­bar­go, la apa­ri­ción de los ro­bots co­la­bo­ra­ti­vos es­tá re­de­fi­nien­do las re­la­cio­nes hu­mano-ro­bot. Ya no ha­cen fal­ta va­lla­dos, es­ta nue­va ge­ne­ra­ción de ro­bots es lo su­fi­cien­te­men­te se­gu­ra e in­te­li­gen­te co­mo pa­ra tra­ba­jar jun­to a per­so­nas en una gran va­rie­dad de en­tor­nos de fa­bri­ca­ción.

Ade­más de per­mi­tir un aho­rro de es­pa­cio, la co­la­bo­ra­ción hu­mano-ro­bot ofre­ce mu­chas ven­ta­jas a los fa­bri­can­tes. Al ha­cer­se car­go de las ta­reas la­bo­rio­sas, re­pe­ti­ti­vas y po­ten­cial­men­te pe­li­gro­sas, los ro­bots co­la­bo­ra­ti­vos me­jo­ran las con­di­cio­nes de tra­ba­jo de los ope­ra­rios y les per­mi­ten con­cen­trar­se en ta­reas de ma­yor va­lor que re­quie­ren des­tre­za ma­nual e ingenio hu­mano. Es­to abre un nue­vo mun­do de po­si­bi­li­da­des pa­ra un tra­ba­jo más efi­cien­te y fle­xi­ble.

En­ton­ces, ¿Có­mo man­tie­nen los ro­bots co­la­bo­ra­ti­vos se­gu­ros a los hu­ma­nos?

A di­fe­ren­cia de los ro­bots in­dus­tria­les con­ven­cio­na­les, los ro­bots co­la­bo­ra­ti­vos es­tán equi­pa­dos con tec­no­lo­gía avan­za­da de sen­so­res que les per­mi­ten in­ter­ac­tuar de for­ma se­gu­ra con los hu­ma­nos. Ade­más de con­tro­lar la po­si­ción y la ve­lo­ci­dad, es­tos sen­so­res de­tie­nen y re­traen el ro­bot de for­ma se­gu­ra en ca­so de con­tac­to con hu­ma­nos.

Cuen­tan tam­bién con ca­rac­te­rís­ti­cas de se­gu­ri­dad adi­cio­na­les pa­ra evi­tar que el ro­bot atra­pe par­tes del cuer­po ta­les co­mo ex­tre­mi­da­des y de­dos y per­mi­ten a los ope­ra­rios pa­rar el ro­bot em­pu­ján­do­lo en ca­so de que se acer­que de­ma­sia­do. En­tre esas ca­rac­te­rís­ti­cas de se­gu­ri­dad ca­be men­cio­nar que su di­se­ño cons­truc­ti­vo ca­re­ce de can­tos vi­vos, aris­tas, ele­men­tos pun­zan­tes, y que, en al­gu­nos mo­de­los de la ga­ma, dis­po­ne in­clu­so de cu­bier­tas blan­das pro­tec­to­ras. To­dos los ro­bots FANUC es­tán cer­ti­fi­ca­dos se­gún las nor­mas de se­gu­ri­dad ISO.

Los pro­vee­do­res de pin­zas tam­bién ofre­cen mo­de­los es­pe­cia­les

pa­ra ro­bots co­la­bo­ra­ti­vos con el fin ga­ran­ti­zar la se­gu­ri­dad de las per­so­nas en ca­so de que en­tren en con­tac­to con la pin­za.

¿Có­mo be­ne­fi­cia la co­la­bo­ra­ción hu­mano-ro­bot a su ne­go­cio?

La co­la­bo­ra­ción hu­mano-ro­bot pue­de be­ne­fi­ciar a su ne­go­cio de mu­chas ma­ne­ras. Una de es­tas es me­jo­rar las con­di­cio­nes de tra­ba­jo de los ope­ra­rios. Con ro­bots co­la­bo­ra­ti­vos en el equi­po, los hu­ma­nos ya no ne­ce­si­tan ha­cer ta­reas fí­si­ca­men­te exi­gen­tes y son li­bres pa­ra en­fo­car­se en un tra­ba­jo más gra­ti­fi­can­te. Co­mo re­sul­ta­do se eli­mi­nan pro­ble­mas

co­mo la ten­sión re­pe­ti­ti­va y otras le­sio­nes re­la­cio­na­das con el tra­ba­jo. La co­la­bo­ra­ción hu­mano-ro­bot tam­bién ayu­da a dis­mi­nuir los pro­ble­mas aso­cia­dos al en­ve­je­ci­mien­to de la po­bla­ción en las so­cie­da­des in­dus­tria­les.

Ade­más, la co­la­bo­ra­ción en­tre hu­ma­nos y ro­bots pro­por­cio­na a los fa­bri­can­tes un grado de fle­xi­bi­li­dad mu­cho ma­yor. Los ro­bots co­la­bo­ra­ti­vos no so­lo son fá­ci­les de in­te­grar en los en­tor­nos de pro­duc­ción, sino que tam­bién ocu­pan me­nos es­pa­cio que las cé­lu­las de ro­bots tra­di­cio­na­les.

Ade­más de es­to, per­mi­ten a las em­pre­sas apro­ve­char me­jor el po­ten­cial hu­mano y, gra cias a la fá­cil pro­gra­ma­ción y los tiempos de con­fi­gu­ra­ción rá­pi­dos, ofre­cen una op­ción via­ble en pe­que­ñas ti­ra­das de pro­duc­ción.

Es im­por­tan­te des­ta­car tam­bién, que es­tos ro­bots es­tán to­tal­men­te pre­pa­ra­dos pa­ra In­dus-

tria 4.0. / In­dus­trial In­ter­net of Things (IIOT).

¿Pa­ra qué apli­ca­cio­nes son más ade­cua­dos los ro­bots co­la­bo­ra­ti­vos?

Los ro­bots co­la­bo­ra­ti­vos son idea­les pa­ra una am­plia ga­ma de apli­ca­cio­nes in­dus­tria­les. Don­de sea que se uti­li­cen, su fuer­za, pre­ci­sión y re­pe­ti­bi­li­dad com­ple­men­tan per­fec­ta­men­te las ha­bi­li­da­des hu­ma­nas.

En las lí­neas de me­ca­ni­za­do y en­sam­bla­je, evi­tan que los hu­ma­nos ten­gan que mo­ver pie­zas pe­sa­das. Tam­bién son idea­les pa­ra apli­ca­cio­nes de ins­pec­ción que fre­cuen­te­men­te re­quie­ren la pre­sen­cia de un ope­ra­rio. Al eli­mi­nar la ne­ce­si­dad de una es­ta­ción de tra­ba­jo adi­cio­nal, los ro­bots co­la­bo­ra­ti­vos tam­bién pro­por­cio­nan una ma­ne­ra efi­cien­te de rea­li­zar con­tro­les de ca­li­dad co­mo par­te del pro­ce­so de ma­ni­pu­la­ción ge­ne­ral.

Tam­bién son ex­ce­len­tes pa­ra lle­var a ca­bo ta­reas de ma­ni­pu­la­ción abu­rri­das, re­pe­ti­ti­vas, su­cias y pe­li­gro­sas en lí­neas de em­ba­la­je y pa­le­ti­za­ción que re­sul­tan in­có­mo­das pa­ra los hu­ma­nos, pe­ro que no pue­den rea­li­zar­se en una cé­lu­la ro­bó­ti­ca con­ven­cio­nal.

Ya sea que se uti­li­cen pa­ra apli­car se­llan­tes, ad­he­si­vos, pin­tu­ras etc., los ro­bots co­la­bo­ra­ti­vos tam­bién pue­den fun­cio­nar de for­ma se­gu­ra jun­to a los hu­ma­nos en una am­plia ga­ma de pro­ce­sos de dis­pen­sa­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.