Sie­mens apues­ta por la fi­nan­cia­ción 4.0 pa­ra im­pul­sar la di­gi­ta­li­za­ción en la in­dus­tria de la ali­men­ta­ción y las be­bi­das

Automática e Instrumentación - - TIEMPOREAL -

La di­gi­ta­li­za­ción es­tá cam­bian­do rá­pi­da­men­te tan­to la for­ma en la que vi­vi­mos co­mo en la que ha­ce­mos ne­go­cios. Es­ta­mos in­mer­sos en un mo­men­to de cam­bio y las em­pre­sas de­ben ini­ciar un pro­ce­so de trans­for­ma­ción que re­quie­re un im­por­tan­te es­fuer­zo in­ver­sor en in­no­va­ción y tec­no­lo­gía, por­que las em­pre­sas que no lle­ven a ca­bo es­te pro­ce­so es­tán abo­ca­das a des­apa­re­cer en los pró­xi­mos años.

Pa­ra que es­to no su­ce­da, las em­pre­sas es­pa­ño­las, eu­ro­peas y de to­do el mun­do de­ben au­men­tar su ca­pa­ci­dad de in­no­va­ción pa­ra po­der com­pe­tir en es­te nue­vo mun­do hi­per­co­nec­ta­do en el que vi­vi­mos. Pe­ro en la ma­yo­ría de los ca­sos, los cos­tes son una de las prin­ci­pa­les ra­zo­nes pa­ra no in­ver­tir.

En el ca­so del sec­tor de la ali­men­ta­ción y be­bi­das, las pre­vi­sio­nes de cre­ci­mien­to son mu­chas. En 2020 se pre­vé que ha­ya tres mil mi­llo­nes de nue­vos con­su­mi­do­res que ge­ne­ra­rán 8 bi­llo­nes de dó­la­res más pa­ra la in­dus­tria de bie­nes de con­su­mo en­va­sa­dos. Unas ci­fras que obli­ga­rán a que las gran­des em­pre­sas de ali­men­ta­ción y be­bi­das ace­le­ren el pro­ce­so de tras­for­ma­ción di­gi­tal si quie­ren se­guir sien­do com­pe­ti­ti­vas, tal y co­mo afir­ma el es­tu­dio so­bre la Di­gi­ta­li­za­ción en el sec­tor de la Ali­men­ta­ción y las be­bi­das, rea­li­za­do con la co­la­bo­ra­ción de Sie­mens PLM Soft­wa­re. Cons­cien­tes de es­ta si­tua­ción y pa­ra ayu­dar a las em­pre­sas es­pa­ño­las a ga­ran­ti­zar su fu­tu­ro ga­nan­do com­pe­ti­ti­vi­dad, Sie­mens cuen­ta con su di­vi­sión Sie­mens Fi­nan­cial Ser­vi­ces (SFS) que apo­ya las in­ver­sio­nes re­la­cio­na­das con la tec­no­lo­gía ofre­cien­do fi­nan­cia­ción de pro­yec­tos, equi­pos y so­lu­cio­nes de arren­da­mien­to, fi­nan­cia­ción es­truc­tu­ra­da, prés­ta­mos de ca­pi­tal y servicios de ase­so­ra­mien­to personalizados.

La com­pa­ñía apli­ca lo que de­no­mi­na Fi­nan­cia­ción 4.0, un sis­te­ma de fi­nan­cia­ción fle­xi­ble que per­mi­te a las em­pre­sas in­ver­tir de for­ma sos-

te­ni­ble en la tec­no­lo­gía de la cuar­ta ge­ne­ra­ción y en equi­pos de au­to­ma­ti­za­ción pa­ra me­jo­rar su com­pe­ti­ti­vi­dad. Con­cre­ta­men­te, la com­pa­ñía ha de­tec­ta­do el gran po­ten­cial de la di­gi­ta­li­za­ción en la in­dus­tria de la ali­men­ta­ción y be­bi­das y apli­ca es­tos sis­te­mas de fi­nan­cia­ción ade­cuán­do­los pa­ra res­pon­der a sus ne­ce­si­da­des es­pe­cí­fi­cas, con el ob­je­ti­vo de fa­ci­li­tar la in­ver­sión en in­no­va­ción pa­ra que las em­pre­sas pue­dan beneficiarse de las ven­ta­jas de la di­gi­ta­li­za­ción.

Fi­nan­cian­do la ali­men­ta­ción 4.0

En el ca­so de la in­dus­tria de ali­men­ta­ción y be­bi­das, la apli­ca­ción de la tec­no­lo­gía di­gi­tal pue­de con­se­guir una ma­yor pro­duc­ti­vi­dad de fa­bri­ca­ción, una pla­ni­fi­ca­ción y pre­vi­sión más pre­ci­sas, ca­pa­ci­da­des com­pe­ti­ti­vas me­jo­ra­das y una ma­yor sos­te­ni­bi­li­dad fi­nan­cie­ra. De he­cho, en Reino Uni­do se es­ti­ma que la con­ver­sión a la tec­no­lo­gía di­gi­ta­li­za­da po­dría ge­ne­rar ga­nan­cias de pro­duc­ti­vi­dad de en­tre 7.4 y 11.5 mil mi­llo­nes pa­ra el sec­tor de ali­men­tos y be­bi­das.

Y es que la di­gi­ta­li­za­ción ayu­da a afron­tar mu­chos de los re­tos de es­ta in­dus­tria. Uno de ellos es la so­bre­pro­duc­ción, so­bre to­do en el ca­so de pro­duc­tos fres­cos con una vi­da útil li­mi­ta­da. En es­te ca­so, la in­dus­tria 4.0 per­mi­te ha­cer uso de la in­for­ma­ción di­gi­tal que flu­ye a lo lar­go de las ca­de­nas de dis­tri­bu­ción y su­mi­nis­tro pa­ra me­jo­rar la coor­di­na­ción en­tre la ofer­ta y la de­man­da y evi­tar así el ex­ce­so de pe­di­dos y la

so­bre­pro­duc­ción. La di­gi­ta­li­za­ción tam­bién per­mi­te la op­ti­mi­za­ción de los pro­gra­mas de man­te­ni­mien­to pre­ven­ti­vo y de los fa­llos de las má­qui­nas que pro­vo­can re­tra­sos. Un buen ejem­plo de ello son los hor­nos de pa­na­de­ría in­dus­trial, que ope­ran en ho­ra­rios de en­tre­ga muy ajus­ta­dos. El fa­llo del horno en mo­men­tos de má­xi­ma pro­duc­ción pue­de su­po­ner un gran pro­ble­ma, por lo que el man­te­ni­mien­to pre­ven­ti­vo pre­dic­ti­vo a través del aná­li­sis de da­tos que apor­tan los sen­so­res ins­ta­la­dos en la ma­qui­na­ria es un im­por­tan­te be­ne­fi­cio en la ges­tión de es­te ti­po de ries­gos.

Una de las gran­des ven­ta­jas de la di­gi­ta­li­za­ción en la ma­qui­na­ria de pro­duc­ción es que re­du­ce el des­per­di­cio. Es­to per­mi­te una pro­duc­ción más fle­xi­ble con tiempos de in­ter­cam­bio más cor­tos, pro­por­cio­na una ma­yor trans­pa­ren­cia de uti­li­za­ción de ener­gía y ma­qui­na­ria y me­jo­ra la efi­ca­cia ge­ne­ral del equi­po (OEE) y otros fac­to­res cla­ve de ren­di­mien­to. Al­gu­nos fa­bri­can­tes de pro­duc­tos de con­fi­te­ría apro­ve­chan los be­ne­fi­cios de la fa­bri­ca­ción adi­ti­va -la im­pre­sión 3D- pa­ra con­ver­tir sus ideas en mo­de­los 3D y, lue­go, en pro­to­ti­pos co­mes­ti­bles. La in­no­va­ción en el nue­vo pro­ce­so de desa­rro­llo de pro­duc­tos per­mi­te a es­tas com­pa­ñías crear y pro­bar pro­to­ti­pos de for­ma más rá­pi­da y eco­nó­mi­ca que cual­quie­ra de sus com­pe­ti­do­res, y po­si­cio­nar­se co­mo un lí­der en su sec­tor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.