La ro­bó­ti­ca co­la­bo­ra­ti­va

Apli­ca­cio­nes al sec­tor plás­ti­co

Automática e Instrumentación - - ROBÓTICA COLABORATIVA -

Los ro­bots co­la­bo­ra­ti­vos, tam­bién co­no­ci­dos co­mo co­bots, han exis­ti­do des­de la dé­ca­da de 1990, pe­ro en los úl­ti­mos años los avan­ces en los sen­so­res y la tec­no­lo­gía de au­to­ma­ti­za­ción e irrup­ción de la in­dus­tria 4.0 han ele­va­do su pre­sen­cia en la in­dus­tria sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te. Los co­bots son la pró­xi­ma evo­lu­ción na­tu­ral de la fuer­za de tra­ba­jo y mar­ca­rán un ni­vel sin pre­ce­den­tes de pro­duc­ti­vi­dad y la fuer­za de tra­ba­jo mun­dial al eli­mi­nar mu­chos em­pleos de mano de obra ca­li­fi­ca­da.

Ac­tual­men­te no se pue­de ne­gar que el es­pa­cio co­bot es­tá cre­cien­do. Un in­for­me de Mar­ket­sand­mar­kets de 2016 pre­di­ce que el mer­ca­do de ro­bots co­la­bo­ra­ti­vos se­rá de tra­ba­jo $ 4.28 mil mi­llo­nes en 2023, im­pul­sa­do prin­ci­pal­men­te por la adop­ción en los sec­to­res del au­to­mó­vil, me­tal y me­ca­ni­za­do, mue­bles, ali­men­tos y de plás­ti­cos y po­lí­me­ros. La in­ves­ti­ga­ción ci­tó la cre­cien­te se­gu­ri­dad de co­bots co­mo el prin­ci­pal im­pul­sor de su adop­ción.

Ven­ta­jas El as­cen­so en los mer­ca­dos vie­ne pro­pi­cia­do por sus 3 ven­ta­jas prin­ci­pa­les: son se­gu­ros, fá­ci­les de usar y eco­nó­mi­cos.

Se­gu­ros Gra­cias a la nue­va ge­ne­ra­ción de sen­so­res y li­mi­ta­do­res de fuer­za y par, sen­so­res de vi­sión, con­trol de pa­ra­da por voz, piel ar­ti­fi­cial, en­tre otros sis­te­mas de se­gu­ri­dad re­dun­dan­te, pa­ra la se­gu­ri­dad del per­so­nal en plan­ta. Los sis­te­mas in­te­gra­dos tie­nen bue­na si­ner­gia con las apli­ca­cio­nes de se­gu­ri­dad ya co­men­ta­das en el ar­tícu­lo de la se­ma­na pa­sa­da re­la­cio­na­do con la reali­dad vir­tual y aumentada, per­mi­tien­do por ejem­plo mos­trar de for­ma vi­sual al ope­ra­rio las tra­yec­to­rias del co­bot pa­ra ac­tuar pre­ven­ti­va­men­te y evi­tar pa­ra­das de se­gu­ri­dad en és­te.

Fá­ci­les de usar

Son fá­ci­les de usar e ins­ta­lar, gra­cias a que sus le­gua­jes de pro­gra­ma­ción

se han sim­pli­fi­ca­do e in­clu­so al­gu­nos fa­bri­can­tes ad­mi­ten pro­gra­ma­ción por de­mos­tra­ción, es­to con­sis­te en que el hu­mano rea­li­za la ac­ción con el ro­bot y es­te es ca­paz de re­pli­car­la. Evi­tan­do la ne­ce­si­dad de un pro­gra­ma­dor ex­per­to ca­da vez que sea ne­ce­sa­rio re­pro­gra­mar el mis­mo. Eco­nó­mi­cos El no re­que­rir zo­nas de se­gu­ri­dad ni la ne­ce­si­dad de pro­gra­ma­do­res ex­per­tos au­men­ta su fle­xi­bi­li­dad fun­cio­nal. Son fá­ci­les de asig­nar a múl­ti­ples apli­ca­cio­nes sin cam­biar su di­se­ño de pro­duc­ción. Per­mi­ten una ma­yor fle­xi­bi­li­dad pro­duc­ti­va al no ser ne­ce­sa­rio re­or­ga­ni­zar la pla­ti­lla an­te po­si­bles cam­bios en la pro­duc­ción desea­da ade­más de per­mi­tir el Ed­ge-com­pu­ting, ha­cen que su cos­te com­pa­ra­ti­vo

con los ro­bots tra­di­cio­na­les es muy in­fe­rior y el ROI, re­torno de in­ver­sión, pa­ra la ma­yo­ría de mo­de­los de co­bots sea in­fe­rior al año.

Apli­ca­cio­nes al sec­tor plás­ti­co

En­tién­da­se que las apli­ca­cio­nes in­dus­tria­les de los co­bots al sec­tor trans­for­ma­dor del plás­ti­co son muy am­plias y di­ver­sas en fun­ción del pro­ce­so trans­for­ma­dor. En el pre­sen­te do­cu­men­to nos li­mi­ta­re­mos a ilus­trar al­gu­na de las más re­pre­sen­ta­ti­vas.

Des­mol­dea­dor Tras la in­yec­ción es po­si­ble in­te­grar un ro­bot do­ta­do con ven­to­sas que re­co­ja las pie­zas del mol­de, he­rra­mien­tas de cor­te que re­ti­ren los ele­men­tos de plás­ti­co so­bran­tes co­mo los ca­na­les de ali­men­ta­ción y los dis­pon­ga pa­ra su pos­te­rior pro­ce­so.

Aca­ba­do su­per­fi­cial Ta­reas de aca­ba­do su­per­fi­cial co­mo cro­ma­dos, unio­nes pe­ga­das o in­clu­so li­ja­do, pre­ci­san una ha­bi­li­dad muy es­pe­cí­fi­ca y, a me­nu­do, una gran de­li­ca­de­za. Un ro­bot con con­trol de fuer­za co­mo par­te de su es­truc­tu­ra de pro­gra­ma­ción per­mi­te es­tas apli­ca­cio­nes y ofre­ce una so­lu­ción fle­xi­ble que ajus­ta­rá au­to­má­ti­ca­men­te su po­si­ción pa­ra con­se­guir la fuer­za ne­ce­sa­ria in­clu­so so­bre pie­zas con su­per­fi­cies cur­vas o irre­gu­la­res.

Pick and pla­ce

Au­to­ma­ti­zan­do las ta­reas re­pe­ti­ti­vas de co­ger y em­pla­zar las pie­zas, In­cre­men­ta la exac­ti­tud y re­du­ce las pér­di­das. Por ejem­plo, en la apli­ca­ción en el api­la­mien­to de en­va­ses ter­mo­con­for­ma­dos. Los ro­bots pue­den eje­cu­tar la ma­yo­ría de las apli­ca­cio­nes de pick & pla­ce de for­ma au­tó­no­ma, lo que per­mi­te que su em­pre­sa si­ga ges­tio­nan­do el in­ven­ta­rio in­clu­so cuan­do los em­plea­dos ya han ter­mi­na­do su jor­na­da.

Em­pa­que­ta­do y pa­le­ti­za­do

La au­to­ma­ti­za­ción de las ope­ra­cio­nes de em­pa­que­ta­do y pa­le­ti­za­do le per­mi­ti­rá ha­cer fren­te a los cos­tes del em­pa­que­ta­do de nue­vos pro­duc­tos y a los ci­clos de vi­da más cor­tos de los pro­duc­tos. Los bra­zos ro­bó­ti­cos co­la­bo­ra­ti­vos per­mi­ten re­pro­gra­mar y reasig­nar se­gún las ne­ce­si­da­des en to­das sus ope­ra­cio­nes, ma­xi­mi­zan­do la fle­xi­bi­li­dad, la efi­ca­cia y la pro­duc­ti­vi­dad.

Da­vid Fus­ter, de­par­ta­men­to de In­te­li­gen­cia Com­pe­ti­ti­va y Es­tra­té­gi­ca de AIMPLAS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.