Ba­te­rías pa­ra ro­bots au­tó­no­mos

Por qué los fa­bri­can­tes de equi­pos ori­gi­na­les (OEM) de­ben te­ner en cuen­ta las ne­ce­si­da­des de po­ten­cia de los ro­bots de ser­vi­cio mo­der­nos

Automática e Instrumentación - - ROBÓTICA COLABORATIVA -

La tec­no­lo­gía que di­se­ña ro­bots, así co­mo la for­ma en la que ac­tual­men­te los usa­mos, ha cam­bia­do con­si­de­ra­ble­men­te des­de que los ro­bots in­dus­tria­les de seis ejes co­bra­ran po­pu­la­ri­dad en la dé­ca­da de los se­sen­ta. En es­te nú­me­ro, Jo­nat­han Wil­kins, di­rec­tor de mar­ke­ting de EU Au­to­ma­tion, sos­tie­ne que de­be­mos re­plan­tear­nos la for­ma de ali­men­tar a es­tos nue­vos dis­po­si­ti­vos con el fin de sa­tis­fa­cer las ne­ce­si­da­des de las nue­vas apli­ca­cio­nes, co­mo pue­den ser los ro­bots mó­vi­les au­tó­no­mos (AMR).

Lo que una vez se con­si­de­ró co­mo un sec­tor de al­to ries­go, en el que los ro­bots eran re­le­ga­dos a tra­ba­jar en cel­das y jau­las más allá de las zo­nas de ex­clu­sión, se ha trans­for­ma­do en uno en el que los ro­bots pue­den aho­ra tra­ba­jar en co­la­bo­ra­ción con los ope­ra­rios hu­ma­nos.

Los avan­ces en la tec­no­lo­gía de mo­to­res, los ac­cio­na­mien­tos, los en­gra­na­jes, los sen­so­res de pro­xi­mi­dad y la in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial han da­do lu­gar al ad­ve­ni­mien­to de di­ver­sos ro­bots, co­mo los co­bots, que son lo su­fi­cien­te­men­te por­tá­ti­les co­mo pa­ra mon­tar­se en un es­cri­to­rio, o co­mo los ro­bots mó­vi­les au­tó­no­mos (AMR), que se pue­den des­pla­zar con li­ber­tad por las ins­ta­la­cio­nes. Es­tos sis­te­mas no so­lo son ca­pa­ces de trans­por­tar car­gas ele­va­das de has­ta cien­tos de ki­lo­gra­mos, sino que tam­bién son lo bas­tan­te sen­si­bles co­mo pa­ra de­tec­tar la pre­sen­cia de un ser hu­mano a dis­tan­cias que van de po­cos mi­lí­me­tros a me­tros. El ro­bot pue­de así res­pon­der en me­nos de un mi­li­se­gun­do a es­tí­mu­los, co­mo por ejem­plo, an­te una per­so­na que se acer­que pa­ra guiar la mano del ro­bot, y cam­biar au­to­má­ti­ca­men­te su sis­te­ma de po­ten­cia y de li­mi­ta­ción de fuer­za pa­ra res­pon­der en con­se­cuen­cia. Aun­que los ro­bots de seis ejes y los co­bots se ali­men­tan prin­ci­pal­men­te a través de la red eléc­tri­ca, los ro­bots de ser­vi­cio AMR por­tá­ti­les es­tán em­pe­zan­do a co­brar po­pu­la­ri­dad en sec­to­res tan di­ver­sos co­mo la fa­bri­ca­ción in­dus­trial, el al­ma­ce­na­mien­to, la asis­ten­cia sa­ni­ta­ria e in­clu­so los ho­te­les. En ta­les en­tor­nos, pue­den fun­cio­nar inin­te­rrum­pi­da­men­te y so­lo de­ja­rían de ope­rar por sí mis­mos pa­ra car­gar­se o ser des­co­nec­ta­dos por un in­ge­nie­ro pa­ra so­me­ter­los a re­pa­ra­cio­nes y la­bo­res de man­te­ni­mien­to bá­si­cas.

En el sec­tor del al­ma­ce­na­mien­to, por ejem­plo, el pro­ce­so de pre­pa­ra­ción de pe­di­dos y em­ba­la­je pue­de re­sul­tar muy in­ten­so si se rea­li­za ma­nual­men­te, con ope­ra­rios yen­do y vi­nien­do por lar­gos pa­si­llos pa­ra se­lec­cio­nar pro­duc­tos de las es­tan­te­rías a fin de sur­tir ca­da pe­di­do. Es­te pro­ce­so re­quie­re mu­cho tiem­po, es in­efi­cien­te y aña­de tiem­po al pe­di­do del clien­te. Uti­li­zar un ro­bot mó­vil au­tó­no­mo en es­te ca­so pue­de per­mi­tir que el ro­bot com­pac­to se­lec­cio­ne la es­tan­te­ría y la des­pla­ce has­ta don­de se en­cuen­tre el ope­ra­rio hu­mano, lo que da lu­gar a un es­ti­lo en el que las «mer­can­cías van al hom­bre».

No obs­tan­te, es­te exi­gen­te ci­clo de uso sus­ci­ta la pre­gun­ta de si las ba­te­rías que ali­men­tan es­tos ro­bots son lo su­fi­cien­te­men­te ade­cua­das pa­ra es­te nue­vo en­torno. Pa­ra res­pon­der­la de­be­mos co­no­cer los ti­pos de ba­te­rías que se usan.

Los dos ti­pos de ba­te­ría se­cun­da­ria y re­car­ga­ble más po­pu­la­res son las ba­te­rías de plo­mo áci­do se­lla­das (SLA) y las de ion-li­tio (liion). Tras lle­var ca­si 160 años en uso, la tec­no­lo­gía de plo­mo áci­do es ca­paz de ofre­cer so­bre­co­rrien­tes al­tas gra­cias a su ba­ja im­pe­dan­cia. Sin em­bar­go, es­te ti­po de ba­te­ría pue­de re­sul­tar vo­lu­mi­no­sa y pe­sa­da, lo que la ha­ce in­via­ble pa­ra má­qui­nas más pe­que­ñas. Co­mo al­ter­na­ti­va, el ion-li­tio tie­ne la den­si­dad más al­ta y ofre­ce la má­xi­ma re­la­ción ener­gía-pe­so de cual­quier quí­mi­ca de ba­te­ría, per­mi­tien­do a los in­ge­nie­ros de di­se­ño usar­la in­clu­so en los dis­po­si­ti­vos más com­pac­tos. Tam­bién man­tie­ne un vol­ta­je es­ta­ble du­ran­te to­do su ci­clo de des­car­ga, gra­cias a lo cual se con­si­guen tiempos de eje­cu­ción pro­lon­ga­dos y su­ma­men­te efi­cien­tes.

A la ho­ra de ele­gir sis­te­mas ro­bó­ti­cos pa­ra su apli­ca­ción, es im­por­tan­te que los in­ge­nie­ros com­bi­nen la car­ga con el ti­po de ba­te­ría co­rrec­to. De­bi­do a que em­pe­za­mos a de­pen­der ca­da vez más de las fábricas in­te­li­gen­tes con al­tos ni­ve­les de au­to­ma­ti­za­ción por­tá­til y mó­vil, te­ner en cuen­ta las ne­ce­si­da­des de po­ten­cia de ca­da dis­po­si­ti­vo re­sul­ta­rá vi­tal pa­ra lo­grar tiempos de eje­cu­ción pro­lon­ga­dos que ten­gan una al­ta efi­cien­cia.

Jo­nat­han Wil­kins, di­rec­tor de mar­ke­ting de EU Au­to­ma­tion

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.