LAN­CIA DEL­TA HF 4WD (GRU­PO A)

Automovil - - LANCIA DELTA HF 4WD -

Lan­cia, jun­to con las otras mar­cas del gru­po (Fiat y Fe­rra­ri) y Ford fue quien más de­ci­di­da­men­te apo­yó la pre­ci­pi­ta­da me­di­da de can­ce­lar el Gru­po B y el fu­tu­ro Gru­po S, en ma­yo de 1986. Fue al­go sor­pren­den­te ya que, cuan­do lan­zó el S4, es­pe­ra­ba te­ner un mo­de­lo com­pe­ti­ti­vo al me­nos du­ran­te tres años y ya ha­bía co­men­za­do el desa­rro­llo de un Gru­po S. Apar­te de lo que pe­sa­ra en la con­cien­cia del equi­po la muer­te de Hen­ri Toi­vo­nen y Ser­gio Cres­to en un S4, uno de los mo­ti­vos prin­ci­pa­les pa­ra to­mar es­ta de­ci­sión fue que, a di­fe­ren­cia de sus com­pe­ti­do­res, Lan­cia ya te­nía un co­che ade­cua­do al nue­vo cam­peo­na­to con Gru­po A, el Del­ta HF 4WD.

Lan­cia era en­ton­ces una mar­ca muy in­no­va­do­ra téc­ni­ca­men­te y, ca­si al mis­mo tiem­po que Au­di, vio po­si­bi­li­da­des co­mer­cia­les en la trac­ción to­tal. En 1981 ha­bía pre­sen­ta­do co­mo pro­to­ti­po un Del­ta Tur­bo 4x4 y, ape­nas una se­ma­na an­tes de que Ba­les­tre anun­cia­ra el fin del Gru­po B, el Prisma 4WD (mo­tor at­mos­fé­ri­co) y el Del­ta HF 4WD, del que Lan­cia siem­pre di­jo que no es­ta­ba pre­vis­to que fue­ra un co­che de rallys.

El HF 4WD te­nía dos ele­men­tos ne­ce­sa­rios pa­ra ga­nar rallys: tur­bo y trac­ción to­tal. Am­bas co­sas le fal­ta­ban al BMW M3. Ford con­ta­ba con el Sie­rra Cos­worth so­lo con trac­ción tra­se­ra y, con trac­ción to­tal, el po­co po­ten­te XR 4x4 at­mos­fé­ri­co. To­yo­ta no ha­bía em­pe­za­do el desa­rro­llo del Ce­li­ca GT Four. Maz­da dis­po­nía de un buen co­che con el 323 pe­ro no del pre­su­pues­to de Lan­cia. El quattro se­guía vi­gen­te pe­ro Au­di per­dió el in­te­rés en el mun­dial por el pro­ce­der de Ba­les­tre.

Pa­ra apro­ve­char esa ven­ta­ja, Abarth te­nía que crear el co­che y Lan­cia que fa­bri­car­lo. Des­de el Stra­tos, Lan­cia ha­bía co­rri­do con co­ches di­se­ña­dos pa­ra rallys. Con el Del­ta, Abarth tu­vo que adap­tar un co­che de se­rie y re­sol­ver pro­ble­mas co­mo la fia­bi­li­dad del mo­tor o los re­du­ci­dos re­co­rri­dos de sus­pen­sión. La ho­mo­lo­ga­ción se re­tra­só, en par­te, por­que Ford aca­pa­ra­ba el su­mi­nis­tro de los tur­bo­com­pre­so­res Ga­rret y Lan­cia tu­vo que mos­trar los co­ches que te­nía fa­bri­ca­dos y las pie­zas pa­ra los que les fal­ta­ban.

Es­tas dos di­fi­cul­ta­des se ven­cie­ron. En la tem­po­ra­da 1987, pri­me­ra de la era Gru­po A, Lan­cia ga­nó to­dos los rallys que co­rrió sal­vo dos, el cam­peo­na­to de mar­cas y sus pi­lo­tos hi­cie­ron tri­ple­te (Kank­ku­nen, Bia­sion, Alén). Fue el prin­ci­pio de la he­ge­mo­nía Del­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.