ECOS DEL VE­RANO

Automovil - - GOOD NEWS -

Co­mo ca­da ve­rano me he re­en­con­tra­do con ami­gos y co­no­ci­dos con los que coin­ci­do ha­bi­tual­men­te en el pe­rio­do de va­ca­cio­nes. La ma­yo­ría sa­ben a lo que me de­di­co y no es ra­ro me pre­gun­ten por al­gún co­che o sur­jan con­ver­sa­cio­nes de as­pec­tos re­la­cio­na­dos con el au­to­mó­vil. Es­te año, el te­ma de con­ver­sa­ción ha si­do bas­tan­te mo­nó­tono; la ma­yo­ría me han pre­gun­ta­do si ha­cían bien com­prán­do­se un co­che con mo­tor dié­sel o si ha­bía lle­ga­do el mo­men­to de pa­sar­se a la ga­so­li­na, el gas, o in­clu­so de­can­tar­se por un hí­bri­do. Pue­do ase­gu­rar que las de­cla­ra­cio­nes de la mi­nis­tra de tran­si­ción eco­ló­gi­ca, Te­re­sa Ri­ve­ra, afir­man­do que los dié­sel tie­nen los días con­ta­dos, han si­do un au­tén­ti­co bom­bar­deo en la lí­nea de flo­ta­ción a la in­dus­tria del au­to­mó­vil. Si a las de­cla­ra­cio­nes de la mi­nis­tra se su­man las res­tric­cio­nes a la cir­cu­la­ción en las gran­des ciu­da­des a los vehícu­los dié­sel an­te­rio­res a 2006, es ló­gi­co que al clien­te le ha­yan en­tra­do mu­chas du­das a la ho­ra de com­prar co­che. En mi opi­nión, las pa­la­bras de la mi­nis­tra son de una irres­pon­sa­bi­li­dad to­tal e im­pro­pia de un car­go pú­bli­co de es­te ni­vel y de­mues­tran ade­más una ig­no­ran­cia to­tal del sec­tor del au­to­mó­vil. La se­ño­ra mi­nis­tra no ha va­lo­ra­do el im­pac­to que es­to ha te­ni­do en los fa­bri­can­tes y los con­ce­sio­na­rios, cu­yos pla­nes de pro­duc­ción y stocks se ha­cen con mu­chos me­ses de an­te­la­ción. Es de una tor­pe­za ab­so­lu­ta po­ner en ries­go una in­dus­tria en nues­tro país que pro­du­ce 1,2 mi­llo­nes de co­ches con mo­tor dié­sel año, que da em­pleo di­rec­to a más de 40.000 per­so­nas que tra­ba­jan en 17 fá­bri­cas en to­do el te­rri­to­rio na­cio­nal. Si a es­to le su­ma­mos que el go­bierno tie­ne pre­vis­ta un fuer­te subida al pre­cio del dié­sel, no es de ex­tra­ñar que sean mu­chos los que se plan­teen bus­car otras al­ter­na­ti­vas cuan­do les lle­gue la ho­ra de cam­biar de co­che.

Mi res­pues­ta a to­dos los que me han pre­gun­ta­do por es­te asun­to ha si­do siem­pre la mis­ma. Los co­ches dié­sel mo­der­nos no con­ta­mi­nan ni más ni me­nos que los de ga­so­li­na, lo ha­cen de otra ma­ne­ra, y las li­mi­ta­cio­nes a la cir­cu­la­ción que pue­dan ve­nir de­pen­de­rán la eti­que­ta de ho­mo­lo­ga­ción que con­si­gan. En la ac­tua­li­dad ya exis­ten vehícu­los dié­sel con dis­tin­ti­vo de ho­mo­lo­ga­ción ECO, el mis­mo que los hí­bri­dos de ga­so­li­na, ex­clu­yen­do los de au­to­no­mía ex­ten­di­da que tie­nen la eti­que­ta de ho­mo­lo­ga­ción Ce­ro emi­sio­nes, la mis­ma que los vehícu­los eléc­tri­cos. En mi opi­nión no hay na­da que te­mer si pre­ten­de­mos com­prar un dié­sel mo­derno, al me­nos de mo­men­to y a me­dio pla­zo; en el fu­tu­ro, cual­quie­ra sa­be si nos de­ja­ran cir­cu­lar o si ten­dre­mos que ir to­dos en bi­ci­cle­ta o a ca­ba­llo. Pien­so que aun­que nos suban el pre­cio del ga­só­leo y lo equi­pa­ren a la ga­so­li­na, los co­ches dié­sel con­ti­núan sien­do re­co­men­da­bles, so­bre to­do pa­ra los que ha­gan mu­chos ki­ló­me­tros, da­do que el con­su­mo con­ti­núa sien­do sen­si­ble­men­te in­fe­rior al de los ga­so­li­na a igual­dad de po­ten­cia.

Creo sin­ce­ra­men­te, que si bien es ver­dad en los úl­ti­mos tiem­pos han apa­re­ci­do otras al­ter­na­ti­vas in­tere­san­tes co­mo pue­den ser los mo­to­res que em­plean gas y ga­so­li­na in­dis­tin­ta­men­te, tam­bién ten­go cla­ro que los hí­bri­dos son ca­da vez más in­tere­san­tes y que los eléc­tri­cos pu­ros irán po­co a po­co ga­nan­do te­rreno. De mo­men­to, no obs­tan­te, la op­ción dié­sel con­ti­núa sien­do ple­na­men­te vá­li­da y se­gún las pre­vi­sio­nes lo se­rá to­da­vía du­ran­te mu­chos años. En mi ca­so si me tu­vie­ra que com­prar un co­che nue­vo, te­nien­do en cuen­ta que reali­zo en­tre 30 y 40.000 km al año en mis des­pla­za­mien­tos per­so­na­les y mu­chos via­jes por ca­rre­te­ra, la op­ción dié­sel se­gui­ría sien­do mi pre­fe­ri­da, no ten­go nin­gu­na du­da al res­pec­to.

De to­das for­mas, es ya una reali­dad que los sis­te­mas de mi­cro­hi­bri­da­ción van a te­ner un gran pro­ta­go­nis­mo tan­to en los mo­to­res de ga­so­li­na co­mo en los dié­sel pa­ra re­du­cir con­su­mo y emi­sio­nes, tam­bién es evi­den­te que los co­ches eléc­tri­cos ca­da vez se­rán más po­pu­la­res e in­tere­san­tes, pe­ro al me­nos en la pró­xi­ma dé­ca­da los com­bus­ti­bles fó­si­les se­gui­rán sien­do la op­ción pre­fe­ri­da por la ma­yo­ría y que el adiós al dié­sel no es­tá tan cer­ca.

ªLas de­cla­ra­cio­nes de la mi­nis­tra de tran­si­ción eco­ló­gi­ca, Te­re­sa Ri­ve­ra, afir­man­do que los dié­sel tie­nen los días con­ta­dos, han si­do un au­tén­ti­co bom­bar­deo en la lí­nea de flo­ta­ción a la in­dus­tria del au­to­mó­vi­lº.

JUAN COLLÍN Test y téc­ni­ca jco­[email protected]

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.